Deseamos apoyar ese sector privado vital y creciente en Cuba

El Sr. Thomas J. Donohue, Presidente y CEO de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos visita a Cuba por segunda ocasión. La organización que dirige, totalmente autónoma e independiente del gobierno norteamericano, representa 3 millones de empresas de los más disímiles sectores. Su primera visita fue en el año 1999, en aquel momento se reunió con Fidel Castro y habló en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, espacio al que acudió nuevamente este jueves para impartir una Conferencia Magistral.

“Hace 15 años visité Cuba y hablé en este mismo edificio extraordinario de la Universidad de La Habana, en aquel momento dije que era hora de abrir un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y que se necesitaban cambios en ambos países para lograr que eso sucediese, y que sucediese pronto. Ya hemos abierto ese capítulo, pero aún no lo hemos cerrado. El avance no ha sido tan rápido como hubiese querido, pero al menos está sucediendo” dijo el Sr. Donohue en la conferencia ofrecida hoy.

El Presidente de la Cámara de Comercio ha venido acompañado de una pequeña delegación integrada también por Steve Van Andel, Presidente de la Compañía AMWAY y Presidente de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y por Marcel Smits, Vicepresidente ejecutivo y Director Financiero de Cargill, una de las agro empresas privadas más grandes del mundo y que desde el año 2000 ha estado exportando alimentos y otros productos a Cuba.

“Cuba está cambiando algunas de sus políticas económicas y el sector privado está creciendo y los Estados Unidos también han revisado algunas de las restricciones en cuanto al movimiento de personas y de dinero, pero queda mucho por hacer por ambas partes” comentó el Presidente de la Cámara de Comercio, quien dijo también que su misión “es apoyar a las empresas privadas y persuadir a los gobiernos, no solo al de Estados Unidos, para que adopten políticas que le permitan a estas empresas ser exitosas. Creemos que los países con fuertes sectores privados, exentos de un excesivo control y propiedad por parte del gobierno, tendrán las economías más exitosas y productivas”

“Hemos escuchado que el gobierno cubano está haciendo cambios importantes en su política económica que podrían estimular al empresariado y abrir oportunidades para el comercio y las inversiones y acelerar el crecimiento económico y la modernización. Hemos venido aquí para evaluar la seriedad de ese esfuerzo y para alentarlo y apoyarlo en la forma en que podamos. Esperamos irnos de Cuba con una comprensión más clara de las reformas que están teniendo lugar y valorar la forma en el que el sector privado de los Estados Unidos podría brindar su apoyo. Estamos tratando de vincular a cubanos de todos los sectores de la vida y explicarles la manera en que la empresa privada podría mejorar de manera drástica la vida de los ciudadanos” afirmó Donohue.

El Presidente de la Cámara de Comercio dijo que se habían reunido con varios empresarios privados cubanos “sus esfuerzos por comenzar sus propios negocios muestran que el espíritu empresarial está vivo y goza de buena salud en muchos de los corazones de los ciudadanos de Cuba, y cuando ese espíritu se alienta de la forma adecuada, el país como un todo puede progresar”. Comentó que había visto este desarrollo en países que se parecían políticamente más a Cuba que a los Estados Unidos, como China y Viet Nam. “Lo mismo sucederá en Cuba si las reformas son serias y abarcadoras”, dijo.

“Cuba ha llegado a percatarse de que el gobierno no tiene por qué poseer un control sobre todos los aspectos de la economía. Nos complace ver varias empresas estatales realizando una transición hacia cooperativas privadas”, comentó.

La delegación estadounidense visitó algunas cooperativas no agropecuarias, el Sr. Donohue dijo estar particularmente impresionado por la Cooperativa de reparación de vehículos CRB y elogió los cambios significativos realizados en la agricultura y el incremento en el empresariado privado.

La delegación visitó también el nuevo puerto del Mariel, del cual el Presidente de la Cámara de Comercio dijo: “podría convertirse en el principal centro comercial para la región del Caribe, al mismo tiempo que, con la nueva Ley de Inversión extranjera, Cuba está invitando a socios foráneos a invertir en los nuevos sectores de la economía. La aprobación de esta ley indica que los líderes de Cuba comprenden que la inversión extranjera directa puede ser una herramienta poderosa para el desarrollo económico y la generación de empleos.”

“Estas son experiencias positivas, pero quedan muchos retos”, señaló. “Muchos observadores consideran que para potenciar el crecimiento económico del sector privado, Cuba necesita adoptar una sola moneda, trabajar para que la agricultura sea mucho más productiva y hacer más por las empresas estatales que durante largo tiempo han sobrevivido a base de subsidios”

El Presidente de la Cámara de Comercio subrayó que la comunidad empresarial estadounidense y la organización que preside “desean apoyar ese sector privado vital y creciente en Cuba. Creemos que es hora de eliminar las barreras políticas y trabajar por salvar nuestras diferencias. Durante muchos años la Cámara ha presionado para que nuestro gobierno elimine el embargo comercial a Cuba, es hora de un nuevo enfoque. Las actitudes hacia el embargo están cambiando en los EE.UU., y eso incluye a las generaciones más jóvenes de cubanoamericanos, sin embargo sigue siendo un tema cargado de emoción, de política y de puntos de vista defendidos con fervor por ambos extremos del conflicto”.

“Es importante señalar que la comunidad cubanoamericana está buscando enérgicamente oportunidades para mayores vínculos. Más de 300 000 cubanoamericanos visitaron la Isla el año pasado, llenando aproximadamente 40 vuelos semanales desde Miami, muchos otros están invirtiendo en negocios familiares en Cuba y ayudando a sus seres queridos a comprar, construir o renovar casas en la Isla. Algunos importantes líderes empresariales cubanoamericanos están liderando los esfuerzos por reanalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y están considerando el impacto y el potencial de políticas más moderadas hacia La Habana”.

Según Donohue, hay otros aspectos que el gobierno norteamericano debería considerar en relación con Cuba. Aunque el Presidente Obama ya ha dado algunos pasos iniciales, flexibilizando las restricciones de viaje y envíos de remesas, “podría dar pasos adicionales para facilitar el aumento de los viajes entre las dos naciones, podría crear nuevas vías para la importación y exportación de bienes y servicios comenzando por el nuevo sector privado en Cuba, podría expandir las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos y promover el tipo de intercambio personal entre ciudadanos que fomenta el entendimiento y los propósitos comunes”.

“El Presidente debería considerar dar estos pasos, en primer lugar, porque son del interés del pueblo estadounidense, de nuestras empresas, de nuestra posición competitiva y nuestro liderazgo constructivo en este hemisferio. De igual modo Cuba debería extender y acelerar sus reformas económicas porque son beneficiosas para el pueblo cubano”, afirmó.

“Nosotros en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos creemos en el poder de la empresa privada para ayudar a las sociedades a avanzar y mejorar y es en ese espíritu que hemos venido a su país y a su Universidad y hemos ofrecido estas observaciones. Sobre la base de lo que conocemos y lo que hemos visto consideramos que este período de transición de su sistema económico será también posiblemente de transición en nuestras políticas y es muy prometedor para ambos países. Esto podría darle una oportunidad a toda una nueva generación de cubanos y estadounidenses de conocerse, de aprender unos de otros, de hacer negocios juntos, de prosperar juntos y de ayudarse en calidad de amigos y vecinos. Durante mucho tiempo la relación entre nuestras naciones ha estado definida por nuestras diferencias y atada a su pasado, no tiene por qué ser de esa manera. Es hora de comenzar otro capítulo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y el momento de empezar es ahora”, concluyó.

El Sr. Donohue, tras concluir su conferencia en el recinto universitario, dijo a la prensa que Cuba podría ser un país mucho mejor para invertir si tuviera en cuenta las leyes de arbitraje, de protección de la propiedad intelectual y otros aspectos, pero es sin dudas un país con un gran potencial por la cercanía con Estados Unidos, por los cambios que están sucediendo y por el Puerto que se está construyendo. Dijo, además, que si tuviese un grupo con capital y pudiese venir a invertir en Cuba, lo haría en las telecomunicaciones.

Artículos Relacionados

Comentarios

Mayda Alejandra

31 mayo, 2014

Yo creo que ya ha llegado el momento del perdon y olvidar viejas peleas,Cuba se merece una economia estable,desde la base del respeto,Tu, mandas en tu casa y Yo en la mia( y los inquilinos) el pueblo cubano que bastante ha resistido y nosotros,los residentes de la Florida,olvidarnos del exilio historico,porque mientras sigamos generando odio,odio vamos a recoger,las generaciones son otras y los tiempos tambien.Hace 40 atras no habia ipod,ni iphone,si la tecnologia avanza por milesimas de segundos,la mentalidad humana tiene que hacer lo mismo,para caminar junto a los nuevos cambios.Dios permita que Cuba y Estados Unidos,recuperen el tiempo perdido y que ambos pueblos puedan disfrutar unidos.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

El vuelo

La caricatura