Patricia: un dolor ante el espejo

Se amarraba su cola de caballo con la primera cinta a mano y, como una exhalación, desandaba las calles de Santiago de Cuba.

Se detenía para entrar a Enramadas, erizada de vidrieras. Mientras sus ojos se posaban en el brillo de los maniquíes, otros se posaban en sus sandalias, en su bolso apretado. Saludaba a las dependientas como a viejas amigas, y sacudía el pelo, como si sacudiese también las maldiciones que le salían al camino.

Dicen que quería parecerse a La Doña ―a María Félix, por supuesto— y que se maquillaba para buscar semejanza con aquellos ojazos que devoraban la pantalla. Coleccionaba sus fotos de las revistas en colores y las pegaba en un álbum del que nunca se separaba.

Ya era viejo cuando cobré conciencia de su existencia. Ya nadie le corría detrás. Ya nadie le gritaba pájaro o maricón. Le decían Patricia… que había alcanzado la categoría de sinónimo.

Había cansado a los homofóbicos cuando esa palabra no aparecía en los diccionarios, cuando la mofa hacia los homosexuales formaba parte del folclor nacional. Jamás se inmutó: se había fabricado su propio planeta y vivía con naturalidad en él.

Que algunos tocaran después a su puerta, era harina de otro costal. En las altas horas se acordaba un pacto de silencio. “Ostentar públicamente semejante condición” era una afrenta social. La hipocresía era premiada, y además, pocos tenían el coraje de Patricia.

Una tarde me le acerqué. Me enseñó su carné de identidad en el Parque Céspedes, en el corazón de la ciudad. Oficialmente se llamaba José Daniel Roibal Granados, pero hasta él mismo parecía haberlo olvidado. Tenía ochenta años, un poco más.

Apreté el obturador de la cámara. Una blusa de tirantes, las hebras de mil años, la sonrisa congelada de artista. Cuando la he mostrado, me preguntan si es mi abuela. A Patricia le hubiese gustado: ¡Al fin!, los años le habían puesto más que arrugas, habían revelado a la mujer.

“Nunca he ido a La Habana”, me repitió como un sonsonete, nunca. Luego me habló de una granja, del trabajo, de las UMAP. Le descreí: “Yo no miento, yo respeto”, subió ligeramente el tono. De su bolso de Penélope, sacó un mugroso boletín lleno de arengas, y una fotografía. Parecía una bailarina embutida en un uniforme militar.

Patricia lavó para la calle, trabajó en una granja agropecuaria, limpió cuanta mierda apareció —sabe Dios que más―; muchas veces por lo que quisieran darle. Vivía en un tugurio, la bebida iba imponiéndose a su espíritu… aunque de eso no me habló jamás.

Tiempo después de aquel encuentro, casi por casualidad, me enteré que Patricia había muerto. Recuerdo una fotografía suya con un elegante vestido: la espalda enjuta, una chispa de interrogación y otra de asombro; un jarrón de flores, duplicado ante el bisel.

Ojalá cuando otras Patricias se interroguen ante el espejo, tengamos una respuesta justa para darle.

Artículos Relacionados

Comentarios

Conmovedor. Gracias.

yoansy alvarez

1 octubre, 2014

Felicitaciones al equipo de oncuba hacen un trabajo formidable sus publicaciones cada vez estan mejores llenas de profecionalismo y buen hacer peridistico rey esto esta bueno mi hermano !!!patriciaa……

Negracubana

1 octubre, 2014

Reinaldo, tenias que ser… Abrazos hermano!

Anayanys

1 octubre, 2014

Lo mejor que puedo leer de Cuba son ustedes,gracias por todo lo que comparten.Por favor no dejen de escribir.Saludos.

Considero muy buen artículo, FELICITACIONES. La homofobia es uno de los grandes males de las sociedades latinas… y nosotros no estamos ajeno a ello… Es por ello que se debe respetar la identidad de género que quieran adoptar las personas y además, luchar, sin hipocresía, por eliminar esas conductas en nuestra sociedad y en aquellos países donde es penada la homosexualidad.

Castellanos

1 octubre, 2014

La travestí mas famosa de los años 50 en Santiago de Cuba, toda una leyenda urbana, yo diría que mas que una leyenda, fue, es y será, todo un icono de rebeldía, aun después de su muerte.

Jose angel

1 octubre, 2014

Que Pena que Murio Patricia yo lo conoci Dresden niño Ella Vivian por mi casa bueno les dire que Ella era Bella yo is vi fotos de Ella cuando mas joven y la verda se parecia a la doña preciosa una cara y un maquillaje bello que Pena que Murio en Paz descanse Patricia

Kati Ocejo

1 octubre, 2014

Precioso artículo , gran sensibilidad, hay que acabar con la homofobia, y lograr que todos vivamos en sociedades más libres, más igualitarias, y más justas.

Dicen que la primera oracion es la mas dificil, la que “engancha”, y este “amarra” y empata con lo de despues del nudo, parece que cierra, pero deja soga por donde cortar…contradictorio, no?

Yo la recuerdo ella vivió en mi reparto realmente fascinante leer esto, que uno que vivió cerca no conocía y no sabia de su muerte de verdad era todo una artista. Felicitaciones por está crónicas

Pienso q tuvo coraje y vivio como quizo al fin q cada uno es dueño de sus actos y libres de hacer y escojer lo q quiere en la vida , DEP Patricia

diogenes

1 octubre, 2014

rey muchas felicidaedes por el articulo , es exelente como todos los que haces , una vez mas felicidades y no dejes por ningun motivo de escribir sobre las personas que fueron marginadas por la sociedad , por el sistema

aunque no lo conosco gracias por sacae a la luz un rostro de la ciudad de santiago de cuba ,en un viaje que hice el se sentaba en la isabelica a ver quien le pagaba el mismo yo lo hacia con honor a todos aquellos que como patricia sufrimos el horror de los homofobicos y si alguien es para ser reconocida es el o ella

Isabella

1 octubre, 2014

Soy de Santiago de Cuba . Me recuerdo de ella en el Parque Cespedes , siempre sonriendo ,era parte de todas las tardes del ir y venir , de la Casa de la Trova y la Casa del Te , ya debe estar en paz . …con ella misma y la epoca que con mucha miseria e hipocresia le toco vivir .Ya no hay Patricias en Santiago , pero sigue el dolor de quienes temen las injustas reglas morales creadas por la sociedad

Daima Cardoso Valdés

1 octubre, 2014

Cuántas como Patricia no languidecen en las calles, víctimas muchas veces de la homofobia, pero que felizmente no pierden la sonrisa. Estoy convencida que ha de vivirse en tiempos no lejanos un futuro mejor para ellas y ellos. Felicidades por esta crónica hermosa, cargada de sentimiento, humanista por excelencia.

Arturo Frometa Matos.

1 octubre, 2014

Daniel fue mi vecino. Vivía en una cuarteria en la calle Hermanos Marin entre Calle 3 y Argilagos,en el reparto Veguita de Galo y se le respetaba pues él participaba de las actividades de la cuadra y era muy sociable y ayudaba como podía a los vecinos,a pesar de ser,por su condición de trasvestis, una persona dada a la jocosidad y el humor popular. Te felicito por el artículo. Saludos desde el Brasil.

Lilia Bárbara García

1 octubre, 2014

Muy bueno este relato!

Jose Collantes

1 octubre, 2014

Reynaldo Cedeño, lo conocí personalmente, mi madre lo ayudaba y si es cierto que se llamaba José Daniel Roibal Granado y es cierto que estuvo en el primer llamado de los Campos de Concentraciones de las UMAP en el 1965, en el fondo no era una mala persona y para el 1966 cuando sonó el escándalo mundial acerca de las UMAP les dieron amnistía a todos los que sobrepasaran los 27 años y él fue indultado. Rompió los prejuicios en medio de una sociedad que a pesar de sus burlas de pato, maricón, cherna y cuanto epítetos lo llamaran él siempre fue él. María Félix , por su gran imitación de esta diva en la década de los 50s y ya entrada la fama del Mambo de Pérez Prado se hizo llamar también Patricia. Descanse en Paz, amigo seguro que mi madre, Blanquita como tú le llamaba también te estará colando tu café.

Gracias Reinaldo por tan buen comentario.

Clauklu

2 octubre, 2014

humana esta historia, y cotidiana en las sombras.. un historia de esas que siempre vale la pena contar, desempolvar, revivir… seguro a por todas las Patricias que andan x ahi.. y preciosa esa descripción: “los años le habian puesto mas que arrugas, habian revelado a la mujer”…. en paz descanse…

Hariclia Flamos

2 octubre, 2014

Que historia más triste!!!!!! Triste de verdad!!!!!

Hariclia Flamos

2 octubre, 2014

Reinaldo C. Algún día contarás la historia de Hariclia y Melicet? Ojalá que si.

Oscar Montoto Mayor

2 octubre, 2014

Excelente, hermano. Patricia lo merece.
La entreviste en los 90 para una revista italiana, le hicimos fotos y luego escribi un viñeta q publiqué en fb. Me obsequio un pasaporte con el q iba a seguir a su “amor de la vida, de siempre”, un ex barbudo de los rebeldes q vino para los E.U. Pero supe de él y lo vi en los 70, durante una golpiza q le estaban dando unos policias en Enramadas.
Mi articulo aparece en un libro mio inédito, Los nuevos jinefes del Apocalipsis. Testimonios de la prostitucion en Cuba.
Abrazos, Cedeño.

Execelente crónica, humana, desgarradora… gracias Cedeño, por regalar historias como estas, que van mucho más allá de lo cotidiano!!!

Desgarradora sí, pero igual muy humana y fabulosa…Cedeño como siempre, gracias .

Maira Villegas.

2 octubre, 2014

Una historia muy linda y .muy triste. No porque la persona sea homosexual hay que discriminarla. Hay muchos que lo son y no tienen el coraje de afrontarlo. Los homosexuales poseen un gran corazón con una generosidad increíble. Son amigos de verdad hasta la muerte. No hay por qué sensurarlos. Cada cual es libre de escoger su preferencia sexual aunque algunos sean un poco mas abiertos o extravagantes que otros. La libertad consiste hasta en la elección del sexo que cada cual deseé.

Precioso..humano la recuerdo desde mi juventud por las calle de mi santiago..

Maravillosa,divina,y un ser tan grande,recuerdos de mi infancia bienen al leer estas palabras,precioso,dios lo tenga en la gloria,descance en Paz ❤️

ME PARECE ESTARLE VIENDO,COMO GACELA EN SU HABITAD,COMO GOLONDRINA TRAVIESA POR LAS CALLEJUELAS DE MI CIUDAD,MAS ERA ESTUDIADA Y RESPETUOSA.CRECI VIENDOLE DEAMBULAR Y PARARSE DE REPENTE ANTE UN HOMBRE BIEN PARECIDO Y ARQUEAR LA CEJA DERECHA Y SUS OJOS ENTORNADOS,SI ALGO HABIA COPIADO DE SU DIVA DE PREFERENCIA……….UNA HISTORIA PINTORESCA ,GENUINA Y POR QUE NO PARTE DE NUESTRO FLOKLOR CONTEMPORANEO,TAMBIEN UNA ENSENANZA DE HIDALGIA Y RESISTENCIA ANTE UNA SOCIEDAD INTRASIJENTE Y HOMOFOBICA………..POR LO MENOS YO TE RECORDARE SIEMPRE Y ELEVARE UNA ORACION PARA QUE TU ALME DESCANSE EN PAZ A LOS PIES DE NUESTRO SENOR QUE TE ACOJE COMO UN HIJO Y NO VE FALTA ALGUNA A TU PREFERENCIA…….EPD,PATRICIA

Augusto Lemus Martínez

23 octubre, 2014

Una magistral lección de cómo abordar temas candentes, y vigentes, sin estridencias ni melodramatismo. Un testimonio desgarrador de injusticia social visto desde una perspectiva humana, casi lírica. Felicidades Reynaldo por el ojo avizor, la mano de poeta y el corazón al centro.

Siempre admiré la palabra y la pluma elegantes de Cedeño. Preciosa crónica.

Bellamente conmovedor,soy habanero asi que no la conoci.Felicito al cronista.Excelente trabajo

Muy desgarradora esta pequeña crónica Reynaldo, pero no deja de haber sido una persona auténtica este “hombre ” anónimo y ultrajado. Cuánto dolor, tragedia e impiedad de la propia vida y de la socieda, ojalá Patricia haya encontrado en el cielo lo que no tuvo aquí…

Rucen Darío salazar

22 abril, 2015

Rei, no había leído esta crónica sobre Patricia. Me retrotrajo a mi infancia y el escándalo que provocaba entre los transeúntes la presencia de aquel hombre bonito como una mujer sin serlo. Así lo recuerdo y era para mi cabeza de niño sensible una pregunta damocliana, un susto y una lección personal de represión interna. Gracias por recordarlo, creo que fue un adelantado, alguien que fue tan infeliz como feliz a su manera, habrá tenido creo yo sus días de gloria, aunque esta fuera breve en su corazón oriental.
Un abrazo,
Rubén Darío Salazar

Diego Antonio

24 septiembre, 2015

Lo peor del caso es que casi no varía la historia si la llevamos a estos tiempos, a nuestras Patricias…. Se sigue discriminando, seguimos viviendo de la hipocresía y en la práctica no existe legislación alguna que proteja de atropellos similares. Sí hemos avanzado al menos en lo de los trabajos, aunque es dificl para muchos homosexuales ser enteramente ellos en sus trabajos, existe mucha incomprensión en lugares que supuestamente laboran personas cultas, revolucionarias, con un grado de escolaridad alto. Por eso siempre digo que podremos tener miles de graduados universitarios, pero cultura lo que se dice cultura, falta mucho camino por recorrer, y mucha ,maleza que podar….. A ver si asi podemos ver el cielo y no seguir mirando para el suelo.

Maria Victoria Valdes Rodda

24 septiembre, 2015

Muy conmovedor

no era agraciada, pero si carismatica, otro simbolo de nuestro santiago, ningun cuarenton o mas podemos desconocer sus andares, que este en la gloria y si de algo sirve que me perdone mis burlas de muchachada.

maria elena

24 septiembre, 2015

Muy bonito y conmovedor gracias por darle vida a esos personajes q van quedando atrás en la historia de nuestras ciudades,yo soy de centro Habana y allá hay uno así mismo se hace llamar fara maria, como la cantante cubana no si todavía vive

Gracias por darnos a conocer historias como estas, que aún forman parte del día a día, donde se ha ganado un poco de cultura al respecto, pero donde aún muchos gritan o comentan y como a patricia en la noche tocan en sus puertas…Una vez más gracias por la forma calificada de abordar el tema y por darnos a conocer algo que sin duda ha sido simbólico en la amada Santigo…Patricia.

Llego a viejita,la recuerdo muy bien,limpiaba en la casa de un companerito de mi escuela allá por los años 60,ella era joven!

rick mulet

24 septiembre, 2015

Estoy llorando de alegria y de dolor al mismo tiempo.Gracias por engrandecer a los que lo merecen

rickml1804@gmail.com

24 septiembre, 2015

Por favor alguien de santiago de cuba .sabe de la vida de un bailarin si.no me equivoco de casa granda llamado Alfredo .alto.blanco de pelo negro y muy bien parecido

Que bella historia. Luz para Patricia y que disfrute de un hermoso vestido en el cielo y un tequila con la Doña.

José Carlos

24 septiembre, 2015

Gracias por escribir algo como esto! Qué caigan las máscaras ya, qué todas las Patricias salgan al sol, a la felicidad…

gracyhorruitiner@yahoo.es

24 septiembre, 2015

Yo le acuerdo de Ella yo naci en Santiago Ella er a conocia de todo ek mundo por casualidad de la vida el lunes estabamos hablando de Ella la verdad que que me a dadoo mucho émotion verla gracias a las pessona que se ocurruio esto Habian mucho personnages en Santiago l el señor que vendia periodiocos con pregones otro que manejaba una silla de ruedas que parecia una bicicleta otra janet y juan la baba bueno ellos hacen historia

Orlando Quintero

24 septiembre, 2015

Buen articulo, tengo casi 70 de edad, conoci a patricia en el parquet de Cespedes en Stgo. de Cuba, soy naturalde ahi. trabaje varios anos en al Reforma Urbana , cerca del parquet, a veces entraba alli y se formaba un alboroto, las mujeres le formaban coro para divertirse con patricia, un dia un nino caminando con la madre, y el le dio una nalgadita y le dijo, camina , camina y pisa fuerte como un hombre, que no te pase , lo que me paso a mi, tambien lo veia en enrramadas , se metia en las tiendas y se formaba la bulla , por que alli estaba Patricia, me parece estar mirandolo, E.P.D. viviste con mas honor que muchos hombres de Stgo.

selena rodrìguez hèrnadez

25 septiembre, 2015

en mi ciydad natal tambièn hay una patricia que se hace llamar malù, es un personaje de sancti spìritus y la verdad que es una de las personas màs valientes que puedan existir, se ha pasado su vida desafiando las crìticas y los maltratos, dignas de admirar son las patricias y las malùs que existen por el mundo.

carlos lozano

25 septiembre, 2015

SI , YO CONOCI A PATRICIA , TAN SANTIAGUERA COMO CADA CALLE DE MI CIUDAD , SINONIMO DE VALENTIA , ORGULLO , DIGNIDAD. LUCHO , A SU MANERA , CONTRA LAS IDEAS Y TRADICIONES PSEUDOMACHISTAS Y HOMOFOBICAS DE AQUELLOS TIEMPOS Y HASTA SOY , SIGUE SIENDO EJEMPLO DE LAS GENERACIONES QUE , O BIEN LA CONOCIERON U OYERON HABLAR DE ELLA , EN EL CUERPO DE UN EL . CENTRO DE LA NOTICIA A DONDE QUIERA QUE ARRIBABA , LLENA DE BRIOS , ARROLLADORA , IMPETUOSA , BRUTAL , UN GUIÑO POR AQUI , UNA TORCEDURA DE OJOS POR ALLA , UNAS MUY FEMENINAS MANERAS DE LLEVARSE LA ARRUGADA MANO , CON UNOS DEDOS LARGOS A LA BOCA , AL TIEMPO QUE ABRIA DESMESURADAMENTE LOS OJOS , EN SEÑAL DE SORPRESA , EXCLAMACION O SIMPLEMENTE , COQUETERIA. NO TENIA UN CUERPO , COMO PARA MOSTRARLO MUCHO , PORQUE HACIENDO HONOR A LA VERDAD , ESTABA BASTANTE MALITA , PARA LOS GUSTOS MASCULINOS , PERO ESTA CARENCIA DE FORMA , LA SUPLIA MAGISTRALMENTE CON SU , NO FINGIDA FEMINIDAD. YO , EN PARTICULAR , SANTIAGUERO DE MAS DE 50 AÑOS , NUNQUE TUVE TRATO DIRECTO CON ELLA , PERO SIEMPRE LA ADMIRE , SOBRETODO , POR SU VALOR , PORQUE ASUMIA LO SUYO , LO QUE ERA , CON ENTERA LIBERTAD , SIN IMPORTARLE PARA NADA , EL SER BLANCO DE LAS CRITICAS , O QUE SE LE RIERAN EN LA CARA Y HASTA LOS MUCHOS QUE LA LLENABAN DE IMPROPERIOS.
Y YA QUE ESTOY HABLANDO DE MI PROPIA EXPERIENCIA , POR HABER CONOCIDO Y COMPARTIDO LAS CALLES DE SANTIAGO , CON ESTE SER DEL FOLCLOR DE MI CIUDAD , DEBO DECIRLES QUE ELLA NO ERA LA UNICA , HABIA OTROS , RECONOCIDOS TAMBIEN , PERO ESTOS ERAN MUCHO MAS RESERVADOS , TIMIDOS , MAS DE BARRIOS.
DE UNO DE ELLOS , OI UNA FRASE , QUE RETRATA LO QUE EN UNO DE LOS COMENTARIOS ANTERIORES , ALGUIEN REFIRIO , EN CUANTO A QUE SON LEALES Y AMIGOS PARA TODA UNA VIDA. ESE SEÑOR , DEBE HABER FALLECIDO TAMBIEN PORQUE EN AQUEL TIEMPO ERA UNA PERSONA DE EDAD AVANZADA , UN DIA LO ESCUCHE EN UNA DISCUSION CON UN VECINO : OYE , NI TE EQUIVOQUES , NI TE PIERDAS , QUE HABEMOS MARICONES HOMBRES!!! HACIENDO ALUSION A QUE PESE A SU CONDICION , TAMBIEN PODIA HACER LAS MISMAS COSAS QUE UN HETERO Y TENER EL MISMO COMPORTAMIENTO ANTE LA SOCIEDAD.

Excelente comentario, lastima k no se le hiciera in buen reportaje documentalistico..gracias

Que linda historia y ser recordada de esa forma, Dios la tenga en un lugar mercado Amén, desde Uruguay, mis cariños a. Quien le hizo el reportaje. Bsss,atta analia beltran

Alberto

2 octubre, 2015

Una historia muy conmovedora y creo que en cuba en todas las ciudades, pueblos, barrios y cuadras existieron muchas patricias y hasta hoy por hoy a pesar del brillante trabajo de Mariela Castro todavia existen patricias que dia a dia tienen que imponerse con valentia a la homofobia de muchas personas y a la sociedad, a dirigentes y autoridades que todavia descriminan a estas personas inofensivas y que miran como delincuentes y criminales por su preferencia u orientacion sexual. Quien no recuerda la UMA donde estuvieron tantos artistas e intelectuales entre otros. El pueblo de cuba vivio muchos años bajo la doctrina que el ser homosexual era una verguenza y una persona que no estaba a la altura de una sociedad socialista, era una plaga que los revolucionarios no debian darle espacio en la soxiedad.

Adrian Vargas

30 enero, 2016

Buen reportaje

Alfredo Fernández

31 enero, 2016

Excelente homenaje a un personaje tan incomprendido de nuestra ciudad!!!

Milena Ginarte

1 febrero, 2016

Como siempre no hay otro adjetivo para calificar un trabajo tuyo que “Excelente”, aparte del lindo homenaje a un personaje de la cotidianeidad santiaguera. Cuantos errores… cuantos atropellos…

Excelente artículo eres un genuino comunicador que va mas allá delos prejuicios y restricciones político sociales felicidades orgullo del periodismo santiaguero

Luis Hidalgo Ramos

7 febrero, 2016

Hermoso texto, emocionante y profundo. Bien escrito, como bien escritas han sido siempre las letras de este autor, al que admiro y respeto. Patricia, frente al espejo de la eternidad, quizás aún maquillada como “La Doña”, te agradece con lágrimas en los ojos, las que también le provocó a mi corazón esta lectura.

victor mendez

17 mayo, 2016

Espectacular, que maestría para contar la historia de otra persona no comprendida, victima de los tabúes, es hora de que salgan las patricias, hora del respeto, de no temer a lo diferente porque lo diferente no es enemigo, sino que vive junto a nosotros y el miedo, no ayuda, sino la mano, no queremos más fotos de otra patricia con una sonrisa de actriz, queremos que sean felices todos los seres humanos, siempre que sean auténticos

Yaida Jardines Ochoa

7 julio, 2017

Me encanta, que manera mas elegante y poética de compartir con nosotros mediante este precioso articulo, tus vivencias y encuentros en nuestra ciudad. Gracias

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Nubes

La caricatura