¿Cómo vuelve Sonando en Cuba?

La serie televisiva Sonando en Cuba, competencia de intérpretes no profesionales de música popular cubana, presenta su segunda temporada, cuya emisión cero ocurrió el domingo 31 de julio.

Producida por RTV-Comercial y con idea original y dirección musical de Paulo FG, se trata de una serie de trece capítulos que saldrá al aire cada domingo entre agosto y octubre de este año.

El verano pasado fue el programa de más teleaudiencia, de acuerdo con Joel Ortega, director de la empresa. “Solo lo superó Tras la huella, que es de un género con una teleaudiencia muy fidelizada”, explicó.

Conferencia de prensa en el Salón Solidaridad del hotel Habana Libre. Foto: Jorge Miranda.
Conferencia de prensa en el Salón Solidaridad del hotel Habana Libre. Foto: Jorge Miranda.

Aun cuando fue muy bien recibido por el público, algunos le señalaron a Sonando en Cuba imitación de programas internacionales de formato semejante, como Operación Triunfo, La Voz Kid o America´s got talent; por demás muy populares entre algunos consumidores del Paquete Semanal.

“Ocurre que los códigos contemporáneos de un programa de entretenimiento son universales. Lo que nos distingue no es la forma sino el contenido. Sonando en Cuba en su contenido sí no se parece a nadie, defiende la genuina música cubana”, dijo Joel Ortega a OnCuba.

Antes había comentado que estamos “constantemente asediado por los medios más mediáticos –valga la redundancia– y se importan códigos y estéticas de muchos lugares y muchas culturas. Por eso nace la necesidad de rescatar los valores y las raíces de la nuestra”.

Paulo FG a propósito del mismo tema, nos comentó que extrañaba algo así en la Televisión Cubana. “(…) cosas como Buscando el sonero, de Víctor Torres, y antes también hubo programas de competencia aquí. Y cuando eso no existía ningún programita de esos. Yo recuerdo que yo era un chama y veía en la televisión cubana shows de composición muy elegante”, recordó.

Aseguró que “el buen gusto no tiene temporadas, sino protagonistas, es atemporal; pero a veces el panorama se deprime y desaparecen programas con buen gusto, con buen diseño, gente con buena voluntad queriendo hacer cosas…”.

“No se trata de imitar. Estamos hablando de una competencia, si siguiéramos esa crítica no podríamos hacer ningún evento de atletismo, por ejemplo, porque todos se hacen en una pista. No podríamos hacer nada porque todo tiene alguna similitud con algo”, comentó antes de insistir en que lo genuino del proyecto es que la música “es nuestra música. No cantamos temas de Céline Dion o Daddy Yankee”.

En esta ocasión se realizaron audiciones a nivel nacional, separando en tres regiones: occidental, central y oriental, con 8 seleccionados por cada región para un total de 24 concursantes; y como en la edición anterior, el proceso eliminatorio será gradual. Quienes entrenarán a los participantes son Beatriz Márquez, Leo Vera y Juan Kemell, como complemento a la función del coach que cada región tendrá al frente, tres reconocidos artistas de la música popular bailable que no han sido aún revelados al público.

Dos novedades relevantes son la ampliación de los géneros en concurso y la posibilidad de participación del público. Los coach preparan a cada participante y puede poner en “zona caliente” a “los concursantes que peor lo hagan”. El público podrá votar por SMS, telefonía fija o la página web, vías que estarán habilitadas 48 horas a partir de la emisión del programa. Quien tenga más puntuación permanece, quien tenga menos se va.

Además, la conducción la realizarán los actores Yasbell Rodríguez y Jorge Martínez, quien comentó que querían “propiciar más interactividad; pero es muy difícil, la tecnología no nos acompaña”.

Manolo Ortega, co director general y artístico dijo que trabajaron mucho en la visualidad del programa. “Hemos analizado el resto de los programas de este tipo que el público cubano sigue tienen una misma estructura”. De hecho, también en el Paquete compitió con sus “primos”, como llamó a los mencionados programas de dramaturgia y formato similar, los cuales, comentó, fueron tenidos en cuenta.

Sonando en Cuba estuvo en el Paquete Semanal. Eso lo vimos en el análisis”, dijo Joel Ortega. “Pero, ¿quién no está en el Paquete?” añadió Paulo FG. “Y esta temporada también estará”, concluyó entre risas Manuel Ortega.

El Teatro Astral ha sido el seleccionado para funcionar como estudio de filmación del programa, que aspira a “constituir un gran espectáculo, un gran show, que tanto lo necesita nuestro espacio televisivo”, en palabras de FG, quien dijo que le parecía contradictorio que no se fomentaran estos géneros a la vez que la EGREM le vende a Sony todo un catálogo de música nuestra. “Me parece que no es coherente”, dijo. “Si estuvieran en nuestras audiciones, donde muchas veces se nos pone la piel de gallina, iban a decir: ‘Caballero, cómo hay talento en este país’”.

Artículos Relacionados

Comentarios

por favor en esta temporada no venderse, no hacer trampa. escoge esta vez a quien se lo merezca realmente, porque el programa pasado fue menuda m… se perdio la fe en ti, pablito. haz lo correcto esta vez

Candelaria

8 agosto, 2016

A ver si los visten bien esta vez porque el año pasado estaban los pobres muy falta de glamour

yoanis soriano cabrera

17 agosto, 2016

el año pasado fue de muy mal gusto y si fue una mala imitacion de los programas universales como dice en el articulo y es verdad que ya en cuba habian programada buscando el sonero y otros pero habia un jurado y ya no se dividian por equipos ni habia nadie que lo representara, ni la boberia de aprecer en lo lugares para dar la sorpresa que nunca es tan sorpresa solo caemos en lo banal que se convierte el programa la idea es buena pero la copia es muy mala y lastima que no se defendiera la musica cubana ese si sería el colmo

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica