Nuevas leyes pro maternidad en Cuba

Nuevas disposiciones legales para proteger a las madres que trabajan y estimular la natalidad entraron en vigor desde este viernes en Cuba.

Las medidas, publicadas en la Gaceta Oficial, incrementan los beneficios del período de maternidad, amplían la participación remunerada de otros familiares en el cuidado de los hijos (hasta ahora solo limitada a la madre o el padre) y favorecen a las trabajadoras del sector privado con dos o más hijos menores.

Uno de los decretos publicados establece que si la mujer se reincorpora al trabajo una vez concluida su licencia de maternidad y antes de que su hijo cumpla el año de vida, recibirá junto a su salario la prestación social a que tendría derecho si no se reincorporara, la cual representa el 60 por ciento de dicho salario.

La ley precisa que las cuantías de las prestaciones mensuales no pueden ser inferiores al salario mínimo vigente en Cuba –225 pesos cubanos (CUP)– y en caso de que suceda así, serán elevadas a dicha cifra.

Además, si la madre trabajadora posee más de un empleo tiene el derecho de percibir la prestación económica y social por cada uno de sus contratos, en proporción al tiempo real trabajado.

Otra de las disposiciones permite que los abuelos maternos o paternos que sean trabajadores, puedan recibir la prestación social ascendente al 60 por ciento de su salario promedio mensual por el cuidado de su nieto hasta su primer año de vida. Hasta el momento este era un derecho del que solo podían gozar la madre o el padre del niño.

También fue dispuesto un nuevo tratamiento para el pago de los círculos infantiles (guarderías) y escuelas de régimen seminterno por parte de las madres con dos o más hijos. Aquellas madres de dos niños pagarán solo un 50 por ciento de la tarifa vigente para ambos centros, al tiempo de que si tienen más de dos hijos, se eliminará el pago por estos servicios a partir del tercero.

Por su parte, a las madres trabajadoras del sector no estatal (cuentapropistas) que tengan dos o más hijos menores de 17 años, se les reducirá un 50 por ciento de las cuotas mensuales del Impuesto sobre Ingresos Personales.

También se beneficiarán con una reducción del 50 por ciento de sus cuotas mínimas mensuales los trabajadores por cuenta propia que ejercen las actividades de “Asistente para el cuidado de niños” y “Cuidador de enfermos, personas con discapacidad y ancianos”.

Esta última medida se dirige directamente al progresivo envejecimiento poblacional a que asiste Cuba desde hace varios años, fenómeno acentuado por la baja natalidad y los índices de emigración entre jóvenes.

Desafíos económicos de una Cuba que envejece

En Cuba, el 19,3 por ciento de la población tiene más de 60 años, mientras la esperanza de vida al nacer alcanza ya los 78,45. La tasa global de fecundidad desde hace más de tres décadas no supera los 2,1 hijos por mujer, necesarios para un adecuado reemplazo poblacional. En 2015 apenas llegó a 1,72.

Disposiciones anteriores del gobierno cubano han sido la construcción y reparación de los asilos de ancianos, determinados beneficios materiales a mujeres de partos múltiples, y el otorgamiento priorizado de subsidios para reparación de viviendas a madres de tres o más hijos menores de 12 años en varios municipios orientales de Cuba.

Artículos Relacionados

Comentarios

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Average

La caricatura