Relaciones Cuba-EE.UU: El inicio de un período de prueba

El  pasado 17 de diciembre, el presidente Obama presentó una nueva visión oficial  estadounidense sobre Cuba, con un consiguiente cambio de la política hacia la isla. Por primera vez, desde 1959, el discurso oficial norteamericano se refirió a  Cuba no como una amenaza a la seguridad nacional, sino como un país en transición, inmerso en transformaciones que Estados Unidos se propone apoyar. La nueva lógica socavó las bases de la política de bloqueo pues el presidente Obama reconoció que “No sirve a los intereses de Estados Unidos ni al pueblo cubano, empujar a Cuba hacia el colapso”.

Durante un año previo de conversaciones, el presidente Obama negoció con Cuba – como Henry Kissinger recomendó a sus diplomáticos en 1975- “caballerosamente, no como un picapleitos”. En Diciembre, Obama le pidió al secretario de Kerry  realizar una evaluación no ideológica de la presencia de Cuba en la lista del Departamento de Estado sobre países patrocinadores del  Terrorismo. Con esa instrucción, el presidente ratificó que se trata de una revisión significativa de la política de Estados Unidos hacia Cuba durante casi seis décadas. Cuba no ha estado envuelta en actividad terrorista alguna por lo menos en los últimos veinte años. Es de esperar que un análisis técnico conduzca a la salida de la isla de la lista.

Para hacer estos cambios irreversibles, ambos países deben acompañar las palabras con acciones. El 15 de enero de 2015, los Departamentos de Tesoro y Comercio comenzaron a implementar las iniciativas presidenciales para ayudar a crecientes sectores económicos no estatales en Cuba  y a una  amplia gama de grupos de la sociedad civil, no sólo los de la oposición política. Las nuevas normas amplían las esferas de influencia y contacto entre las sociedades estadounidense y cubana al convertir en licencias generales las doce categorías de viajes autorizados a Cuba y elevar el monto permitido de remesas, y dinero a gastar por viajeros norteamericanos en la isla. EE.UU también crea licencias especiales que facilitan la acción en Cuba de organizaciones no lucrativas y abren espacio a la exportación de servicios y productos de telecomunicaciones, y tecnología agrícola y de construcción para el sector no estatal.

El turno de Cuba:

Ahora le toca el turno al gobierno cubano de crear reglamentos y facilidades que motiven y favorezcan la liberalización del comercio y los viajes a través del estrecho de la Florida. La mejor manera de reforzar el discurso de Obama y mostrar que Cuba es un país en transición, sería avanzar hacia una economía de mercado e incrementar las relaciones comerciales entre ambos países.

Cuba tiene que ser proactiva en lugar de reactiva, no sólo hacia los actores de los Estados Unidos, sino también abrir espacios a la pluralidad patriótica dentro de su sociedad civil. Una sociedad vibrante, separada de la política estadounidense de cambio de régimen, pero autónoma con respecto al Partido Comunista de Cuba (PCC) sería la mejor alternativa a los pequeños grupos de la oposición pro-embargo, desprestigiados por su apoyo a la agenda revanchista de la ley Helms-Burton. Frente a esos grupos,  que sueñan con una respuesta represiva irreflexiva del gobierno cubano a sus provocaciones para descarrilar el proceso, el mejor antídoto es exhibir una sociedad civil responsable que empodera a los cubanos, independiente de su filiación política, para tener una vida más decente y próspera.

Hay una serie de espacios en educación, salud, protección medioambiental, acceso a internet, entrenamiento de administradores, y promoción empresarial, en los que la cooperación entre actores estadounidenses y cubanos no debe esperar. Es importante que ambos países traduzcan en ganancias de sus sociedades las medidas de apertura anunciadas el 17 de diciembre. Los contactos pueblo-a-pueblo son el vínculo más resistente para conectar las dos naciones. La interdependencia económica, los programas educativos, los viajes de diversa índole, los contactos entre comunidades religiosas, y los lazos familiares son piedras angulares para la construcción de una relación duradera.

El gobierno cubano debe preparar sin dilación la legislación y la infraestructura para eliminar regulaciones innecesarias y obstáculos a la importación de maquinaria agrícola y de construcción para el sector no-estatal cubano. Si bien en el tema de las telecomunicaciones, hay razones de seguridad que pueden aducirse para caminar más lento, los espacios para cooperar son bastante amplios. Las áreas de construcciones y agricultura son sectores en los que las ganancias para cubanos y estadounidenses pueden realizarse en el corto plazo, reforzando la viabilidad y racionalidad de la nueva relación a ambos lados del Estrecho de Florida.

La negociación entre los dos países debe continuar:

Cuba y los Estados Unidos tienen que desarrollar una hoja de ruta para avanzar desde los anuncios de ambos presidentes el 17 de diciembre de 2014. Un tema crucial, tal vez la cuestión más importante, es cómo neutralizar a los que se oponen al desmantelamiento de las estructuras de hostilidad. Hay elementos obstruccionistas poderosos en puestos claves como el senador Marco Rubio,  quien ahora presidirá un Subcomité del Senado para Asuntos del Hemisferio Occidental.  Los sectores Anti-normalización de las relaciones tanto en Miami como en La Habana ya están tratando de provocar una crisis para hacer retroceder el acercamiento y volver a los viejos patrones de hostilidad y aislamiento.

La Administración Obama no debería inhibirse de negociar con Cuba para que los acuerdos se consoliden. Los funcionarios cubanos tienen razones históricas para sospechar acerca de la intención de Estados Unidos. Una buena comunicación desde Washington hacia la Habana permitiría disminuir el impacto de emboscadas políticas y la influencia de los grupos  anti-normalización. Un problema a tener en cuenta son los programas de promoción de la democracia. Washington no tiene por qué pedir disculpas por defender sus valores democráticos, pero el Secretario de Estado puede proporcionar directrices responsables para dar forma a estas iniciativas con prácticas menos intrusivas que las usadas en el pasado y más en consonancia con el derecho internacional. El objetivo debe ser abrir la sociedad cubana a una mayor pluralidad, desde lo económico, social y cultural subiendo hacia lo político,  no derrocar al gobierno.

Por otro lado, Cuba tiene un historial complejo de manejar  mal provocaciones espinosas por parte de los grupos anti-normalización radicados en Miami. El derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate en 1996 demostró  que los militares cubanos ignoraron las consecuencias de sus acciones para el debate político en Estados Unidos en un año electoral. Bill Clinton escribió en sus memorias: “más tarde recibí un mensaje de Castro – indirectamente por supuesto – señalando que el derribo fue un error. Al parecer, él había dado órdenes anteriores de disparar contra cualquier avión que violara el espacio aéreo cubano y no las había retirado cuando se conoció que los Hermanos al Rescate estaban llegando”.

El tiempo entre ahora y la Cumbre de las Américas en abril de 2015 es un momento crítico para las posibilidades de acercamiento. El embargo norteamericano, ilegal y contraproducente, permanece vigente, dañando las posibilidades de Cuba para la reforma económica y la liberalización política y de una relación coherentemente constructiva entre los dos estados y sociedades. En estas circunstancias, no se puede esperar que Cuba se convierta de la noche a la mañana en un modelo de democracia. Sería ilusorio esperar que el Partido Comunista de Cuba se comprometa con el respeto a los derechos humanos universales tal  y como están concebidos en los convenios internacionales.

Pero un punto de no retorno fue atravesado por los dos presidentes el 17 de diciembre de 2014. Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba todavía están lejos de ser óptimas, pero nunca han tenido un marco más prometedor desde que el presidente Carter salió de la Casa Blanca en 1981. Las posibilidades de una reforma económica comprehensiva han aumentado, y con ellas las probabilidades de una mayor apertura y liberalización política en Cuba. Como han demostrado los teóricos de la modernización y las experiencias del Este de Asia y Europa del Sur, el factor más correlacionado con la democratización es el crecimiento económico orientado al mercado.

Artículos Relacionados

Comentarios

O sea que desde tu punto de vista Cuba tiene que obligatoriamente ingresar a una economia de mercado (puro y duro) para que pueda relacionarse normalmente con los EUA. Entiendo que los Norte Americanos piensen que lo que les funciona a ellos le debe funcionar a todo el mundo. O lo que es lo mismo, que la economia de libre mercado es el non plus ultra de la libertad. Sin embargo, ejemplos hay por todo el orbe de que la economia de libre mercado no es satisfactoria en todos los lugares (se podria debatir horas y horas sobre eso). La economia cubana debe ser plural y balanceada, y va en camino de eso. Los EUA no pueden pretender que en cuba predomine un solo modelo de propiedad, (el privado) sin embargo si lo pretenden, lo hacen porque son los campeones en defender sus intereses, y eso se alinea a sus intereses. Pero eso lo sabemos, es su naturalesa y no lo podemos cambiar. Sin embargo al adoptar esa posicion se ponen en el mismo lugar en que estabmos nosotros cuando creiamos que el unico modelo de propiedad que podia existir en cuba era el estatal, ya sabemos que no es asi. Seria productivo que fueran menos recelosos con respecto a las empresas estatales cubanas, deben entener que en ellas trabajan millones de cubanos, y que ademas, estas aportan hasta el 50 % de sus utilidades al erario publico que es lo que sustenta los servicios fundamentales como medicina, educacion e infraestructura que para bendicion de todos son bienes publicos.

I.Rivera

16 enero, 2015

Pues yo iba a responder de igual manera, aunque obviamente con otro lenguaje. No quiero agregar otra cosa sino recordar que la soberanía cubana no es negociable. Bajo ningún término.

yarbrax

16 enero, 2015

López-Levy: Ud. es un excelente analista político. Le quiero comentar dos cosas: 1.) Yo creo más bien que Cuba debería comprometerse en la construcción de una economía no “de mercado” sino “con mercado”. La experiencia del Sudeste Asiático lo que nos enseña es que el Estado siguió siendo fuerte, pero que se comprometió en crear un empresariado nacional fuerte, competitivo. Cuando el Estado se lo deja todo al Mercado pueden pasar muchas cosas. Por ahí una periodista cubana se asombraba porque había descubierto que los campesinos hacían colusión, jaja, la mismísima agua tibia en pleno siglo XXI.
2.) Me parece que con esto lo que hacen los norteamericanos es pasarle el balón a las autoridades de Cuba. Yo tengo la impresión que por primera vez los norteamericanos le han dicho al gobierno cubano que trate de jugar un juego diferente. Y te digo yo que si no se capitalizan los beneficios que puedan traer aparejados las negociaciones con los vecinos del norte el pueblo no se lo va a perdonar jamás a la dirección histórica de la Revolución. Por un momento me pongo a fantasear con la idea de que los norteamericanos propongan conectar con fibra óptica la isla a cambio de que la ciudadanía pueda tener un acceso masivo a internet y mis paisanos digan que no. La que se forma es muy grande.
Bueno, nada, esto comienza. Veamos que trae Roberta Jacobson, por ahí comienza el partido.

el inagotable

16 enero, 2015

Le rectifico a Gisselle, de Cubaprofunda:

La novela de Alejo Carpentier a la que me dedico ahora no se llama Obama – Raul- !Epa! !Oh! !Ay! !Se acaba el mundo! Termina el bloqueo, pero en lugar de bajar la guardia y enterrar el hacha de la guerra, me atrinchero mas, y control facebook porque ahora estos cabrones me quieren dar un “golpe suave” (Perdona que con la vejez, me haga un lio y confunda cualquier cosa que leo), sino que su primera novela escrita en prision bajo Machado, se titula Ecue-Yamba- O. Lo mismo que sus anteriores producciones, hay que dispararse unas cien paginas aburridas para que el argumento te ate. Fracaso garantizado en las condiciones de competencia irrestricta, liberalismo y capitalismo despiadado en que vivimos.

el inagotable

16 enero, 2015

La entrada de Lopez-Levy me parece bien balanceada, y no quiero buscarle las cuatro patas al gato.
Tendre que releerla antes de opinar. Al comentario de bande de que:
ejemplos hay por todo el orbe de que la economia de libre mercado no es satisfactoria en todos los lugares (se podria debatir horas y horas sobre eso)” , me gustaria opinar,
luego de mas de 20 annos rompiendome el coco con doctrinas economicas, desde Marx hasta Milton Friedman pasando por cientos de autores, y calentando las sillas de las aulas de la U de la H y de la Fl. Int. University, luego del derrumbe de la URSS, del Campo Socialista y de lo que aun, falta por ver, pues aun no hemos visto toda la pelicula, he llegado a la desalentadora conclusion de que , Gisse, la economia es una ciencia. no solo ambidextra, como repetia mi profesor de Macro y Micro, sino despiadada…pero no hay otra cosa que funcione excepto someterse y pasar por el aro de las leyes del Mercado.

Estimado Arturo
Soy un asiduo lector tuyo, por la profundidad y seriedad en los análisis. Pero en esta oportunidad estoy de acuerdo con un par de cosas y en otras no…. Me explico.
Dices que “La mejor manera de reforzar el discurso de Obama y mostrar que Cuba es un país en transición, sería avanzar hacia una ECONOMÍA DE MERCADO e incrementar las relaciones comerciales entre ambos países….” De ser así, me asaltan varias dudas:
¿Cómo queda la SALUD y la EDUCACIÓN GRATUITA en Cuba? ¿Es necesario privatizar la atención médica? ¿Cuánto costara estudiar en las universidades cubanas? ¿Con que salario pagarán los cubanos una educación y una salud privatizada? ¿Quiénes accederán a esos estudios o servicios médicos especializados?
¿Se venderán SEGUROS MÉDICOS? ¿Para qué? ¿Para que se vuelva la salud cubana (con todos los problemas que posee actualmente) un negocio lucrativo para las compañías aseguradoras? ¿Para que prospere la estafa médica, las tarifas infladas, los precios por los cielos como lo vemos a diario en nuestro país?
Estas pequeñas tres imágenes son un fiel reflejo de una linda economía de mercado. No todo es color de rosa amigo mío y no deseo que se lo pinten así a los cubanos que dejamos allá. Eso sería ESTAFARLOS y ENGAÑARLOS nuevamente con un nuevo modelo económico tan cruel como el que poseen actualmente.
No veo en tu artículo, por cierto mención alguna a si ¿continuarán sufragando Radio y TV Martí con el dinero nuestro? ¿Para apoyar y generar qué sociedad civil? ¿Para provocar qué cambios en Cuba? Si estas medidas van a ser mucho más efectivas que tanta palabrería.
Tampoco veo que mencionas la posibilidad de discutir en nuestro Congreso la llamada ACTA PARA LA DEMOCRACIA CUBANA o LEY TORRICELLI emitida en el 1992. Y menos aún la LEY HELMS BURTON emitida en Marzo del 1996
¿Existe la posibilidad de que ambas leyes sean desplazadas o derogadas (aunque este país no tiene muchos antecedentes que digamos derogando o modificando Leyes)?
Por cierto…¿Cómo queda ahora la LEY DE COMERCIO CON EL ENEMIGO que data desde el 1917 y las llamadas Regulaciones para el Control de Activos Cubanos? ¿Ya Cuba no será más el enemigo del GOBIERNO americano? Ojo dije gobierno, no pueblo.
¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantar que algunos CONGRESISTAS, que no nacieron ni en tierra cubana, que no han caminado las calles de La Habana, que jamás han cruzado un surco cubano, que ningún ciudadano de allá los eligió, hablen a nombre de los cubanos que viven en Cuba? ¿A qué cubanos representan entonces? ¿A los de allá o acá?
No obstante Arturo, estoy de acuerdo 100% contigo que un tema clave y es el cómo NEUTRALIZAR a los que se oponen al desmantelamiento de las ESTRUCTURAS DE HOSTILIDAD. A esos sectores Anti-normalización de las relaciones (tanto en Miami como en La Habana) que mencionas.
No hay que ser muy inteligente, para no percatarse que desde los primeros días del anuncio de Obama, se lanzaran acciones desesperadas. Que iban desde ofensas al presidente; nuevas exigencias a Cuba; medidas legales para intentar impedir las acciones ejecutivas; creación de nuevas figuras alternativas (Tania Brugueras, por ejemplo); salida a la luz pública de negocios turbios de los cubanos aquí en Miami (como si estos hechos no eran del conocimiento de todos hace años); declaraciones de los 4 gatos opositores en Cuba, etc, etc…para no cansarlos.
Todo ello forma parte (estoy más que seguro) de esas ESTRUCTURAS DE HOSTILIDAD y GRUPOS EXTREMISTAS que parecen anquilosarse en el pasado y “seguir viviendo del cuento” como un humorístico programa cubano. Esos que “están tratando de provocar una crisis para hacer retroceder el acercamiento…”
Aunque critiquen a La Habana por su hermetismo y lentitud para responder, lo prefiero así. Eso demuestra MADUREZ Y HABILIDAD EN POLÍTICA EXTERIOR. No hay que estar divulgando siempre a los 4 vientos cada paso que das. Todo a su tiempo amigo. Sin prisa, pero sin pausa, como dice el proverbio.
Personalmente creo que estos primeros pasos que está dando nuestro gobierno están allanando el camino para romper – primero que todo – el CLIMA DE DESCONFIANZA mutua que se ha generado durante años entre ambos gobiernos.
Creo que a nuestra bella isla le puede venir bien – criterio muy personal – una ECONOMIA A LA CUBANA. ¿Suena estrafalario? ¡Pues si! Una que tenga un mix de todo: Las bondades de una medicina y educación gratuita, el libre empresariado y comercio como las grandes potencias, un control de los aspectos claves de la sociedad al estilo chino, una sociedad desarrollada y culta al estilo europeo, una cultura de trabajo y disciplina como las culturas japonesas, coreanas y alemanas.
Pero también una nueva economía, política y sociedad que tenga ese sazón tropical, una que vele por su identidad cultural, idiosincrasia, y raíces históricas del cubano.

David el Bueno

17 enero, 2015

El inagotable………..compadre me pierdo un rato y cuando regreso tu sigues en lo mismo.Que fue Ecue-Yamba-O, de acuerdo, que te aburre es logico, a ti te va mas la accion las pistolitas. Ni me respondas que no pienso entrar por aqui en largo rato, salgo para Miami a impartir un curso sobre economia socialista y demas materias que quieren conocer los empresarios norteamericanos que quieren venir a Cuba, a ver si aprenden algo. Ni te apuntes que ya cerro la matricula, ademas tu no debes tener muy buenas notas.

CHARLES

17 enero, 2015

COMPLICADO EL TEMA, CON BUENA VOLUTAD,SIN EGOISMO,SIN EJEMONISMO, Y MUCHO RESPETO,,,,,,,SE PODRIAN LLEGAR ACUERDOS TRASCENDENTALES PRA LOS DOS PUEBLOS

Eliezer

17 enero, 2015

O sea que segun este academico ,la rendicion es la mejor via ,nada bueno debe esperarse de usa enemigo a las malas ,y enemigo a las buenas ,nada bueno viene de ese pais y sus politicos terroristas de procedencia cubana unos hijos de p

Alex, me encanta, me fascinó tu comentario del 16 enero, 2015. Y como no quiero romper la la magia que aportan tus palabras me atrevo a copiar y pegar lo que escribiste al final de tus comentarios, obvio con tu permiso:
Creo que a nuestra bella isla le puede venir bien – criterio muy personal – una ECONOMIA A LA CUBANA. ¿Suena estrafalario? ¡Pues si! Una que tenga un mix de todo: Las bondades de una medicina y educación gratuita, el libre empresariado y comercio como las grandes potencias, un control de los aspectos claves de la sociedad al estilo chino, una sociedad desarrollada y culta al estilo europeo, una cultura de trabajo y disciplina como las culturas japonesas, coreanas y alemanas.
Pero también una nueva economía, política y sociedad que tenga ese sazón tropical, una que vele por su identidad cultural, idiosincrasia, y raíces históricas del cubano.
Eso te quedó de lujo, mejor ni mandado a hacer. Te felicito por tan buen analisis. Saludos.

Interesante el artículo. No tanto los comentarios. 50 y tantos años de lavado cerebral pueden más que los instintos básicos de supervivencia humana.
Estados Unidos y Cuba se empiezan a mover en dirección a normalizar las relaciones y el problema más grande de los cubanos es que si vamos a perder la salud y educación gratuita y que la soberanía no tiene precio, todo eso sobre un debate económico sobre que cosa es el mercado.
Mercado es el de 124, en Marianao, eso es lo más cerca que conoce un cubano sobre el tèrmino. Cuba un país del 3r mundo, atrasado, dando lecciones de macro-economía. Yo no sé donde han estado en estos 50 años esas mentes brillantes para haber resuelto la depresión económica que ha vivido Cuba.
Pero bueno, es verdad que la soberanía es importante. Supongo que el embajador de US en Cuba en un futuro le diga a las estructuras de poder en Cuba como gobernar para favorecer que las transnacionales norteamericanas controlen la caña de azúcar. Y claro que nadie quiere eso. Porque con todos los países que US tiene relaciones, pierden la soberanía, US les dice que hacer, y los ciudadanos de esos países terminan infelices y queriendo emigrar. Cuanta estupidez. A lo mejor yo no sé que cosa es soberanía. Lo iba a buscar en Wikipedia, pero eso es de los americanos y seguro la respuesta del enemigo está pensada para lavarle el cerebro a los cubanos.
Pero bueno salud es lo que hace falta que belleza e inteligencia nos sobra, ah no, salud ya tenemos!
Al final Cuba va a lograr tenerlo todo! Salud y educación gratis, soberanía, y además una explosión económica jamás vista porque la madre de todos los obstáculos, el bloqueo, está por desaparecer!
Siempre ganan los mismos, los Marco Rubio, los Diaz-Balart, y los Castro y los etc…#lagranfamilia

el inagotable

18 enero, 2015

David me ataca con su virulenta critica a la vez que demuestra que lo abelardito que es.
Copio:
, salgo para Miami a impartir un curso sobre economia socialista y demas materias que quieren conocer los empresarios norteamericanos que quieren venir a Cuba, a ver si aprenden algo. Ni te apuntes que ya cerro la matricula, ademas tu no debes tener muy buenas notas.

Je Je. Si los administradores de Oncuba no me permiten al menos decirle que no creo que el diga nada interesante en ese curso y que yo suelo sacar As en las materias de
macroeconomia y micro, en general en las ciencias sociales, me voy a tener que retirar de este foro.

el inagotable

18 enero, 2015

Hola Jasan, saludos, Me gusto tu comentario.

Estimado Jasan

Yo sé que CRITICAR es más que fácil, pero ¿QUE NOS PROPONES ENTONCES? Creo que proponer SOLUCIONES y DIÁLOGOS es mucho más difícil que criticar y convidar al aislamiento. Ahí sí que está el verdadero reto: Romper viejos esquemas de pensamientos y buscar nuevos paradigmas.

Te tengo por cierto varias PREGUNTAS Jasan:
¿Qué te hace pensar que el gobierno cubano nos lavó el cerebro a los que opinamos aquí diferente?
¿PENSAR DIFERENTE es síntoma de lavado de cerebro? De ser así…
¿Quién les lavo (nuevamente) el cerebro a los miembros de los grupos opositores en Cuba, después de SUFRIR un 1er lavado de cerebro por el gobierno cubano? ¿Después de ese nuevo lavado, los opositores en Cuba se convirtieron en personas cuerdas? ¿Dejaron de ser unos tarados y se convirtieron en más inteligentes? ¿Tienen ellos mejor raciocinio, o capacidad de análisis que nosotros ahora? Hum…cada cual tiene sus puntos de vista, y deben ser respetados. Yo al menos lo veo así.
Jasan, ¿Quién tiene la VERDAD, esos que acusan de que nos han lavado el cerebro? Te recomiendo la canción de Carlos Varela: “25 mil mentiras sobre la verdad”. Está genial y le pega a todo aquel que intenta IMPONER su criterio por encima del resto.
¿Todos los que pensamos diferentes en esta inmensa comunidad de exiliados cubanos (sobre todo aquí en Miami), debemos tener en la frente el cartelito de “comunistas”; “tontos”; “voceros del régimen” o “traidores”?
Te cuento que cada vez que paso por el Versailles para conversar (solo un poco) con los que allí acuden, me ponen todos esos carteles. ¿Sabes qué hago? Pues ME ECHO A REÍR. Es el mejor remedio contra la agresividad, la intolerancia, las malas palabras, las obscenidades y la falta de dialogo. Eso es lo que prevalece allí y por algunas áreas de Miami (lamentablemente).

Dices que “…50 y tantos años de lavado cerebral pueden más que los instintos básicos de supervivencia humana…”
¿A qué gobierno americano le ha importado “los instintos básicos de supervivencia humana” del cubano a pie? ¿Los gobiernos de nuestro país han tenido idea de que el BLOQUEO solo ha afectado al PUEBLO y jamás al gobierno o a los miembros de su familia? Creo que les ha importado 3 cominos.
A veces pienso que muchos hacen de esta frase de Carl Schmitt: “EL ENEMIGO ES SIMPLEMENTE EL OTRO QUE ESTÁ EN CONTRA DE MI POSICIÓN” un sentido de la vida. ¿Qué cosa más absurda eh? Eso me recuerda también, por cierto, al presidente Bush.
Y lamentablemente ese es el legado que se han encargado de diseminar muchos cubanos.

Bueno…. Y hablando de MEDICINA, te voy a graficar un escenario que se le puede presentar a cualquiera (aquí en nuestro país). ¿Dime la verdad…solo la verdad, por favor, de que piensas al respecto?
Te voy a poner un ejemplo…te duele el vientre profundamente y llamas al 911. Te llevan al JFK Medical Center en Atlantis, aquí mismo en Florida. Después de un diagnóstico, te dan la mala noticia que tienes que operarte de apéndice. ¿Sabes de cuanto vendrá la factura promedio? Pues de unos $65 500.00 dólares (sin contar los gastos previos a la operación por supuesto) ¿Me vas a decir que estoy mintiendo? Creo que no, pues son cifras oficiales y públicas.
Pues bien, no deseo eso para los cubanos de allá para nada. Aquí tenemos una medicina voraz y cruel donde no eres Jasan, ni Alex, ni un ser humano, ERES SOLO UN NÚMERO: tu SSN. Y sabes que tampoco estoy mintiendo.
La medicina gratis o universal la tienen otras potencias económicas (Brasil, Canadá, Inglaterra, Kuwait). ¡No es un lujo por Dios! Es solo voluntad para cambiar tantas cosas, pero por sobre todo esa cabrona mente mercantilista para TODO.

Otro asunto, creo que si debes buscar en serio el concepto de SOBERANIA.
Wikipedia (que es una fuente no académica, ni oficial por cierto), nos dice que: “La soberanía es el derecho que tiene el pueblo a elegir a sus gobernantes, sus leyes y a que le sea respetado su territorio”
Bueno….si me guio por lo que dice Wikipedia ni en Cuba, ni aquí en los EUA, elegimos a nuestros gobernantes. Por lo tanto ¿Dónde está ese “derecho que tiene el pueblo a elegir a sus gobernantes” en ambos gobiernos?
¿Los cubanos eligieron a los Castros? ¿Tú y yo elegimos a Obama? Hum… estamos en las mismas a cada lado de la orilla amigo. Pero bueno, hay que seguir cacareando que tenemos más DEMOCRACIA que ellos.
¿Quieres ver un ejercicio efectivo de lo que es SOBERANIA? ¿Cómo reaccionamos cuando un grupo terrorista toman como rehenes a estudiantes americanos? Pues salimos con toda la flota naviera y cuantos recursos militar tengamos para rescatarlos. ¿Lo ves bien o mal? ¿Eso también es soberanía no?
¿Qué me dices sobre la SOBERANIA cuando un estado ocupa una porción de un territorio de otro estado en contra de la voluntad del segundo? ¿Te suena familiar Jasan? Ejemplos hay decenas en la historia de la humanidad. Solo hay que leer un poco de historia.

Yo estoy consciente – al igual que un periodista que hablaba sobre el tema – que ahora prevalece entre muchos ese sentido de VÉRTIGO o DESEQUILIBRIO, ya que nunca imaginaron que una normalización de las relaciones entre ambas naciones podría tener lugar.
La realidad es que todos estos acontecimientos nos ha tomado a todos por sorpresa y los cambios están sucediendo muy velozmente. Eso conlleva, por supuesto, a cambiar el diálogo, la forma de conducirse y de proponer nuevas fórmulas. Señores, no estamos viviendo en el 59, en el 74, en el 80 o el 94. Ya hoy es 18 de enero del 2015 ¡A despertar por Dios!
De lo contrario – sin ánimos de ofender – estaré por pensar que los que no se adapten a estos nuevos escenarios, van a necesitar un buen “lavado de cerebro”.

Para hablar un poquito más de Cuba, hay que VIVIRLA, SENTIRLA, DEFENDERLA, AÑORARLA y AMARLA.
Eso haría (criterio personal) un buen cubano que no olvida, ni a su tierra, ni a los suyos.

@el inagotable, gracias, saludos igual para ti.

@Alex:
Por la longitud de tu comentario, (casi 3 veces la del mío) supuse que no era completamente en respuesta al mío, pero después de leerlo bien, está dirigido personalmente a mí, por tanto trataré de darte mi opinión sobre las cosas que directamente me preguntas.
Primero que todo yo no propongo nada. Con lo que estoy en abiero desacuerdo es con la paranoia (causada por 50 años de totalitarismo) de que la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, significan la pérdida las únicas cosas positivas que ha logrado Cuba como país, y que por tanto significan el regreso a todas las cosas negativas por las cuáles hubo una revolución en 1959. Durante 50 años, se le impuso a un pueblo la idea de que hay un país malo, que lo tiene todo, y que todo lo que viene de ahí es malo, y ahora la misma gente que predicó esas ideas, tiene otros intereses y muchos, están confundidos. Es el precio a pagar por una mentira tan grande.
El temor más grande que puedo tener como cubano, es que un día, no muy lejano, mi generación, y el pueblo en general tenga en las manos la oportunidad de construir una nación próspera sin ningún tipo de limitaciones, ajustada a las realidades geográficas y culturales de Cuba, y por estar sobre-pensando en cuentos de horrror y misterio de hace 50 años, no seamos capaces de enfocarnos en las cosas que realmente son importantes. Pienso en México, República Dominicana, Argentina, Chile, Brasil, Colombia etc… Todos son países latinoamericanos, con economías en vías de desarrollo, algunos más que otros, con democracias convencionales, sin bloqueo y sin limitaciones económicas, con relaciones normales con Estados Unidos, y aún así tienen infinidades de retos y problemas, como mismo los tienen todos los países del mundo. Mi temor, es que como cubanos, pensemos que Fidel tenía razón, creamos que se puede tener salud gratis, educación gratis, y comida gratis y vivienda gratis y todos felices para siempre, en una utopía que a lo único que deja espacio es a la granja de Geroge Orwell. Quisiera, que con los brazos abiertos, recibiéramos el cambio, y que sea lo que sea que traiga, saque a los cubanos de una isla agraria desconectada en el medio del caribe y los ponga el mapa del mundo. Quisiera que Home Depot, que Lowes que House Improvement, que Whole Foods, que Publix, abran almacenes y tiendas en Cuba, para que yo no tenga que pagarle la caja de azulejos a $15 dólares ilegalmente, al albañil que se las roba de una construcción de la batalla de ideas, para que mi mamá no tenga que ir por la noche a casa de una cocinera de la UCI a comprar la caja de pollo que ella se roba. Quisiera que Verizon, AT&T, Comcast, tengan servicios en Cuba, y que Cubacel deje de ser un monopolio. En esas pequeñas cosas es en las que estoy pensando. Tal vez un dealer de Toyota por aquí, con algún que otro dealer de Honda por allá, y va y Peugeot no cuesta un cuarto de millón de dólares, y va y hay acceso a comprar meteriales para construir expressways como los que hay en Miami y en el camino de Suiza a Italia, y en China, va y el puerto del Mariel, puede competir con el de Miami y hacer la estancia de las cargas más barata y estimular la economía de una provincia (Pinar del Río) que a pesar de lo que sea que diga Serrano Bigotón, sigue siendo la cenicienta de Cuba. Un paso a la vez, un pasito pequeño, bien pequeñito, y lo mejor mis sobrinos no tienen que usar botas para ir a la escuela y pueden usar tennis deportivos, que son más cómodos, y pueden ser más esbeltos luego, no sé, pero son las pequeñas cosas.
– Alex, no creo que pensar diferente sea síntoma de lavado de cerebro. Lo que creo que es síntoma de lavado de cerebro es que toda la información que el gobierno de Cuba impone, viene de una sola fuente, que como cubano no puedes verificar, que responde solo a los intereses del que la emite y que yo personalmente he verificado que es falsa. Tú eres el experto en definiciones, yo no la he buscado, pero si tú me convences de algo que es no es cierto, me lo repites constantemente, sin que yo tenga oportunidad de verificarlo o formarme una idea propia, con tal de lograr tus intereses personales, sí, me estás lavando el cerebro. Y bueno, está el hecho de yo ya no vivo en Cuba (aunque no voy, ni he ido, ni iré al Versalles de Miami, ni sé donde queda), y veo que todo o casi todo, es mentira.
– Alex, todos estamos bien claros de la oposición en Cuba es bastante idiota, por inefectiva. Luego de tantos años no han podido conectar con el pueblo y mucho menos hacer una propuesta coherente y unificada a la dictadura castrista. Ahora, al menos ellos se preguntan cosas que no tienen respuestas triviales, pues de ser así, no hubiera necesidad de reprimirlos a palos y a golpes y torturarlos y violarles sus derechos como personas, vaya, mientras busques en Wikipedia, busca en Youtube y vas a ver de lo que hablo, además, por experiencia propia, he visto a miembros de la policía vestidos de civil meter a golpes a una mujer indefensa, a un carro de policía, por pensar diferente, en Cuba, o a lo mejor les hacen eso por idiotas, o a lo mejor porque reciben dinero de Miami, no sé tu dime la justificación. Pero bueno, tal vez tengas razón, el cerebro lo deben tener lavado, después de tantos palos, seguir questionando el status quo, no puede ser cosa de gente sana, pero bueno tampoco se cansaron los del 26, de ser torturados por Batista, porque creían en algo, y tenían razón.
– Alex, cómo tú te dejes llamar eso es problema tuyo, la verdad. Todos los que están en contra del cambio aquí y allá y en todas partes sin iguales de tóxicos. Yo no soy comunista, ni gusano, ni fidelista ni yanqui, la mierda es mierda venga de donde sea, y lo bueno es bueno sea Chino o americano, y yo creo que defiendo lo que pienso hasta que alguien me demuestre que estoy equivocado.
– Alex, es cierto que el gobierno de US debió de haber quitado el bloqueo hace muchos años, pero ni tus amigos del Versalles querían eso, ni Fidel desde La Habana con su brabuconería de guajiro arrogante con armamento soviético oxidado. Es una lástima que el gobierno norteamericano haya servido por tantos años de instrumento de la derecha radical miamiense y como excusa perfecta para el discurso político de odio de Fidel, a costa del sufrimiento del pueblo.
– Alex, los costos de la salud en Estados Unidos, ciertamente son ridículos. El sistema de salud en US está roto y debe ser arreglado. Nunca quisiera una situación similar en Cuba. Pero en el ejemplo que me pones, supongo que esa persona tenga seguro médico, pues si puedes gastar $300 al mes en tu letra de carro, más ciento y tanto de seguro, más los $100 y tantos que te gastas al mes en cerveza para tus BBQs de fin de semana o en compras de tu mujer en el mall, tienes para pagarte un seguro médico del más caro. Yo no, yo soy pobre, pero el deducible de mi seguro son $2500 y límite, por tanto, de tu factura, solo pago $2500 y el resto, lo paga el seguro. NO obstante a eso, era para que en un país como este, fuera gratis, esperemos que esta sociedad, extremadamente joven, venza los retos que le han tocado vivir y que en algún momento, ese sea uno de ellos. Ahora yo te pregunto, qué seguro te paga eso en Cuba, si no hay cama para operarte? Si no conoces a alguien en el hospital que te resuelva para que te operen? La salud en Cuba, es mejor, en teoría, que en US, el sistema está mejor diseñado y Cuba tiene que solo mejorar, no retroceder. Tener un sistema tan agresivo como el de US, sería un paso de retroceso. Los logros de salud de Cuba son positivos mirense como se miren, y es de las cosas a las que hay que aferrarse y no dejar ir. Ahora, que tienen que ver las normalizaciones de las relaciones con US con el sistema de salud en Cuba? Alguien ha dicho que Blue Cross Blue Shield va a empezar a cobrar pólizas de seguro médico en Cienfuegos? O que si te dan una puñalada en la Tropical no te pueden llevar al Militar o al Calixto porque ya no son gratis? Donde dijeron eso? Obama lo dijo? Lo dijo Raúl? Señores, que van a mejorar el diálogo entre dos paíeses, nadie ha dicho que Cuba va a ser otro estado de la unión, como no lo son ni México, ni República Dominicana ni Canada, ni Argentina, ni Brasil (de paso, tú no ves cine latinoamericano independiente? Porque la verdad que ni Venezuela ni Brasil ni ninguno de esos lugares son ideales en cuanto a sistemas de salud).

– Alex, si mi hijo alguna vez, es secuestrado, por quien sea en el mundo, Martí mismo sabe que caerán con esa fuerza más sobre los pueblos (… no de América) toda la ira del Estado más poderoso del mundo. No, no me siento mal. Me hablas de Israel y Palestina? Triste historia. Me pregunto que pasaría si los Palestinos tuvieran por un día, todo el poder que tiene Israel. Pues al menos hoy, Israel pudiera desaparecer al estado palestino de la faz del planeta y no lo hace, se defiende contra los ataques palestinos. Has visto como los Palestinos usan a los niños de escudos humanos porque saben que Israel no le dispara a los niños? Pero bueno, no obstante a eso, nada le da derecho a los Estados Unidos, de actuar de gendarme del mundo. Claro, siempre que no haya una situación de conflicto y las partes pidan a gritos que alguien con más poder intervenga, y la última vez que miré, el teléfono que suena es el de Obama, no el de Castro. O sí, sonó varias veces, para entrenar la contra Nicaraguense, para robar madera preciosa en Angola pagando con vidas cubanas, etc… Pero aún así los intereses de los grupos de poder aquí imponen sus deseos y ahí van los americanos, pasan alguna que otra resolución, inventan alguna que otra amenza y van y arrazan con una nación. No, eso está mal y me apena mucho.

Salvatore

19 enero, 2015

Bueno de mi parte creo que Cuba no debe transitar hacia una economia de mercado abierta y sin regulaciones,ademas esta bien claro que la transicion que se esta haciendo es para fortalecer y llegar verdaderamente al camino del socialismo que es la linea politica trasada,otra cosa con respecto al turno de Cuba,de lo que se trata es que fue el gobierno de los Estados Unidos quien rompio las relaciones y establecio el bloqueo de manera unilateral, o sea que mas que un grupo de mediadas que si bien es cierto allanan el camino para mejorar las relaciones el gobierno Yanqui y sus agencias deberian terminar todo tipo de trabas y no esperar que Cuba le haga concesiones,aunque son validas tambien algunas de estas concesiones sobre todo lo referido a prisioneros y canjes como los realizados,cuando terminen de eliminar las sanciones,entonces hablarian un lenguaje mas confiable y amistoso,esperemos que todo avance sin tropiezos.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura