Rinoceronte

Cuando muera este ejemplar (y ojalá que tenga una larga vida) ya no habrá más rinocerontes en el Jardín Zoológico de La Habana. Hace rato que no hay elefantes, así que el rinoceronte comparte con el hipopótamo el honor de ser las mayores atracciones del parque. Pero la política es no acoger a más animales de este tamaño, pues se supone que sufren mucho. Hay gente que se opone a los zoológicos, con buenas razones. Pero esta sigue siendo la única manera de ver frente a frente a un rinoceronte. Al menos para los que no tenemos dinero para safaris.

Comentarios

Yo soy uno que me opongo a los zoologicos, aquariums y todo lo que sea animales confinados. Con la tecnologia actual se pueden recrear la vida de los animales en su ambiente sin necesidad de que sufran ellos para disfrutar nosotros. El que quiera y pueda que se pague su safari. El que no existe la tv. la internet, Google earth, youtube y un sinfin de vias para conocer el mundo sin salir del sofa.

Estoy en contra de que a esos animales lo squen de su habitad, desde hace años corren peligro de extincion

Claudia

12 julio, 2016

Yo, sin tener dinero tampoco para irme de safari, estoy totalmente against zoos, y si llevamos la cosa a los animales en el circo ya ni te digo.Camaguey, por ejemplo, se precia de tener su zoológico en medio de la ciudad, justo en el parque Casino Campestre, eso para mí no es motivo de orgullo. Los animales apenas caben en las jaulas, están asinados, es triste y deprimente entrar ahí.

Jajaja “esta sigue siendo la única manera de ver frente a frente a un rinoceronte. Al menos para los que no tenemos dinero para safaris” ¡Qué cometario tan cruel! ¿prefieres entonces verlos DELANTE DE TI y muriendo de hambre (entre otras cosas)? Supongo que también te mueres por tener unas pantunflas de piel de koala ¿no?Si no tienes dinero para safaris y quieres ver un rinoceronte, pues cómprate un documental de National Geographic.

Mónica Rivero

12 julio, 2016

Yo pienso que la posibilidad nuestra de ver frente a frente a un rinoceronte no le puede costar la vida o la salud al animal. Y ya se vio cuánto de las dos les cuestan casi siempre en un zoológico.

Yuris, con pena digo que este es el primer texto tuyo que me disgusta. Por muchas lecturas que tenga lo del dinero ausente para los safaris, ninguna puede esgrimirse como razón suficiente para mantener un animal bajo sufrimiento. Yo no me opongo a los zoológicos, siempre que mantengan su función educativa, conservadora de especies en peligro, sede de investigaciones y proyectos científicos. Y por supuesto, que las condiciones del cautiverio no atenten contra el bienestar del animal. Si se ha decidido que no habrá más bichos grandes en el zoo porque no se pueden cuidar adecuadamente, lo aplaudo. Eres un periodista brillante, pero aquí podías haber hecho más. Saludos

seré en este caso el abogado del diablo:
si es lo mismo ver un documental de national geographic de rinocerontes, que un rinoceronte real, entonces:
es lo mismo jugar en un nintendo la MLB que jugar pelota real?
es lo mismo ver un juego de fútbol que estar en un estadio en la eurocopa?
es lo mismo ver en el NTV como avanza la gastronomía y prod. alimentaria, que comerlo en casa?

Si vamos a ser virtuales, seamos virtuales coherentes. No es lo mismo ver un animal que una película del animal. De hecho, puede que el animal cuando ud. lo vea, esté cansado, aburrido o con flatulencias. En la película siempre mostrarán las mejores escenas… que estime el editor.
no me gusta el sufrimiento de los animales, mucho menos que para placer humano. Pero también es cierto que en zoológicos hay animales que duran mucho más que en la naturaleza. Nuevamente, la elección de Aquiles, una vida breve y épica, o una vida larga y mansa, esclava? Es fundamental que las nuevas generaciones no se despeguen de la naturaleza, para ello si no pueden ir a ver los animales, hay que traerles algunos. Es como los caballos: Me opongo a su maltrato, pero por cada caballo sustituido por motor de gasolina o petróleo (ya que no accedemos aún a autos o tractores ecológicos), aumentan las guerras, contaminación, etc… Claro, puede que ud. prefiera no ver, horror, alrededor suyo, latigazos a caballos, animales enjaulados, y no se preocupe por otras cosas más lejanas e invisibles pero mucho más graves. Es un tema donde la noción de “bien” y “mal” no es tan sencilla

Satisfacer la curiosidad no es justificación para mantener animales presos sean del tamaño que sean. Ojalá los zoológicos no existieran. Me acuerdo del pobre condor que vi, creo que en el zoológico de 26. Un ave nacida para volar sobre los Andes encerrada en un jaula.

Gallego

13 julio, 2016

Los zoológicos en Cuba no tienen condiciones para este tipo de animales -y creo que para ninguno-, así que prefiero verlos en libros o documentales, no creo que eso sea algo que me afecte grandemente, en cambio, el cautiverio y las malas condiciones sí afectan y mucho al animal. De hecho, Cuba debería sumarse a los países que han aprobado leyes para prohibir el uso de animales en los circos, por las técnicas abusivas que generalmente están detrás del amaestramiento del animal

En España, ahora mismo , hay una campaña para prohibir incluso el uso de caballos para arrastrar coches , contra los circos y las corridas de toros. Rumania hace tres años prohibio el uso de caballos para labores

y a seis lineas le llaman articulo!

Este es un “comentario” buenísimo, pero pa´ Facebook. No da para más. Devuelve el dinero, Yuris.

Yuri, cuán egoista puedes ser! Antepones tu curiosidad a la libertad del rinoceronte, que por demás, es una especie amenazada.

Adrian Eduardo

15 julio, 2016

Te puedes ir al Zoológico Nacional. Que allí hay, con menos estress que los del Zoo de 26. Por que lo que si puedo decir, es que el Zoo de 26 no es apropiado ya para animales. Demasiados animales…del otro lado de las cercas.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

El sueño del emigrante

Opinión Gráfica