Guía de saltadores en La Habana

Ya están en Cuba los saltadores que protagonizarán la primera parada de la VI Sexta Serie Mundial de Cliff Diving, la cual comenzará el viernes con su etapa clasificatoria y culminará el sábado con la gran final, en el Castillo de los Tres Reyes del Morro.

La nómina de “voladores” cuenta con diez candidatos al podio de esta edición del certamen, más otros cuatro invitados también con experiencia en el tema de las acrobáticas piruetas, una de las disciplinas más riesgosas y espectaculares en el ámbito deportivo.

No existe otra forma de catalogar esos saltos desde 27 metros de altura, en los que los clavadistas se convierten en verdaderos misiles humanos, pues alcanzan velocidades cercanas a los 90 kilómetros por hora en cuestiones de segundos.

Para afrontar tamaño peligro se precisa de varios años de entrenamientos, con trabajos previos en alturas menores, sobre todo en la tradicional plataforma de diez metros, para después escalar hasta la cúspide fijada en el cliff diving.

A continuación, presentamos una breve mirada a los competidores que cautivarán a la afición cubana durante viernes y sábado, para adentrarnos en sus respectivas carreras y conocer algunos detalles de su andadura por la sui generis modalidad. Aquí están, bajo la lupa.

Artem Silchenko. Nació en el suroeste de Rusia el 3 de febrero de 1984, por lo que ya tiene 30 años. Durante ocho temporadas estuvo en China, donde cultivó buena parte de su programa de saltos gracias a un intenso entrenamiento. Para la gran mayoría de los especialistas es actualmente el mejor clavadista extremo del planeta, título que se ha ganado tras nueve cetros en distintas fases de la Serie Mundial, además del campeonato del 2013 y tres podios generales sucesivos del 2009 al 2011. Es mundialmente conocido por una compleja ejecución que comienza con un equilibrio de espaldas y termina con dos vueltas mortales y dos giros y medio, el cual incluye también una entrada “ciega” que le impide visualizar el agua desde la mitad del salto.

Su frase: “Uno o dos segundos antes de zambullirme, mi cuerpo todavía está en la plataforma, pero mi cerebro ya está volando.”

Gary Hunt. Nacido en 1984 en Southampton, Reino Unido, el británico saltaba por el 2006 desde la plataforma de diez metros en competencias de alto nivel, pero decidió enfocar su carrera en el cliff diving y se ha convertido en un extraclase. De las cinco anteriores ediciones de las Series Mundiales ha ganado tres (del 2010 al 2012), además de 15 etapas, cuatro de ellas en el 2010, cuando además registró seis podios consecutivos, absolutamente imbatible. Tiene la reputación de inventar nuevos y espectaculares movimientos para tomar la delantera en los torneos, y el más claro ejemplo es su salto con dificultad de 6.3 (la más alta del circuito), que incluye tres mortales y cuatro giros.

Su frase: “Fue una sensación increíble ganar el título otra vez, sobre todo cuando estás compitiendo contra algunos de los mejores atletas del mundo en esta disciplina.”

Orlando Duque. Natural de Cali, Colombia, “el Duque” es el saltador más experimentado (38 años) de los que intervienen en la Serie Mundial, y también uno de los más laureados, con cuatro podios consecutivos en la lid, incluido el campeonato en el 2009. Comenzó su carrera en los tradicionales saltos olímpicos, pero a mediados de los noventa se pasó definitivamente al cliff diving, o lo que el llama “la manera más natural de saltar”. En la actualidad le preocupa la rápida evolución del deporte, por lo que está enfocado en el aprendizaje de nuevos saltos y el aumento de los grados de dificultad.

Su frase: “Para mí es importante saber que cuando miren a los registros, mi nombre estará allí primero.”

Jonathan Paredes. El “volador” mexicano todavía no ha cumplido los 25 años, pero su entusiasmo juvenil y un pasado lleno de experiencias en el salto de espectáculos han colocado a esta perla del cliff diving entre los especialistas más notables del circuito. Su corta edad no le ha impedido contar con temprano prestigio en el ámbito de los saltos extremos, sobre todo por su talento natural y acelerado ascenso, materializado el año anterior con un cuarto lugar general en la Serie Mundial y el bronce el certamen del orbe de Barcelona, siempre a la zaga de los mejores del planeta.

Su frase: “Me encantaría hacer espectáculos, desde los 15 años ha sido mi estilo de vida, pero todo ha cambiado rápidamente. Pasé de ser clavadista de shows a ocupar el tercer puesto de una justa mundialista, donde me sentía muy presionado y nervioso.”

David Colturi. Su vida siempre ha estado vinculada al clavados, de hecho, comenzó la práctica del deporte bien temprano, con solo cinco años, y con 11 ya competía por un equipo de Michigan. Estudió en la Universidad de Purdue y logró convertirse en campeón de la plataforma en Estados Unidos, pero después quedó fascinado con los saltos de gran altura al realizar uno un parque de atracciones en Monticello, Indiana. Actualmente entrena en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, donde también trabaja en un laboratorio de investigación. Por dos ediciones consecutivas el estadounidense, quien hace solo una semana cumplió 25 años, ha sido quinto en la Serie Mundial, con varios podios incluidos, por lo que esta campaña espera progresar en la tabla general.

Su frase: “Competir en la Serie Mundial es la culminación de una vida comprometida con el entrenamiento y el amor por este deporte. Clasificarme para la gira es un sueño hecho realidad y el comienzo de un nuevo capítulo en mi carrera de saltos.”

Michal Navratil.  Este checo ha perdido su nombre y es conocido mundialmente como Superman o Supratil, luego de que en el 2013 saltará con una capa del mítico superhéroe al concluir la final del Mundial de Barcelona, donde concluyó en el cuarto escaño. Famoso por su carácter desinhibido, que en ocasiones puede ser excéntrico, el saltador de 28 años tuvo su punto más alto en el 2011, cuando terminó tercero en la Serie Mundial, detrás de Hunt y Silchenko. Pero después no ha logrado mantener el paso y ha culminado sexto en los dos últimos certámenes.

Su frase: “El salto desde acantilados es una oportunidad de sobresalir.”

Steven LoBue. Otro saltador estadounidense proveniente de la plataforma, modalidad en la que pudo representar a su país en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, aunque al final fue excluido de la selección. Ancló tercero en la Serie Mundial del 2012, pero el año anterior prefirió dedicarlo a perfeccionar su arsenal y aumentar el grado de dificultad de sus ejecuciones, incluido un salto de cinco vueltas, el cual ya ejecutó con éxito en las paradas de Italia y Tailandia, donde se ubicó segundo. Por tal motivo, se piensa que esta temporada pueda experimentar un despegue hacia posiciones cimeras.

Su frase: “El salto ganador en Gales es un sentimiento que nunca olvidaré. ¡Tengo muchas ganas de conseguir unos cuantos más de esos saltos!”

Blake Aldridge. Tal vez ninguno de los clavadistas extremos realizó su primer brinco tan tarde como en el 2011, justo cuando este británico de 28 años se enroló por primera vez en el cliff diving, luego de una andadura por los saltos tradicionales, en los que incluso alcanzó una final olímpica en Londres 2012, en la plataforma sincronizada. Pero su vida ha estado llena de problemas, desde un desprendimiento de retina al inicio de su carrera hasta un arresto (2010) por sospecha de robo en tiendas de vinos. En el cliff diving ha logrado tres podios de Serie Mundial, y en la actualidad apuesta abiertamente por triunfar con una ejecución de cuatro giros, similar a la de su compatriota Gary Hunt.

Su frase: “A los 27 metros, creo que finalmente me he encontrado a mi mismo.”

Andy Jones. El riesgo no es nada nuevo para este norteamericano de 29 años, sobre todo porque se ha pasado la última década haciendo acrobacias con el Cirque du Soleil en Las Vegas, aunque también ha actuado en escenarios tan exóticos como Arabia Saudita. Creció en Sandy, Utah, al oeste de Estados Unidos, y desde pequeño se vinculó con los deportes extremos. En el cliff diving, “lo más parecido a volar” según su criterio, ha experimentado un rápido ascenso, al punto de que este año ha sido incluido por primera vez como uno de los diez contendientes a la corona.

Su frase: “La primera vez que miré a través de una plataforma de Red Bull yo estaba como, ¿es esto realmente posible? Pero entonces vi a otros chicos que hacen, y yo pensé, OK, supongo que no me voy a morir. Después, a pesar de mis logros, pretendo desafiarme a mí mismo con nuevos trucos en nuevos lugares.”

Kris Kolanus. Para este checo de 27 años el cliff diving es su segundo hobbie, porque se dedica en primer orden, a la promoción de músicos, sobre todo en la amplia gama de la música electrónica. Probablemente, es el saltador de menos calibre entre los diez inscritos para las siete paradas de la Serie Mundial 2014. Debutó en dicho certamen en la edición del 2011 en calidad de invitado y durante las tres campañas precedentes no ha alcanzado ningún podio, aunque los especialistas aseguran que puede codearse con los punteros si progresa en su estrategia de saltos.

Su frase: “Vencer los nervios, ese fue siempre mi mayor temor.”

Además de estos diez exponentes, otros cuatro invitados saltarán en La Habana en busca de acumular unidades para que en la próxima temporada aumenten sus opciones de entrar en el listado de contendientes a la corona de la Serie Mundial. Ellos son el mexicano Jorge Ferzuli, el colombiano Miguel García y los brasileños Edivaldo Keda Moura y Jucelino Junior.

¿Cuál de todos estos personajes le llama más la atención? Cierto, no resulta sencillo quedarse con uno en específico, pero de seguro, tras verlos saltar en La Habana durante el inminente fin de semana, podremos decantarnos por el estilo de alguno.

Fotos: Red Bull Cliff Diving

Comentarios

Patricia

8 mayo, 2014

Genial!! Excelente trabajo. Me gustó mucho.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

El sueño del emigrante

Opinión Gráfica