Eric Nadel: That ball is history!

Para Eric Nadel un momento memorable en su prolija carrera es el ponche número cinco mil de Nolan Ryan, el 22 de Agosto de 1989. Narrarlo le llevó mucha más emoción que la mayor parte de los jonrones que transmite a diario con su tradicional y vibrante That ball is history!, lo cual es mucho decir.

En 36 años como narrador de transmisiones radiales y televisivas de juegos de los Rangers de Texas, una de las franquicias de las Grandes Ligas de Béisbol de Estados Unidos, Eric Nadel ha tenido la posibilidad de presenciar y complementar con su voz grandes momentos que ni él ni millones de aficionados al deporte de las bolas y los strikes olvidarán nunca.

Lo ha hecho tan bien que en 1991 fue enaltecido al Salón de la Fama del béisbol tejano y en 2012 al más exclusivo aún de los Rangers de Texas. Además, el pasado año fue galardonado con el premio Ford C. Frick, entregado todos los años a un narrador por su contribución al desarrollo y difusión del béisbol en las ceremonias de exaltación al Salón de la Fama de Cooperstown, el paraíso terrenal de la gloria en este deporte.

El pasado 17 de diciembre, Nadel presenció un hecho que trascendía al deporte, el día que marcaba un punto de giro en la relación de su país con la pequeña isla vecina que entonces visitaba junto a otros 18 conciudadanos. Estaba en La Habana como acompañante de un tour especial diseñado por Insight Cuba.

A partir de su experiencia como cronista de la MLB y su conocimiento de la pelota cubana, Nadel proponía a los integrantes del tour un acercamiento a la mayor de las y su deporte nacional.

Pero sucedió que el día mencionado, además de disfrutar de las actividades planificadas, el grupo conoció que su presidente, Barack Obama, anunció un cambio de política hacia Cuba, isla que tan buena impresión les estaba dejando.

La noticia, unida al éxito del intercambio basado en la diplomacia del béisbol, caló tan fuerte en el grupo y los organizadores de la experiencia, que este año ofrecen a otros estadounidenses la posibilidad de venir al país de moda y vivirlo bajo la guía de Nadel, al igual que el pasado diciembre.

OnCuba se acercó a esta leyenda del periodismo deportivo en el centro meridional de Estados Unidos, quien con gusto accedió a responder vía correo electrónico varias interrogantes sobre su experiencia en la Isla, sus opiniones sobre el béisbol en Cuba y el acercamiento que hoy emprenden las dos naciones. “Fue un gran placer poder introducir a 18 americanos fanáticos también del béisbol en el mundo de la pelota cubana”, dijo.

¿Cómo ve la pelota cubana hoy, muy alejada de la que se juega en Grandes Ligas?

Honestamente, considero que el nivel de la Serie Nacional ha bajado mucho en los últimos tres o cuatro años, debido tal vez a las salidas de tantos peloteros de calidad y la falta de equipos avanzados para el entrenamiento. Como torneo, creo que su nivel es comparable al de una liga menor de Estados Unidos. Pero como juego, la pelota cubana está al mismo nivel.

“Los jugadores tienen un poco menos de disciplina y cometen más errores físicos y mentales, pero en cada equipo que nosotros vimos durante el tour había peloteros que lucían como peloteros de las Grandes Ligas”.

Y el béisbol, ¿Cuba y Estados Unidos pueden acercarse mediante el béisbol?

“Mucho. El vínculo del béisbol ha sido muy fuerte a lo largo de la historia. Peloteros y seguidores en los dos países comparten una pasión en común que puede ser perfectamente un puente entre ellos. Personalmente, creo que hoy nuestro pueblo puede comprender mucho más sobre la vida en Cuba porque ha leído sobre las vidas de los peloteros que juegan en Estados Unidos”.

El pasado 17 de diciembre estabas en Cuba. ¿Qué opinión tienes acerca del proceso de relaciones entre la Isla y tu país?

Es algo grande. Estoy eufórico por el hecho de que nuestro gobierno haya cambiado su actitud respecto a Cuba.

“Casualmente estaba en La Habana con el grupo el día del anuncio del presidente Obama y celebramos junto al pueblo cubano. Fue un día que siempre vamos a recordar”.

¿Qué cambios cree deberían ocurrir en materia de béisbol entre ambos países?

Para mí, en el mundo ideal los peloteros cubanos deberían poder jugar en Estados Unidos en el verano y en Cuba durante el invierno, como el resto de jugadores del Caribe. Así, los fanáticos de Cuba podrían ver a sus mejores peloteros en las Grandes Ligas sin perder la oportunidad de verlos también en la Serie Nacional”.

¿Qué recomendaría a otras personas si tuvieran que darse una vuelta por Cuba?

“Siempre recomiendo a todos mis amigos y compañeros en el mundo de la locución de béisbol que visiten Cuba para que conozcan una sociedad distinta y admirable, y con un béisbol puro y libre de comercialismo”.

¿Entonces es Cuba un país que los americanos deberían visitar?

Sí. El pueblo cubano es muy amable y disfruta recibir visitantes norteamericanos, a los que da una atención especial. Creo que los dos pueblos deberían poder pasar más tiempo juntos para comprender mejor sus similitudes y diferencias.

“Yo, personalmente, amo la música cuba y otros muchísimos aspectos de la cultura y la vida en Cuba”.

Entonces, ¿qué les dice Eric Nadel a los amantes del  béisbol en Cuba?

Yo les digo que estoy muy agradecido y feliz por el hecho de que este deporte pueda juntar a seguidores de los dos países. Les agradezco que, junto al resto del pueblo cubano, me hayan aceptado todas las veces que he estado en Cuba y hayan compartido conmigo sin prejuicios.

“Espero que un día pronto todos los obstáculos entre nuestros gobiernos caigan, porque los dos pueblos para mí son uno, y muy grande”.

Artículos Relacionados

Comentarios

Jose Cardoso

30 abril, 2015

Eric Nadel, excelente narrador deportivo, admirador de Cuba y amigo sincero.
Un orgullo contar con su amistad.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica