El “silencio” de Alfredo Despaigne en Japón

Más o menos silenciosa, como lo es él mismo, ha sido la travesía de Alfredo Despaigne por la Liga Japonesa de Béisbol. Silenciosa en términos de estridencias mediáticas, aunque en realidad bien sonora por la efectividad de su rendimiento.

Su silencio se nota sobre todo en Cuba, pues en Japón el granmense se ha convertido con justicia en un ídolo y sus números levantan mucho ruido sin escasez de nueces.

En la Isla, en cambio, esta labor no pasa de limitadas menciones en la prensa y algún que otro video fugaz de sus jonrones, que no dan a la afición beisbolera cubana la medida justa de la tremenda temporada de Despaigne en el país donde el sol madruga.

No digo que de este lado del planeta haya que perseguir cada hit, impulsada o –incluso– ponche del Alazán Mayor, pero ciertamente su faena japonesa pudiera –y debiera– tener un seguimiento algo más sustancioso. Apelando a la memoria, apenas recuerdo un único partido de su equipo transmitido por la TV cubana y ningún análisis estadístico al respecto.

Con sus 35 jonrones –cifra compartida con el tunero Alexander Guerrero, otro que ha “descocido” la pelota en Japón con los Dragones de Chunichi y del que se dice menos todavía en Cuba– bien pudiera Despaigne alardear de guapería deportiva, aun cuando el alarde no parece compatible con su temperamento.

Sus 103 carreras empujadas este año también debieran ser motivo de orgullo en cualquier conversación sobre pelota en esta Isla, pues este guarismo –al igual que el de jonrones– resultó no solo la marca máxima de la temporada regular en la Liga del Pacífico sino también su récord personal en las 4 campañas que lleva con los ojos rasgados: 3 de ellas con los Marineros de Lotte y la más reciente –y rentable, tanto en ganancias como en estadísticas– con los Halcones de SoftBank.

Como si no bastara con ser líder de estos codiciados departamentos, Despaigne finalizó también tercero en slugging (513), cuarto en OPS (859) y sexto en OBP (347); indicadores que confirman la calidad técnica de su bateo en lo que va de temporada.

El show del béisbol cubano en Japón

Esto no es todo. El ya mítico número 54 despachó 11 jonrones y remolcó igual número de carreras más que en la temporada 2016, aunque visitó el cajón de bateo 18 veces menos. Y si bien su average mermó de 280 en la campaña anterior a 262 este año, las anotadas bajaron de 81 a 66 y los dobles de 27 a 15, esto solo significa que perfeccionó su accionar con el bate para cumplir con la tarea que le asignó el equipo.

Con estos números, el bautizado “caballo de los caballos” promedia 22 vuelacercas por cada justa en tierras niponas y 72 remolques anuales, con una consistente mejoría en cada aparición al home.

Los aproximadamente 2.2 millones de dólares por campaña que cobra el granmense con los Halcones –dato extraoficial debido al mutis financiero de la Comisión Nacional de Béisbol– son justamente para eso: empujar carreras y despachar bambinazos, y la tarea, por el momento, está hecha.

La actuación del cubano se tradujo en buenas notas colectivas. Los Halcones de SoftBank triunfaron 94 veces y solo les cortaron el vuelo en 49 ocasiones, credenciales suficientes para aventajar como líder en la Liga Pacífico (con 13,5 juegos de ventaja) a los Leones de Seibu.

El próximo 18 de octubre los Halcones reanudarán su batalla por el título del Pacífico en los play-off, cuando enfrenten al ganador entre las Águilas de Rakuten y los Leones de Seibu, que se batían este fin de semana. De ganar, los de SoftBank obtendrían entonces su boleto a la Serie Final de Japón, donde lucharían contra los ganadores de la Liga Central.

En esa zona, ya esperan los campeones de Hiroshima por el ganador entre los Tigres de Hanshin y los DeNa de Yokohama.

El pasado año, el conjunto en que militaba Despaigne (los Marineros de Lotte) cayó en la primera etapa de los play off frente a su actual equipo. Y un año antes había sucedido lo mismo, pero en la segunda ronda. Veremos entonces si con los Halcones levanta por fin el ansiado título.

Alfredo Despaigne en Japón

Estadísticas tomadas de beisboljapones.com.
Estadísticas tomadas de beisboljapones.com.

Artículos Relacionados

Comentarios

Ricardo Verdeja

15 octubre, 2017

De acuerdo con el periodista en que se le ha hecho muy poca divulgación a la proeza de Despaigne. Un deportista tan querido en la Isla.

porque ninguno de ustedes ve el noticiero ni lee Cubadebate

Guille…no estoy de acuerdo contigo. Cada vez que Despaigne da un jonrón y asume un liderato o subliderato, en Cuba lo ponen hasta en el Granma. Asi que te sugiero lo mismo que Omaida.

Guillermo Rodríguez Sánchez

17 octubre, 2017

Gracias por los comentarios, cada cual exprese su punto de vista, es precisamente de lo que trata el periodismo, más aún en la web. Así lo dejo claro en el trabajo, hay menciones en la prensa, pero son fugaces, ni entrevistas, ni análisis profundos de su actuación. No obstante he visto comentaristas cubanos casi enciclopedias en el tema grandes ligas, lo cual me parece excelente, pero de Despaigne nada dicen. Ni qué decir de Roel Santos, es como si no hubiera jugado en Japón, y otros más que son prácticamente anónimos. La cuestión no es si yo leo o no cubadebate o veo el noticiero, el tema es que una proeza como la de Despaigne (ser líder jonronero en Japón, Japón!!!, entiéndase segunda mejor liga de béisbol del planeta), pase casi inadvertida. Pero estoy seguro que la comisión nacional no dejará pasar por alto su actuación una vez de regreso, menos los granmenses. En mi opinión merece una entrevista, quizá hasta un documental, pues sino el más, es uno de los peloteros que ha demostrado que la contratación en el exterior puede ser exitosa fuera de las grandes ligas.

Tunero en Uruguay

19 octubre, 2017

Si se habla hermano…

estoy de acuerdo conguillermo se le deberia dar mas divulgacion a los peloteros cubanos

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica