Pito Abreu, único cubano en Juego de Estrellas

El cienfueguero José Dariel “Pito” Abreu será el único cubano en el róster activo del Juego de Estrellas de la MLB, que se realizará la noche de este martes en el Nationals Park de Washington.

Abreu, inicialista de los Chicago White Sox, ha tenido una excelente campaña, en la que acumula 13 cuadrangulares y 52 carreras impulsadas, además de .253 de average y .752 de OPS, y ha sido una de las pocas noticias agradables dentro de su equipo, que pierde casi el doble de lo que gana y exhibe uno de los más pobres performances en la Liga Americana.

Su talento ha sido premiado no solo con su presencia en el partido sino también con el puesto de titular, en un line up en el que ocupara el octavo turno y compartirá con estrellas como el venezolano José Altuve, el dominicano Manny Machado y los estadounidenses Mike Trout y Aaron Judge.

Este será el segundo Juego de Estrellas para Pito Abreu, de 31 años, quien antes lo hizo en 2014, durante su primera campaña en Grandes Ligas.

Inicialmente, también había sido incluido el “lanzallamas” holguinero Aroldis Chapman, quien presenta números impresionantes con los New York Yankees, pero salió del róster activo por molestias en la rodilla izquierda.

Chapman, seleccionado a cinco Juegos de Estrellas, muestra hoy su madurez como cerrador con 26 salvados, 1.35 de PCL, 68 ponches en 40 entradas, rectas sostenidas sobre las 100 millas por hora, y un WHIP de espanto: 0.83, con el equipo de la Gran Manzana. Aunque no lanzará este martes, sí participará en el resto de las actividades del show beisbolero.

La presencia de Abreu y la selección inicial de Chapman, mantienen la estela de cubanos en estos partidos, que en 2017 tuvo su punto más bajo con la única inclusión del entonces primera base del Oakland, Yonder Alonso. Esta había sido la participación más baja de los nacidos en la Isla en los últimos años, luego de que en 2015 y 2016 fueran tres los convocados, y en 2014 llegaran a ser cinco.

No obstante, sigue siendo un número pequeño dentro de la embajada latina, que esta vez superó la veintena de jugadores entre los equipos de la Liga Nacional y la Liga Americana, y está encabezada por Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana.

Entre las figuras más prominentes del béisbol latinoamericano que jugaran en Washington, destacan el receptor puertorriqueño Yadier Molina, quien regresó de una seria lesión para participar en su noveno Juego de Estrellas; el dominicano Nelson Cruz, de los Marineros de Seattle y el pelotero más veterano convocado; el también dominicano José Ramírez, de los Indios de Cleveland, con 29 para la calle en lo que va de temporada; y el boricua Javier Báez, “El Mago”, por primer vez titular en el Juego de Estrellas.

Por su parte, en la lomita estarán figuras como el quisqueyano Luis Severino, con 14 victorias en el staff de los Yankees; el cerrador Edwin Díaz, que suma 36 salvamentos para los Marineros de Seatle; y el venezolano Felipe Vázquez, con 23 salvados y 3,05 de PCL lanzando para los Piratas de Pittsburgh.

Harper, nuevo rey de los jonrones

El jardinero Bryce Harper, de los Nacionales de Washington, hizo valer su condición de local y ante sus seguidores se proclamó este lunes en la noche como nuevo campeón del Derby de Jonrones del Juego de Estrellas, al vencer en la final a Kyle Schwarber, de los Cachorros de Chicago.

Harper emocionó a los aficionados de casa, con una demostración excepcional de poder que lo llevó a superar por 19-18 a Schwarber en la serie final. El seis veces seleccionado por la Liga Nacional, estaba abajo con 18-9 con 1:20 de tiempo restante, pero logró remontar.

El toletero de los Nacionales, , de 25 años, bateó el bambinazo de la victoria en tiempo extra, la recompensa por pegar dos cuadrangulares de al menos 440 pies (134 metros) durante los cuatro minutos de tiempo regular.

Después de que conectó el tablazo ganador, el jonronero lanzó su bate al aire y apuntó ambos dedos índices hacia el cielo mientras las serpentinas comenzaron a caer sobre las cabezas de los 43,698 aficionados que llenaron las gradas del Nationals Park.

Los grandes derrotados fueron los dos únicos latinoamericanos que competían, el venezolano Jesús Aguilar, de los Cerveceros de Milwaukee, y el puertorriqueño Javier Báez, de los Cachorros de Chicago, al ser, ambos, eliminados en la primera ronda.

Aguilar, de 28 años, el primer clasificado del grupo de ocho peloteros que participaron en el concurso, cayó derrotado por Rhys Hoskins, de los Filis de Filadelfia por 17-12.

El primera base de los Cerveceros, convocado a su primer Juego de Estrellas, alcanzó una distancia tope de 428 pies (131 metros) y su batazo de mayor velocidad de salida fue de 106 millas (171 kilómetros) por hora.

Mientras que Báez, de 25 años, parecía estar camino a la segunda ronda cuando sacó 16 pelotas del terreno en el Nationals Park, pero con una furia de batazos largos al final de su turno, Max Muncy, de los Atléticos de Oakland, llegó a superar al segunda base de los Cachorros por uno (17).

El jonrón de más distancia de Báez, quien también participa en su primer Juego de Estrellas, fue de 479 pies (146 metros), mientras que su mayor velocidad de salida fue de 108 millas (174 kilómetros) por hora.

EFE / OnCuba

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica