¿Cubanos en la postemporada de la MLB?

La campaña regular de la MLB se acerca a su recta final, a su mes definitorio. Una treintena de juegos le restan a cada equipo hasta último día de septiembre, cuando cerrará sus cortinas la etapa clasificatoria, y todavía son varios los contendientes por un sitio en la postemporada.

En la Liga Americana, los Medias Rojas de Boston (90-42) y los Indios de Cleveland (74-56) caminan seguros hacia los play off como líderes divisionales, en tanto los Astros de Houston, actuales monarcas de la Serie Mundial, aun cuando marchan en punta (80-50), son asediados de cerca por los Atleticos de Oakland (79-52) e incluso por los Marineros de Seatle (74-57).

De no poder asaltar la cima, estos dos últimos equipos lucharán por entrar al menos en el duelo de comodines, aunque en esta carrera la ventaja es para unos Yanquis de Nueva York (83-47) que aún no pierden la esperanza de alcanzar en el liderazgo a los de Massachusetts. Más alejados, aunque todavía con chances matemáticos, los Rayos de Tampa Bay (70-61) son hasta el momento el otro equipo del joven circuito que gana más de lo que pierde.

La Liga Nacional, en cambio, exhibe un panorama mucho más cerrado. Ninguno de los cabezas de división cuenta con una ventaja definitiva y no podrá bajar la guardia si quieren asegurar un boleto directo para octubre. Los retadores, por su parte, saben que no hay cupos para todos en los play off y no quieren quedar fuera de la fiesta.

Los Bravos de Atlanta (73-57) tienen a los Filis de Filadelfia (70-60) pisándole los talones; los Cachorros de Chicago (76-53), a pesar de ser el conjunto que más gana en el circuito, son perseguidos de cerca por los Cardenales de San Luis (73-58) y los Cerveceros de Milwaukee (73-59); mientras, los Cascabeles de Arizona (72-58) sienten en la nuca la respiración de los Rockies de Colorado (71-59) y los Dodgers de Los Angeles (70-61), subcampeones de la Gran Carpa en 2017.

Terminado el período de canjes el pasado 31 de julio, varios cubanos podrían verse envueltos en la postemporada luego de transitar esta campaña con más o menos acierto en la MLB.

Dos de los más seguros hasta este lunes visten el uniforme de Cleveland: Yonder Alonso y Yandy Díaz. El inicialista Alonso ha tenido una buena actuación en 118 partidos con los Indios con los que acumula una línea ofensiva de .248 de average, .312 de OBP y .445 de slugging, además de 22 jonrones y 74 empujadas; esta última, su mayor cifra desde que milita en las Grandes Ligas.

Defensivamente no brilla igual, con 9 errores y un promedio de .990, el más bajo para un primera base en su liga. Pero al bate compensa.

Yonder Alonso: “¿Quién no quiere ponerse el uniforme de su país?”

El villaclareño Díaz, por su parte, apenas se ha desempeñado en 15 juegos, pero en ellos promedia .333, con OBP de .360 y slugging de .417. Aunque no tiene vuelacercas, suma 2 dobles, 1 triple y 7 impulsadas, y podría ser una pieza de cambio importante.

Lamentablemente, a ellos no se unirá el jardinero Leonys Martin, llegado a Cleveland procedente de los Tigres de Detroit. Al también villaclareño la suerte no lo ha acompañado en las últimas campañas y una infección bacteriana, que incluso hizo peligrar su vida, puso fin a su temporada cuando apenas había jugado 6 partidos con los Indios y promediaba .255/.323/.425 entre ambas franquicias, con 11 bambinazos y 33 para el plato, sus mejores números desde 2016.

También debe repetir en octubre el espirituano Yulieski Gurriel, rey con los Astros de Houston el pasado año. El Yuli sobrepasa ya el centenar de juegos con el equipo texano (109), en los que acumula .283/.315/.410 de línea ofensiva, con 8 jonrones, 29 dobles y 64 empujadas, y aunque no se destaca como robador (5) su porciento es elevado (83%) pues apenas ha sido capturado una vez.

Al campo, ha jugado mayoritariamente como primera base, posición en la que encontró acomodo dentro del reputado cuadro de los Siderales –junto a Altuve, Correa y Bregman–, y promedia .994 con 4 pifias. Consolidado en la formación de Houston, el cubano debe ser nuevamente protagonista en la postemporada.

Con los Astros ya lanzó este año el zurdo Cionel Pérez, gracias a sus excelentes números en las menores. No lo hizo mal el muchacho de Matanzas, con 7 ponches en 7,0 innings, PCL de 3,86 y Whip de 1,29; y aunque volvió a salir del listado activo podría regresar en septiembre y aportar a la causa de los campeones.

En la Liga Americana, si sus equipos finalmente avanzan, también pudieran tener destaque los monticulistas Aroldis Chapman (Yanquis) y Roenis Elías (Marineros).

Actualmente en la lista de lesionados por una tendinitis en la rodilla izquiera, el zurdo holguinero es el principal cerrador de los del Bronx y el manager Aaron Boone confía en tenerlo pronto de vuelta para la recta decisiva del campeonato.

En 2018, Chapman tiene 3 éxitos y 31 salvamentos, con un promedio de limpias de 2,11 y un Whip de 1,04, y su recta sigue siendo temible para los bateadores contrarios. De su recuperación podría depender en gran medida el avance de un equipo que, por demás, tiene a otros importantes efectivos entre algodones.

Aroldis Chapman. Foto: Gregory Shamus / Getty.
Aroldis Chapman con el uniforme de los Yanquis de New York. Foto: Gregory Shamus / Getty.

El guantanamero Elías, mientras tanto, volvió a enfundarse este año el chaleco de Seatle y hasta este lunes tenía foja de 2 victorias y una derrota, con un aceptable PCL de 3,82 y un Whip de 1,34 en 30,2 entradas de actuación. Ya no trabaja como abridor –solo tiene 2 aperturas en 16 partidos en 2018–, pero al menos ya superó su performance de sus campañas con Boston y es un lanzador con experiencia que puede ser muy útil desde el bullpen.

En los Marineros también milita el outfielder Guillermo Heredia, aunque en estos momentos no aparece en el róster activo del equipo. En 105 juegos acumulados, el matancero mostraba un pobre performance de .217/.295/.308, 14 impulsadas y 4 jonrones, y parece difícil que pueda recuperarse.

En la Liga Americana, las posibles oportunidades de lucimiento en octubre recaen principalmente en dos viejos conocidos: Yasiel Puig y Yasmani Grandal, ambos con los Dodgers de Los Ángeles. Para esto, los californianos tendrán que poner el pie en el acelerador en su dura porfía con Arizona y Colorado por el liderazgo de su división.

“Caballo loco” Puig ha vuelto a hacer de las suyas este año y hace apenas dos semanas protagonizó una sonada bronca con el receptor Nick Hundley, de los Gigantes de San Francisco. Pero, no es con esta actitud que podrá ayudar a su conjunto. En cambio, sí puede hacerlo con el bate y, de paso, mejorar una línea de .264/.323/.458, que no es mala en realidad.

Puig ha salido al campo en 99 partidos, en los que ha despachado 15 vuelacercas y ha traído para el home a 47 compañeros, números inferiores a su campaña anterior, aunque cerca de la media de su carrera. A la defensiva tampoco ha tenido el mejor año y acumula 7 errores, para un pobre .957 de average. No obstante, es un jugador que no baja su intensidad y si los Dodgers pasan, de seguro se hará sentir en la postemporada, como en 2017.

Menos mediático, Grandal ha visto acción en 110 desafíos y sus estadísticas hablan por sí solas: línea ofensiva de .243/.350/.472 –ligeramente por encima de su performance histórico– con 21 jonrones y 59 empujadas, entre los primeros en un conjunto que tiene bateadores probados como Matt Kemp, Cody Bellinger, Max Muncy y Chris Taylor.

Con los arreos, promedia .994, con 6 errores y 7 passed ball, al tiempo que ha atrapado a 15 en 59 intentos de robo, una estadística que debe mejorar. En la postemporada anterior, el cubano apenas pudo mostrarse y este año la historia podría ser diferente.

Tampoco puede olvidarse a José Adolis García, que finalmente logró debutar en las Mayores este año con los Cardenales de San Luis. El avileño, sin embargo, apenas conectó un hit en 11 turnos al bate, y volvió a salir del róster activo, aunque la puerta pudiera no estar cerrada del todo.

Septiembre está al doblar de la esquina y entonces los listados activos crecerán hasta 40 peloteros. Nuevos rostros llegarán a los equipos, y entre ellos quizá más de un cubano. Y aunque es pronto para saber el aporte de “nuevos” y “viejos” en la postemporada, la historia en esta instancia decisiva podría traer nuevas alegrías para los aficionados de Cuba.

En octubre sabremos si alguno de los ahora mencionados, u otro, pudo ponerse finalmente el anillo de campeón de la Serie Mundial, como lo hizo Yuli Gurriel en 2017. ¿Se animan a un pronóstico?

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Armar la nación

Opinión Gráfica