Yo soy la Virgen de la Caridad

Se dice que El Cobre, localidad de la provincia oriental de Santiago de Cuba, es el pueblo más visitado de la Isla. La aseveración debe ser exacta: allí se halla la basílica donde se venera la imagen de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba. La Ochún del panteón yoruba, virgen del amor, como indica su nombre para los católicos, y diosa de las aguas y de la fecundidad, de la sexualidad y del oro, y también del amor, en esa secta de origen africano.

Algunos de los visitantes llegan desde muy lejos. Con su visita, muchos pagan una promesa. A otros los inspira la devoción e incluso la simple curiosidad. Asistir a las misas que allí se ofician es algo secundario para la mayor parte de los que visitan el santuario, pero ninguno quiere irse sin ver la imagen de la virgen sobre su base plateada del siglo xviii; la corona y el resplandor de su investidura de 1936; el rosario que le regaló Juan Pablo II, y su traje de oro que luce en el pecho el escudo de la República.

Desde el Camarín de la Virgen, la Patrona de Cuba ofrece una imagen insuperable. Gira sobre ella misma y por eso, si hay misa, mira hacia el templo, y si no, hacia el Camarín, espacio al que antecede la Capilla de los Milagros donde los fieles depositan sus ofrendas y pagan sus promesas. Algunas de esas piezas, por su valía también espiritual e histórica, debieron ser retiradas del lugar. Sucedió así con la medalla acreditativa del Premio Nobel que en los años 50 donó el gran narrador norteamericano Ernest Hemingway, y la silueta en oro blanco del Comandante en Jefe Fidel Castro, donada por su señora madre, en los días de la Sierra Maestra, en ofrenda por la vida de su hijo.

Veneración a la virgen. Foto: Alain L. Gutiérrez Almeida
Veneración a la virgen. Foto: Alain L. Gutiérrez Almeida

 

Otro objeto memorable es la bandera cubana que le dedicaron los veteranos de la lucha contra España. Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, la veneró en su templo en 1868, cuando se alzó en armas contra el colonialismo español, y su imagen, prendida en el pecho de muchos combatientes, acompañó a los cubanos en su decisión de conquistar la independencia. Fueron miles de soldados y oficiales mambises, encabezados por el mayor general Jesús Rabí, los que solicitaron y obtuvieron, en 1916, que el papa Benedicto XV la declarara Patrona de Cuba.

Dos décadas después, por delegación de Pío XI, el arzobispo de Santiago de Cuba procedió a su coronación canónica. La corona y la aureola, de 20 pulgadas de diámetro, de platino y oro de 18 quilates, llevaban engastadas 1 450 brillantes, rubíes y esmeraldas; la cruz de su mano derecha, de platino, estaba formada con brillantes y amatistas, y la corona del niño Jesús, de oro y platino, lucía ricamente guarnecida de brillantes y perlas. En 1998 Juan Pablo II asume personalmente la atribución de coronar a la Patrona de Cuba y al niño, y coloca en la mano derecha de la santa un rosario de oro y perlas. En 2012, durante la celebración del cuarto centenario del hallazgo y presencia de la imagen de la virgen en Cuba, Benedicto XVI acude al Cobre a rendirle tributo.

Alain L. Gutiérrez Almeida

Historia y leyenda

La hermosa imagen de la madre de Cristo apareció flotando sobre las aguas de la bahía de Nipe en 1612. Tras tres días de tormenta, en un amanecer, apareció sobre un pedazo de madera en el que se leía: “Yo soy la virgen de la Caridad”. Los hombres que hoy conocemos como los tres Juanes, que habían ido a Nipe en busca de sal, la recogieron y la llevaron al caserío de Barajagua y años después a la parroquia del Cobre. Desaparecía de un lugar y otro, y se hacía visible en lo alto de una loma de esa localidad. Una noche se vio justo allí un gran resplandor. Ese era el sitio donde la virgen quería estar.

Se construyó entonces en el lugar una pequeña ermita. El santuario quedó concluido en 1927, aunque la escalinata no estuvo lista sino hasta dos décadas más tarde. En 1977 Pablo VI concedió al santuario la dignidad de basílica menor. Desde 1605, hasta la fecha, unos 40 ermitaños y capellanes atendieron el santuario. Nadie ha podido romper la marca del sacerdote cubano Mario Carassou: estuvo 46 años a cargo del templo, entre 1948 y 1992. En 1982 la imagen de la virgen sufrió un delicado proceso de restauración que, tras golpes y accidentes, le devolvieron, aseguran especialistas, un rostro de expresión más refinada que conservó sus labios sensuales, la mirada vivaz, los pómulos salientes y sus ojos grandes y rasgados.

El sincretismo también se expresa en la Virgen de la Caridad. Foto: Alain L. Gutiérrez Almeida
El sincretismo también se expresa en la Virgen de la Caridad. Foto: Alain L. Gutiérrez Almeida

Virgen por el mundo

En 1977 se consagraba en Miami la ermita a la virgen de la Caridad. La imagen que preside el templo perteneció a la parroquia habanera de Guanabo y fue sacada de Cuba en 1961. Está situada junto al mar y a ella conduce un camino flanqueado de palmas reales. Dentro, el gran mural del holguinero Teok Carrasco recrea, mediante 63 imágenes de cubanos notables, la historia del país en un sitio cuajado de nostalgia.

Una imagen de piedra de la virgen, obra del cubano Rodolfo Tardo, se venera en el santuario nacional de la Inmaculada Concepción, en Washington. En España, en 1919, se colocó una imagen de la virgen cubana en la iglesia del monasterio de las Descalzas Reales, de Madrid. También en Madrid, en el barrio de Lavapiés, se estableció, en 1965, bajo el patrocinio del Cobre, una capilla en el colegio Hijas de la Caridad. Existen en España otras capillas dedicadas a la Patrona de Cuba. En Venezuela, en una zona marginal de Caracas, en 1972 se alzó bajo su advocación una parroquia que se consagró diez años más tarde. En el Cerro de la Popa, en Cartagena de Indias, existe a la entrada del santuario dedicado a la virgen de la Candelaria, un cuadro que representa a la Caridad y a los tres Juanes. En México se siente gran devoción por ella, y se le venera asimismo en la aldea marina de San Clemente, Ecuador. En La Habana, la iglesia de Salud, esquina a Manrique es la parroquia central del culto a la Caridad en el occidente de la Isla y el segundo santuario nacional del país. Se rendía culto allí a la virgen de Guadalupe hasta que, en 1913, América Arias, esposa del presidente José Miguel Gómez, pidió al papa que se dedicara a la virgen de la Caridad.

¿Fue el de la virgen un hallazgo real? ¿Ocurrió en el mar o en la tierra? ¿Es creación de fantasías populares inducidas por intereses ajenos a lo religioso? ¿Carecen de sustrato histórico alcanzable esa imagen y la devoción que despierta o, por el contrario, puede discernirse en ellas un sustrato realmente histórico? –se preguntaba monseñor Carlos Manuel de Céspedes.

Cualesquiera que sean las respuestas a esas interrogantes no puede perderse de vista que la virgen de la Caridad del Cobre es la devoción cristiana más extendida en Cuba, y un evidente símbolo de cubanía.

Artículos Relacionados

Comentarios

maricel

2 agosto, 2015

Nuestra Señora Caridad del Cobre

Irian I.Sanchez

2 agosto, 2015

En la Parroquia La Purísima Concepción en Caibarien Villa Clara Cuba se hizo una replica de la Imagen con ropas bordadas en hilos de oro .medidas exacta de Nuestra Santa Patrona Virgen Maria de la Caridad por un pequeño grupo de feligreses del cual hay testimonio real

Denis Morales

2 agosto, 2015

Muy bueno, excelente pluma para el conocimiento del mundo

Rosemary Solano

3 agosto, 2015

¡Cuán bella y milagrosa eres mi vigencita querida!
Un milagro le pido para un gran amigo mio , el Dr. Paulo Nasser. Rosas amarillas te voy regalar.

Dolores Rosario Marrero

3 agosto, 2015

Mi querida virgen de la Caridad del Cobre pido por todos los cubanos que siempre nos acompane y nos proteja nos de tu Bendiciones Amen

Rosa María Peraza. Gereno

3 agosto, 2015

Te adoro. En usted encomiendo mi futuro mi salud mi eco omia yque me permita regresar. a mi. cuba para poderla. ofrendar. también te encargo. a mi. familia. Que. por. un hombre. Muy. malo. Nunca. E más. Los he. Vuelto. A ver por favor ayúdame.

yisel del rocio rodriquez gamboa

3 agosto, 2015

mi bella y hermosa virgen de la caridad del cobre tu que eres tan grande y tan milagrosa .lo unico que te pido es que cuides de mi y de mi familia nos de mucha salud paz y armonia estabilidad firmeza y mucho amor .te aadoroooooo. gracias por estar siempre ahi cuidandome a mi y a los mios gracias y mucho ache.

Que bella eres virgencita ,intersede ante tu hijo jesus para que proteja a xada cubano estén donde estén
.Amén

zoila rosa

4 agosto, 2015

Mi preciada caridad del cobre, protege a mi madre, hijas, nietos, hermanos y toda la familia en general; deseo también que protejas al pueblo de Cuba

Mi madre, fue devota de ella, siempre le pedia, salud, y tranquilidad!!! crecimos en eso.Esa Virgen se quiere y se respeta por todos los Cubanos!!!!!!

Jorge Carlis

5 agosto, 2015

Cuanta belleza y cuan milagrosa eres, bendiceme a mi y a toda mui familia

Nelson Segundo Navarro Diaz

4 noviembre, 2015

Madre de todos los Cubanos, Nuestra Virgen de la. Caridad del Cobre.. Hermosa,bella y mlagrosa. Bendice a todos los Cubanos, Intersede ante de tu hijo de Jesús para que nos proteja y nos de nuestras bendiciones. Salud, Paz, Armonía, Firmeza y mucho amor. Amen!!!

Soy cubana, vivo en Bogotá, Colombia…¿ alguien me podría decir donde comprar en Miami una litografía grande de la Caridad del Cobre? es por una promesa, mi correo es chaneldecuba@hotmail.com Muchas gracias. Lina.

Anabel

10 mayo, 2016

Ayuda mi Virgencita a mi niña, no la desampares en estos momentos, te adoro ayúdale en sus exámenes y en el amor, dale fuerzas en todo, Amen

La venero muchísimo.

Lilibeth Alfonso

29 mayo, 2016

Mujy bueno, solo aclarar que desde hace varios meses, la virgen mira todo el tiempo hacia la iglesia pues el camarín ha dejado de usarse por lo menos para el público. En estos momentos, las ofrendas se muestran en el propio primer piso, a un lado.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Armar la nación

Opinión Gráfica