Primer plano en OnCuba

Luis Silva, Mirtha Ibarra, Rigoberto Ferrera, Yomil y el Dany, Juan Padrón, Omara Portuondo, X Alfonso…: cubanos que conversaron con OnCuba en 2017. En el diálogo hubo certezas, pero también dudas e incertidumbre. No quisimos ser interlocutores de bustos o caricaturas, hablaron personas complejas, con relieve y con matices. Esto nos dijeron:

Luis Silva 

Luis Silva no conoció a Fidel Castro, pero sabe que no se perdía una emisión de Vivir del cuento y mandaba a que cada ministro lo siguiera. De hecho, asegura, “si algún lunes a las ocho y media de la noche no podía verlo, pedía que se le enviara grabado. Decía que se enteraba más de la realidad de la Isla por nosotros que por el noticiero. Que se supiera que él lo veía ayudó a que no nos sacaran nunca del aire”.

Luis Silva: “Hemos aprendido a respirar bajo el agua”

Juan Padrón

Ni siquiera Elpidio Valdés se salvó de la polémica en su momento. Después de las dos primeras películas estuvo congelado alrededor de dos años. Algunos funcionarios lo consideraban una especie de Superman cubano. “Es así, uno siempre tiene iluminados en el camino. Pero en el caso de Elpidio fue el público el que lo salvó, los niños, que enviaban muchas cartas pidiéndolo.”

Juan Padrón, un pillo manigüero

Yomil y el Dany

Yomil Hidalgo y Daniel Muñoz son dos “chamacos tranquilos” (sic) que escriben con la mano izquierda. Nacieron en Cayo Hueso, con un par de cuadras de diferencia. El Dany primero, en 1989; Yomil tres años después. Se criaron jugando pelota juntos y cantando por separado. Desde que se unieron por primera vez hasta hoy han pasado diez años, desde que reventaron las listas de reproducción han pasado solo dos y medio. Fue entonces que perdieron el apellido.

Yomil y el Dany: Más pa’lante vive gente

Omara Portuondo

La vida de Omara Portuondo cuenta parte de la historia de la música cubana. Capturó la intensidad de las noches habaneras durante su reinado en el nacimiento del feeling con el cuarteto D’Aida, convirtió al famoso cabaret Tropicana en su propio paraíso personal ante un público que no podía quitarle los ojos de encima cuando interpretaba aquellas canciones llenas de glamour y amores perdidos, y se instaló en la primera fila del revival de la música tradicional con el Buena Vista Social Club.

Omara Portuondo: “La mujer que soy”

Rigoberto Ferrera

Si hay algún infierno interior, si la dermatitis atópica es un monstruo interno, un fuego inextinguible que arde sin cesar; si algo le dice que se rinda de una vez por todas a la comezón infinita, él no lo dirá nunca. Por ahora, aunque la piel se le reseque y Leopoldina lo llame después para ingresarlo –con el teatro de pie y cientos de personas aún aplaudiendo–, Rigoberto Ferrera sigue sonriendo.

Rigoberto Ferrera: el clown que se juega la vida

Mario Guerra

Sin embargo, cuando uno habla con Mayito siente que lo hace con alguien que no termina de construirse, alguien que sabe que no ha llegado a ninguna parte… porque no hay sitio al que llegar. En todo su trabajo se percibe una sinceridad honda, como si pudiera, con su verdad, sacar todo lo que uno esconde, así que para mirarlo de frente hay que respirar profundo.

Mario Guerra: “Mis personajes he sido yo mismo”

X Alfonso

En enero de 2014 pude entrevistar a X Alfonso cuando todavía Fábrica de Arte Cubano (FAC) era un deseo salpicado de cemento fresco en gigantes paredes desnudas. Transitábamos los espacios recuperados de las ruinas de una vieja fábrica en La Habana. X nos explicó el croquis de su sueño, en planta y en alzada; se veía exultante. “No puede salir mal”, nos dijo. “Esta es como la casa propia a la que uno le pone la mejor energía. No puede salir mal”, enfatizó.

Tres años después todos sabemos que FAC ha sido más que una buena idea.

X Alfonso: La Fábrica de Arte Cubano, una sinfonía en constante creación

Félix Julio Alfonso 

Profesor titular y vicedecano del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, nació en Santa Clara en 1972 y es un confeso amante del béisbol, además de uno de sus principales estudiosos en Cuba. Ninguna preferencia es superior a la otra, porque “cada una necesita un determinado estado del alma, un momento y un lugar”.

Félix Julio Alfonso: “Hablar de una crisis de cultura sería exagerado”

Kamankola

Nació en plena fiesta del Comité en 1985, cuando todavía nadie sospechaba que el muro lo fueran a tumbar. Chamaco de solar del Cerro, está disparando temas desde los 12 años, y tiene ahora 31. Es un rapero con guitarra, padre de Abril, amigo de Krahe y Sabina. Un loco que tiene raspa’o en el antebrazo “Patria es humanidad” porque “Martí es un tipazo” y “esa es la frase más grande que se haya dicho jamás”.

Kamankola quiere decir

Mónica Alonso

Mónica Alonso quiere ser muchas personas a la vez, aunque los cubanos la recuerden como Isabel, un personaje inolvidable de la popular teleserie Doble Juego (2002)Por eso nunca dejará la actuación, la profesión que le permite “escapar de mí, de mis historias, de mis problemas, de mis inflexiones, y de mis reflexiones”.

Mónica Alonso: “Es aburrido ser siempre una misma”

Orlando Hernández Guillén

La Feria Internacional de La Habana (FIHAV) llegó a sus 35 años convertida en la principal bolsa comercial de Cuba y el Caribe. Resulta, además, una plataforma indispensable para la promoción de las potencialidades económicas de la Isla y la atracción de capital extranjero necesario para su desarrollo.

Orlando Hernández Guillén: “FIHAV es un reflejo de la economía cubana”

Abel Álvarez
Una década después de haber aparecido por última vez en la televisión cubana, en el aeropuerto José Martí todavía lo reconocen. Trabaja fuera de Cuba hace algunos años, pero en la Isla no son pocos los que recuerdan a Abel Álvarez, aquel joven presentador que conquistó al público cubano en Mediodía en TV o De la gran Escena.

Abel Álvarez: el locutor del Mediodía

Ramsés Puente

A Ramsés Puente lo recuerdan en Cuba por su versatilidad como violinista. En los primeros años de este siglo, mientras estudiaba en el Instituto Superior de Arte, estuvo muy presente en el panorama musical de la Isla.

Fue uno de los fundadores de Interactivo y el cuarteto de cuerda Amadeo Roldán; trabajó con la Camerata Romeu y la orquesta de cámara Solistas de La Habana. Grabó con Silvio Rodríguez, Frank Fernández, Haydée Milanés, Yusa, Kelvis Ochoa, Descemer Bueno…

Ramsés Puente: “Componer es crear tu propia Cuba”

Asiel Babastro

Asiel Babastro es el muchachito que le hace casi todos los videoclips a Divan. Un guajirito de Morón que nació el día atravesado de la semana en “el año de las caras serias”, 1989. Babastro es un descendiente de mambí criado por mamá y abuela a base del Benny y Piloto y Vera, tanto que luego hacía de victrola en las fiestas del barrio a cambio de agua y refresco. Por eso estudió guitarra clásica, hasta que se cansó.

Una película de Asiel Babastro

Lorenzo Mambrini

Lorenzo Mambrini es el hombre del momento en Santiago de Cuba. Aunque nació hace 39 años en Perugia, Italia, el azar lo condujo a dejar su huella en la más caribeña de las ciudades cubanas. O más que el azar, el fútbol. Mambrini acaba de protagonizar una hazaña inédita en el deporte de la Isla. Bajo su dirección, el equipo de Santiago obtuvo por primera vez el título en el campeonato nacional de fútbol –ahora conocido como Liga Cubana– en más de cien ediciones del torneo. Y lo hizo sin perder un solo partido.

Lorenzo Mambrini: “sería un orgullo dirigir la selección cubana”

Gaspar Legón

Gaspar Legón es el lanzador camagüeyano con más victorias en Series Nacionales, con 141. Conversar con él es regresar a una época dorada del béisbol cubano, en los años 60 y 70 del siglo pasado. Formó parte de aquel excelente conjunto que ganó la Serie Selectiva de 1977. Junto a otros miembros de un increíble cuerpo de pitcheo –Oscarito Romero, Juan Pérez Pérez, Omar Carrero, Lázaro Santana– impulsó a un equipo al cual el mítico narrador Bobby Salamanca bautizó como “Los Incapturables”.

El “Incapturable” Gaspar Legón

Mirtha Ibarra

Para Mirtha Ibarra el tiempo corre a otra velocidad. Ella, uno de los rostros indiscutibles del cine cubano, conserva intactos su temperamento jovial y su mirada despierta. Sigue encantando en la gran pantalla… y fuera de ella.

“La idea de desaparecer, de que no quede nada de uno, nadie la asimila.”

A Mirtha Ibarra le gusta perdurar

Daymé Arocena

El día de su segundo cumpleaños de santo –24 de abril–, Daymé Arocena no estaba en Cuba, sino en Londres. La capital del Reino Unido, con su aura de ciudad lluviosa y refinada, no se le antojaba el escenario adecuado para una celebración afrocubana. Sin embargo, allí estaba Daymé: sacando sus caracoles –cada uno en su bolsa–, construyendo un altar con viejas cajas de discos abandonadas, en una suerte de “hogar” que antes fue sede de Brownswood Recordings, disquera que hoy la representa.

Las armas (no tan) secretas de Daymé Arocena

Blanca Rosa Blanco

Blanca Rosa Blanco es puro carácter detrás de una cara bonita. Dueña de experiencia, talento y aplausos, la popular actriz se alejó de las cámaras por más de dos años y el público la ha extrañado. En 2015 puso una pausa a 25 años de trabajo ininterrumpido y ha preparado su regreso al séptimo arte con una ambiciosa idea: el primer largometraje cubano de ficción protagonizado, escrito y dirigido por una misma mujer. No ha estado de vacaciones ni dormida, sino alistándose para la carrera más dura que ha podido correr. Blanca Rosa Blanco es ahora directora de cine.

El regreso de Blanca Rosa Blanco

Richard Blanco

El “poeta presidencial” llora cada tanto. “Me gusta llorar, ¿qué le voy a hacer?”, se ríe. Está fumando en el portal de un café vintage de la calle 23, en el Vedado. Vino esta vez al frente de una delegación literaria de CubaOne Foundation, junto a la escritora y antropóloga Ruth Behar. Hablamos en el último día de su octavo viaje a Cuba, el primero acompañando a milenials cubano-americanos a conocer Cuba, construir relaciones y explorar su propia historia familiar.

Richard Blanco, navegante de la reconciliación

Yenisel Valdés

Yenisel Valdés, quien acompañó Van Van como su primera voz femenina por dieciséis años, se presenta hoy como solista en el Four Ambassadors’ Flamingo Theater, Miami, en la que será su primera aparición en esa ciudad desde que dejó la banda por razones “de amor”.

Yenisel Valdés: “Soy fanática de Van Van todavía”

Octavio Rodríguez, Churrisco

Yo he sido un hombre bastante libre a la hora de escoger dónde trabajar, qué hacer, cómo hablar, y con quién hacerlo. El humor puede ser muy lucrativo, pero debe haber rigurosidad, y desafortunadamente, esa seriedad se burla con la corrupción. Hay quien paga para entrar en las empresas y tener un estatus artístico legal.

Churrisco: “El humorismo cubano necesita directores”

Carlos Enrique Almirante 

A Carlos Enrique Almirante le atraen los personajes secundarios. Además, cuenta, le fascinaría trabajar algún día en una nueva versión de la obra Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams.

Carlos Enrique Almirante: “El cine cubano necesita buenos guiones”

Zule Guerra

Zule Guerra tiene la certeza de que el jazz, género musical nacido en el sur profundo de Estados Unidos, aún tiene mucho que aportarle a la cultura cubana. Que el aprendizaje sería en ambas direcciones, porque no es la primera vez que esta sonoridad flirtea con los ritmos caribeños, y los resultados han sido siempre alentadores.

Zule Guerra, jazz para unir

A Lisset Díaz (Lizzy)

“Súbeme la radio”, el sonado tema musical de Descemer Bueno y Enrique Iglesias, se popularizó en Cuba también en una melodiosa versión en inglés. Sonaba más suave, sin el ritmo de la original, pero era igual de pegajosa y ya tiene más de 35,000 visitas en YouTube. La banda cubana Sweet Lizzy Project fue quien interpretó aquel éxito, traducido como “Turn up the radio”.

Turn up de radio, que canta Sweet Lizzy Project

Artículos Relacionados

Comments are closed.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura