Santo Tomás ya no es el mayor sistema subterráneo de Cuba

Primero perdió la supremacía en América Latina y, aunque todavía las exploraciones no han concluido, ya se sabe que la Gran Caverna de Santo Tomás tampoco es el mayor sistema subterráneo de Cuba.

Tal condición le corresponde ahora a Palmarito, también ubicado en la Sierra de los Órganos, en territorio del municipio pinareño de Viñales.

Maravillas bajo tierra

Miguel Boligán, secretario del Comité Espeleológico de Pinar del Río, asegura que con una extensión comprobada de 59 kilómetros, Palmarito supera a Santo Tomás (47 km) con significativa ventaja.

Ello lo convierte en el sistema cavernario más extenso del país, a pesar de que aún tiene sitios a los que el hombre no ha llegado.

Al respecto, señala que el nivel básico de Palmarito –algo así como la cueva principal–, del que se desprenden el resto de las galerías, tiene la forma de un gran tubo con agua de 11 kilómetros de largo, sin ninguna salida a la superficie.

“En el 80 por ciento de los lugares no se da pie, hay que ir a nado –afirma el espeleólogo–, de ahí que resulte muy complicado de explorar. Hay que entrar en balsas, con todo el equipamiento incluyendo lámparas y baterías, y nadar hasta la mitad del sistema, hacer campamento durante varios días, y de ahí salir a recorrer las galerías que se ven por dentro.

“Se requiere una logística muy fuerte y muy costosa, que ha dificultado la investigaciones”, añade.

Aun así, los estudios iniciados desde finales de la década de 1960, en los que han participado varios grupos del país de conjunto con especialistas foráneos, han confirmado cerca de 60 kilómetros, y sugieren que el número definitivo pudiera ser mucho mayor.

“Según los cálculos hidrogeológicos, Palmarito debe tener alrededor de noventa kilómetros. Sin embargo, mientras no se descubran, esto es teoría solamente”, apunta Boligán.

“Comprobados hay 59. Pero como es un sistema que todavía está en exploración, la cifra no se ha oficializado”.

Entre los valores del lugar, el especialista pinareño señala que “desde el punto de vista geológico, está formado en uno de los sistemas cársicos más antiguos de Vueltabajo, que es el de la Sierra de Viñales, y desde el punto de vista hidrológico, alberga una de las mayores cuencas de la provincia”.

No obstante, reconoce que es complicado llegar al final de la investigación. “Las incógnitas que quedan por trabajar están prácticamente a mitad de la cueva. Son ocho horas o más nadando, para acceder a ellas y comenzar a trabajar”, señala.

Durante años se pensó que la Gran Caverna de Santo Tomás era la mayor de América Latina, pero hoy esa condición le pertenece a un sistema de Brasil que sobrepasa los 100 kilómetros.

Artículos Relacionados

Comentarios

Interesante. Todavía en la tierra quedan muchos lugares a los que el hombre no ha llegado…

Maykel

9 enero, 2017

Creo que esta informacion les llegó coo con diez años de atraso..

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Nuevos vientos

La caricatura