Nobel estadounidense ingresa a la Academia de Ciencias de Cuba

Los vínculos científicos entre Cuba y los Estados Unidos tienen un nuevo embajador. El profesor universitario e investigador Peter Courtland Agre, Premio Nobel de Química en 2003, ha ingresado a la Academia de Ciencias de la Isla en calidad de miembro correspondiente.

Biólogo de formación, Agre cuenta con una reconocida carrera dentro y fuera de su país que avaló su aprobación por los académicos cubanos. A ello contribuyó también su relación con la Isla, donde ha estado en varias ocasiones y recibió en 2015 una placa honorífica por el 280 aniversario de la fundación de la Universidad de La Habana.

El investigador norteamericano es miembro de la Academia Nacional de Ciencias y de la Americana de Artes y Ciencias de los Estados Unidos. También de instituciones similares de Rusia, Irlanda y Dinamarca.

Actualmente, Agre se desempeña como director del Instituto de Investigaciones sobre la Malaria de la Escuela Bloomberg de Salud Pública, de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland.

El Premio Nobel le fue otorgado junto a su coterráneo Roderick MacKinnon por sus descubrimientos referentes a los canales en membranas celulares. En su caso, resultó fundamental su contribución en el descubrimiento de la acuaporina, una proteína integral que forma parte de los poros de la membrana y que es permeable al agua.

La incorporación de Peter Courtland Agre fue aprobada en el más reciente pleno de la Academia de Ciencias de Cuba. La categoría en la que fue incluido se destina a personas no residentes en la Isla con una contribución notable al desarrollo científico.

Con Agre, quien es natural de Northfield (Minnesota), suman 29 los miembros correspondientes de la Academia cubana. Estos provienen de 19 países, entre ellos Alemania, España, Colombia, Rusia y el Reino Unido.

De los Estados Unidos habían ingresado con anterioridad otros cuatro científicos, lo que convierte a la nación norteamericana en una de las más representadas en la institución de la Isla.

Uno de los más ilustres académicos provenientes de este país lo fue el Dr. Richard Levins. Profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de La Habana y la Categoría Honorífica de Colaborador Investigador del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA). Perteneció a la Academia cubana desde 2004 hasta su fallecimiento el pasado año.

En 2015 fue aprobada la incorporación de Mark Rasenick, profesor de Fisiología, Biofísica y Psiquiatría de la Universidad de Illinois (Chicago). Entre sus estudios más importantes se cuentan los dedicados a la señalización de la proteína G y su influencia en fenómenos como la depresión.

Un miembro estadounidense en la Academia de Ciencias de Cuba

También son miembros correspondientes el historiador Stanley N. Katz, profesor de mérito de la Universidad de Princenton, presidente del Consejo Americano de Sociedades Ilustradas y del Grupo de trabajo del Consejo de Investigaciones Sociales sobre Cuba; así como el prestigioso genetista Michael Clegg, Decano del Colegio de Ciencias Agrícolas y Naturales de la Universidad de California y co-presidente de la Red Interamericana de Academias de Ciencias.

La presencia de científicos estadounidenses en la Academia de Ciencias de Cuba tiene como contraparte el reconocimiento de figuras y centros de investigación de la Isla por instituciones de aquel país.

Entre los logros más significativos de la colaboración científica entre ambas naciones se cuenta el comienzo de un ensayo clínico en los Estados Unidos de la vacuna cubana CIMAvax-EGF contra el cáncer de pulmón. También los acuerdos alcanzados para el enfrentamiento de enfermedades como el Zika, un programa conjunto para la restauración de arrecifes coralinos y los acuerdos firmados durante la administración Obama sobre temas como la conservación de la fauna silvestre y la cooperación en materia de sismología y meteorología.

Cuba y Estados Unidos por la protección de la naturaleza

Recientemente la Academia de Ciencias de Nueva York nombró al cubano Leslie Fermín Molerio León como Embajador en el Bicentenario de la institución, la tercera sociedad científica más antigua de los Estados Unidos. Especialista en Hidrología Isotópica, Molerio León integrará un grupo de 200 científicos reconocidos por su trayectoria.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura