El hombre y su clon robot

Hiroshi Ishiguro está en Cuba pero casi nadie lo sabe. Una periodista del sistema informativo de la televisión cubana ha dado a conocer en su perfil de Facebook que el ingeniero japonés estará este lunes en el Instituto Superior Politécnico “José Antonio Echeverría” brindando una conferencia sobre robots y humanos.

Pero no pensemos en robots industriales capacitados para acoplar piezas con alta precisión, ni en maquinitas rodantes manejadas por mando a distancia, ni en el droide icónico que Georges Lucas en su Guerra de las Galaxias inmortalizó como R2-D2. Tampoco debemos quedarnos imaginando esas máquinas antropomórficas que ayudan en la limpieza de la casa, planifican el menú y cantan canciones infantiles con sus voces electrónicas.

El ingeniero Hiroshi Ishiguro es conocido en el mundo porque ha sido capaz de crear copias robóticas de seres humanos: robots perfectamente humanoides que nos hacen preguntarnos por las perspectivas de la relación entre el mundo natural y el mundo artificial.

Uno de sus robots más famosos es el GEMINOID HI-4, la réplica casi idéntica del científico, cuya primera versión nació en 2005 –ya va por la cuarta–, y que ahora tenemos de visita en Cuba, junto a su creador.

El robot funciona a través de teleoperación: capta señales que recibe por medio de unos auriculares con sensores. Y logra sincronizar los movimientos de su cara con las palabras que pronuncia.

Evolución de GEMINOID HI

Ishiguro, director del Laboratorio de Inteligencia Robótica de la Universidad de Osaka construye estas réplicas humanas como vía para conocer qué nos hace humanos. “Esa es la pregunta final. Nuestro objetivo no es ganar dinero ni comer alimentos deliciosos, sino comprendernos a nosotros mismos.”

Otras de las réplicas humanas que ha creado son Erica, Elfoid, Telenoid, Kodomoroid, Otonaroid.

Erica, de 2015, es el primer androide totalmente autónomo del laboratorio. Puede mantener conversaciones de 10 minutos.

Algunas de sus características que refuerzan su “humanidad” son el reconocimiento de voz, el seguimiento humano por infrarrojos, la síntesis del habla y la generación de movimiento natural.

“Estoy interesado en la naturaleza humana, quiero entenderme a mí mismo”, explica Ishiguro. “Una vez que les pongamos voluntad y deseo [a los robots], serán capaces de actuar de una forma mucho más humana y serán capaces de entender las intenciones y deseos de la gente”, considera.

Artículos Relacionados

Comentarios

Mike L Palomino

19 marzo, 2018

Qué extraño artículo donde, hablando de cibernética y seres humanos no menciona el interesante tema de los cyborg!
Una gran oportunidad perdida: la utilización de la cibernética para corregir defectos de la naturaleza.
Sólo les digo una cosa: trabajé con muchos ingenieros japoneses en mis días y no son fáciles de engañar. Esos mojones del altísimo nivel de la educación cubana y esa hemorragia de títulos y doctorados mejor se las guardan, no vayan a pasar pena.

Roberto

20 marzo, 2018

que bien por la CUJAE, a ver si el japones crean puentes y algunos estudiantes de telecomunicaciones, informatica y mecanica se forman en OSAKA en estos temas que estamos atras de los cordales.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Armar la nación

Opinión Gráfica