Los Ángeles: “No los defraudaremos”

Con el tema “Cuéntale a él” comenzó en Cuba el fenómeno musical de Los Ángeles, un grupo integrado por Ángel Jesús Rodríguez, Sian Chiong y Hansel Delgado. Desde que surgieron en 2009 como Los Ángeles de la Bachata, han conquistado sobre todo al público juvenil. Sin embargo, hace algún tiempo pretenden demostrar que han crecido y que desde su imagen hasta sus canciones han experimentado una transición en busca de un público mayor.

No solo les interesan las quinceañeras; aspiran a algo más desde del lanzamiento internacional de su carrera con la firma de un contrato discográfico con el famoso productor y músico estadounidense Sergio George.

Los Ángeles ya no son solo los niños lindos de la música cubana, aunque como declaran a OnCuba, conceden gran importancia a su imagen, saben cómo y cuándo mirarse al espejo, sonreír y salir al escenario. Más allá de las luces y la parafernalia se han vinculado a proyectos comunitarios presentándose en hospitales y escuelas. Hacen, además, la imagen del proyecto Queremos hablar de sexualidad del CENESEX, donde intercambian con jóvenes a propósito de la responsabilidad sexual, aprovechando la influencia que ejercen en esta comunidad.

Comenzaron cultivando la bachata aunque su sonoridad actual es una fusión de ritmos, tanto foráneos como cubanos. “Hoy día somos multifacéticos, podemos hacer una balada, un merengue electrónico, algo con un estilo más urbano o un reguetón, aunque la base de nuestra música es el pop-house. Nos dimos cuenta de que el cubano es bailador, le gusta mover la cintura”.

¿Cuán importante ha sido la imagen para ustedes, por ejemplo, el peinado?

Cuando empezamos nos dejamos crecer “los pinchos”casi de casualidad porque estaban de moda, hasta que luego vimos que funcionaban bien en conjunto. Creo que la mayoría de los artistas le deben mucho a su imagen. En nuestro caso la imagen ayudó. Cuando nuestro primer disco tuvo éxito todos identificaban quiénes éramos.

Lo que no nos gusta es que nos traten como productos. A veces la gente dice: “Tírense la foto con ellos porque están hechos para eso”. Somos personas, no objetos. Nos sentimos bien con que los niños y sus padres nos vean como algo sano, que escuchen nuestra música cuando salgan de la escuela y que no ocupen el tiempo en pensar en adicciones.

En general para nosotros la imagen es muy importante, diríamos que un 80 por ciento. El resto lo ocupa la música y el espectáculo.

Pero ahora pretenden dar una imagen más adulta, demostrar que crecieron…

Nos interesa motivar a la gente para que puedan disfrutar de un concierto de Los Ángeles de otra forma; que no sea el grupo de cuando éramos niños o adolescentes sino el de toda la vida.

¿De qué se valen para esto?

Cambiamos visualmente y presentamos una proyección escénica y sonora más madura. Nuestra música ya no tiene ese sentido tan pop que representa juventud. Antes le cantábamos mucho más a las cosas lindas, nunca a la tragedia, pero ahora nuestras letras son más diversas y elaboradas. Hemos cambiado. Las canciones son más sensuales y utilizamos el doble sentido pero sin llegar jamás a la vulgaridad.

En cuanto al corte de cabello fuimos los primeros en pelarnos así. Nos diferenciamos porque cada uno tiene una determinada identidad; uno con los cortes, otros con mahua, nosotros fuimos los de los “pinchitos” y este radical cambio ha sido para llamar la atención; es como cuando la Coca Cola, que siempre ha sido roja, presentó una lata negra para llamar la atención. Nosotros cambiamos nuestros cabellos y un tanto la forma de vestir para reflejar estos nuevos tiempos.

¿Cómo piensan marcar la diferencia en sus audiovisuales?

Estamos trabajando en ello. La canción del clip más reciente es bastante distinta a lo que está sonando en la actualidad en el mercado musical. Es un pop fusión. Nos encaminamos poco a poco hasta encontrar a Los Ángeles maduros. Más allá de la estética estamos trabajando para mantener nuestro sello que nos diferencia de todos, aunque experimentando una evolución. Tenemos seis producciones discográficas, dos DVD y preparamos un próximo disco nombrado Caliente, mucho más maduro en todos los sentidos. Nuestro público, que siempre ha sido el llamado público de la noche, ha ido creciendo y es muy simplista.

¿Su trabajo obedece a las exigencias del público que los sigue y tiene exigencias simplistas?

En todos los países existen cantantes para cada momento y la economía es necesaria en el arte. Hay trovadores que hacen muy buenos temas y pasan mucho trabajo para pegarlos. El problema no creo que sean los artistas sino lo que los medios te ayuden a difundir, pues en ocasiones nosotros hemos escrito canciones complejas dirigidas a todo tipo de personas, de las que hay que sentarse a escuchar y no las ponen.

Foto: Izuky Pérez.
Foto: Izuky Pérez.

¿Sienten que la difusión de los medios de alguna manera ha intencionado el trabajo que hacen?

Ellos se han centrado en que quieren difundir la salsa y el son como géneros primordiales y no ponen en la televisión ni pop ni reguetón; de hecho, nosotros no salimos en la televisión desde hace dos años.

¿Por qué?

Dicen que debemos tener un perfil bajo y que no somos de interés televisivo. Los últimos programas que grabamos nunca salieron. Hicieron un análisis de los diez grupos que más transmitía la televisión, nosotros éramos el número uno porque nos pedía mucha gente; pero al parecer a algunas personas de nuestro país les molestó que fuéramos muy televisados y decidieron revertir eso. Parece que éramos un fenómeno tan comercial y arrasador que quisieron detenernos de esa forma.

¿Cómo organizan su trabajo y capacidad creativa en sintonía con el público y los medios?

El mismo problema de que no nos dejan salir en televisión nos obligó a cambiar más rápido, fue un catalizador pues necesitábamos difundir más nuestro trabajo y, al no tener acceso, tuvimos que tomar medidas drásticas para llamar la atención. Hicimos temas de reguetón que, aunque nunca nos gustó el género, los hicimos porque tuvimos que buscar maneras alternativas de que la gente nos escuchara.

Podemos decir que este nuevo paso nuestro fue más producto de la televisión que de nosotros mismos. No existe una censura explícita, pero sí en la práctica porque no estamos programados. Hicimos el lanzamiento internacional de nuestra carrera en 2015 en el Teatro Lázaro Peña; asistió la prensa de muchos países y sin embargo acá no dejaron televisar el spot.

Tenemos que esperar y ver qué sucede con el tiempo. La esperanza es lo último que se pierde. Lo que nunca nos quitarán son las ganas de trabajar y satisfacer a nuestros seguidores. A ellos no los defraudaremos.

En tres ocasiones recibieron el premio de la popularidad del Concurso Lucas y en 2015, al no resultar laureados, recibieron fuertes críticas por su reacción en la gala de premiaciones…

Eso no fue como se ha contado. Le debemos ante todo un inmenso agradecimiento a los premios Lucas porque desde el principio de nuestra carrera nos potenciaron y fue recíproca la relación, porque ellos llegaron a las más nuevas generaciones gracias a nosotros y a su vez Los Ángeles al gran público a través de ellos.

Llevamos muchos años ganando el premio de la popularidad y siempre nos vamos del teatro antes de que anuncien el resultado porque nos vienen encima todas las fans. Ese año, que no ganamos, tampoco lo hicimos diferente. Nos levantamos y nos fuimos antes del resultado. Pero muchos pensaron que nos habíamos molestado al sospechar que no teníamos el premio. El hecho es que estábamos en los dos primeros lugares con “Quiero olvidarte” y “Mi carrito” y Gente de Zona estaba en el lugar siete, lo supimos porque ese año se hicieron públicas las votaciones.

En mensajería, con permiso de la modestia, siempre hemos sido quienes más mensajes hemos acaparado. Por ejemplo, ese año “Bailando” tuvo 4000 y nosotros 16000. Siempre han sido extremas las diferencias y decirnos entonces que “La gozadera” superó nuestros votos es faltarle el respeto a nuestro público, que es mayormente adolescente y por sus características generacionales se comunica por mensajes.

Los organizadores de Lucas argumentan que encuestaron personas en la calle y respondieron a favor de Gente de Zona. Nos sentimos muy decepcionados porque creo que el método de votación no estuvo muy claro, debe revisarse y lograrse una manera más democrática porque se trata de popularidad. Además, creo que deberían idear una categoría de premiaciones internacionales porque están poniendo a competir a gatos contra leones. Detrás de una canción con artistas extranjeros hay millones de dólares en campaña publicitaria. Nosotros somos pobres y solo queremos llegar a la gente y no defraudar a los seguidores que apuestan por nosotros.

 

Fotos: Izuky Photography

 

Artículos Relacionados

Comentarios

Me encantan estas operaciones de limpieza de imagen, jum…

eduardo

21 enero, 2017

Se ha visto entrevistas en televisora externajeras, donde han dicho cosas que no se atreven a decir aqui y eso es negativo porque como todos esos artistas tienen una doble moral, aqui son lso angeles del amor pero afuera se convierten en expertos politicos y analistas criticos de su país ….traten de coordinar una sola moral para que sean más creible

Eugenio

21 enero, 2017

En serio alguien cree esa postura de víctimas de Los Ángeles. La censura en los medios es cierta, que son un fenómeno súper seguido por la juventud también, pero que hacen una música para nada interesante también es verdad.
No hubo preguntas interesantes o inquietantes. Buen publirreportaje, poca seriedad en cuanto a labor periodística…
Saludos

No les interesa ser un “producto” pero le dan un 80% de importancia a la imagen y……luego la música y el espectáculo (el pollo del arroz con pollo). Entonces, de qué estamos hablando????

Gabriel

22 enero, 2017

Por un concierto de estos tipos no doy ni medio centavo. Una vez fueron a la UCI a cantar y realmente cuando le quitas el filtro de la fotografia y los arreglos de sonido, son tres afónicos que lo último que son es cantantes.
De que tienen éxito en su imagen, es verdad, en adolescentes, pero alguien considera difícil entender como hacer que un adolescente siga a un artista?….Pon una cara, ropa de moda que ansían tener y canta sobre amoríos de chiquillos y esas tonterías y los tendrás en masas. Pan comido.
Muchachitos, hagan modelaje, dedíquense a chismear de Cuba en el extranjero, a seguirle la corriente a los adolescentes y al negocio del sensacionalismo, pero ustedes son todo menos cantantes.
Y la escritora que para la próxima adorne más lo que claramente es lo que dice @Eugenio, un “publireportaje”.

que buenos son los Angeles!!!
incluso los Premios Lucas debian agradecerles que llegaron al publico más joven gracias a ellos!!!
“Mi Carrito” contra “La Gozadera”… que cosa!!!
Los tienen censurados por lo buenos que son y porque arrastran masivamente a los más jóvenes!!!
ya me puedo morir tranquilo… nada me queda por leer en esta vida!!!

Rasangeles

24 enero, 2017

eSTAN HACIENDO COSAS PARA EL MERCADO DE MIAMI NO PARA CUBA. ademas tantos adornos denotan su falta de musicalidad.

Con solo un 20 % de música y 80 % de imagen… No quiesiera que mis hijos o mis nietos siguieran nunca a estos “cantantes”, es verdad que son seguidos por los jóvenes, pero eso debería darnos verguenza y los medios deberían difundir mejor música, no música chatarra como la que hacen estos chicos lindos. Cuendo yo era joven escuchaba a Silvio, Pablo, a Los Van Van.

Los nuevos Rolling Stone :D

24 enero, 2017

“… Parece que éramos un fenómeno tan comercial y arrasador..” jajajajaja.

Una vez caminando por 5ta, oí una gritería en Le Select y cuando percibí que eran ellos entendí por qué los fans no entienden que no cantan: ¡no los oyen con la gritería que arman! Hay que estar muy necesitado pa’ creerse estos ‘artistas’. Ni cuerpo, ni cara, ni voz… (en el mismo orden de prioridades que se imponen).

…y sí, totalmente de acuerdo con Jum: operación escoba, pa’ barrer debajo de los asiento del Karl Marx las groserías que dijeron y que todo el mundo que estaba ahí oyó.

Steve J

25 enero, 2017

Gracias a nuestros adolescentes tenemos que aguantar leer lo q resalta @rolling stone “Fenomeno comercial y arrsador.” Si ellos son eso yo debo ser el proximo Steve Jobs cubano jjjjjjj
Y para onCuba, si se van a poner a publicitar para monetizar, al menos haganlo con algun tema que valga la pena. Estoy seguro q la entre la mayoria de las personas q los leen no hay muchos adolescentes, que son los q siguen a “fenomenos comerciales y arrasadores” como estos tres señoritos.

“Un fenómeno tan comercial y arrasador” solamente comparable con la grandeza de Boni & Kelly

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica