La perseverancia de Raúl Valdés

El lanzador cubano Raúl Valdés es indiscutiblemente un pelotero perseverante. Con 37 años se mantiene en activo con buenos resultados y durante la próxima temporada trabajará con los Dragones de Chunichi en las Grandes Ligas japonesas, el mismo equipo que acogió a Omar Linares cuando se retiró de la pelota cubana.

El zurdo habanero durante seis campañas en Series Nacionales tuvo un balance negativo de 52-58 pero lanzó para un aceptable 3.61, y solo le batearon sus oponentes para 268. Ha sido un pitcher ponchador en todas las ligas que ha trabajado. En Cuba propinó 762 ponches y su K/9 fue un formidable 7,17.

Tiene un record en clásicos cubanos muy difícil de romper. En un Juego de Estrellas de la pelota cubana ponchó a seis rivales de manera consecutiva. Constituye junto a Santiago «Changa» Mederos y Yulieski González uno de los tres zurdos que ha ganado 15 partidos en una temporada.

La carrera de Raúl Valdés comenzó en los Estados Unidos en el 2004 cuando firmó contrato de liga menor con los Cachorros de Chicago. Estuvo en 9 temporadas en las menores y allí presentó balance de (36-29) y 3.80 de ERA. Destruyó a los bateadores con su K/9 de 9.29 ponchando a 596 en 577.2 entradas. Sostuvo un respetable WHIP de 1.24, herramientas que le valieron para ser tomado en cuenta y saltar la barrera hacia las Grandes Ligas.

Luego de dos años separado y ausente del béisbol (2008 y 2009), la perseverancia de Valdés resurgió y en el 2010 debutó con 32 años en las Grandes Ligas cuando el manager Jerry Daniel le dio la oportunidad de unirse al bullpen de los Mets de Nueva York, luego de haber vencido el nivel en las menores.

Militó durante cinco temporadas en la gran carpa (2010-2014) con cinco equipos (Mets y Yanquis de Nueva York, Filis de Filadelfia, Cardenales de San Luis y Astros de Houston). Aunque no trabajó mucho al máximo nivel (140.1 entradas) tuvo balance parejo de 7-7 con dos salvamentos. Mantuvo su ritmo de ponchados y dominó por sí solo a más de un bateador por entrada (147) para un formidable K/9 de 9.4.

Raúl Valdés ha sido un verdadero trotamundos del béisbol y ha lanzado en las ligas invernales de Venezuela, República Dominicana y México. Durante el  2010 ganó la Serie del Caribe como refuerzo de los Leones del Escogido al vencer por tercera vez a los Leones del Caracas a quienes había vencido en par de ocasiones como refuerzo de los Navegantes de Magallanes en la final de la pelota venezolana. En ese torneo, Valdés lanzó para 2-0 y 4.09, ganó el juego de la final y se robó el liderato de ponches con 13. Un año más tarde, el zurdo reapareció en la Serie del Caribe de Mayagüez 2011, con los Toros del Este, equipo dominicano. Allí terminó con balance de 1-0 y no pudieron hacerle carreras los rivales. Su constancia dentro del juego continuó, y en el 2012 Raúl Valdés volvió a participar como refuerzo en otra Serie del Caribe con los Leones de Escogido, ganando nuevamente el título. Valdés ganó un juego clave ante los Indios de Mayagüez y culminó con marca de (1-0) y 0.00.

En la persistencia de Raúl Valdés existen hechos desconocidos. El habanero fue elegido como mejor pitcher zurdo en el Todos Estrellas de las Series del Caribe del 2010, 2011 y 2012.

Luego de ser dejado en libertad por los Astros de Houston a mediados del 2014, los Azulejos de Toronto le dieron contrato en la sucursal de AAA con los Buffalo Bissons. Allí lanzó para 5-5 y no pudo bajar de las 4 carreras de efectividad, lo que perjudicó su promoción a las Mayores.

Pero Raúl Valdés es todo menos un jugador que se rinde. Él siguió su carrera contra el tiempo, lo que le hizo volver a la liga invernal dominicana con su equipo de siempre: los Toros del Este. Allí fue el cubano más destacado lanzando para 2.95 con 3 victorias y 4 derrotas mientras que le batearon para un ridículo 213 de average.

Esta actuación le valió su firma por un año y 400.000 mil dólares con los Dragones de Chunichi para el 2015, convirtiéndose en otro cubano mayor de 30 años (Yoslan Herrera, Bárbaro Cañizares) que va a mostrar su valor al béisbol japonés.

La casa de proyecciones ZiPS visualiza a Valdés lanzando en el 2015 para (4-5) con 4.87 de ERA. Por lo pronto, en los entrenamientos primaverales de Japón, el habanero exhibe efectividad de 1.29 a lo largo de sus apariciones mientras que ya tiene casi asegurado un puesto en la rotación de abridores de los Dragones de Chunichi.

A sus 37 años Raúl Valdés sigue su camino de perseverancia en el béisbol. Ha competido contra malas rachas y misteriosos temporales que no lo han hecho detenerse. Aún sigue triunfando su resistencia en el deporte.

Artículos Relacionados

Comentarios

muy buena liga esa de ustedes dos trabajando estos temas, se les da perfecto, y muy buen artículo. un abrazo Duany y Francys

Zoribeth

28 julio, 2015

Es mi lanzador favorito de LIDOM! Excelente jugador y lo ha demostrado al pasar de los años!!

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica