La Feria de las Bocinas en La Cabaña

A la Feria del Libro de La Habana la gente va a comprar… libros. Es lo que se esperaría; pero también hay quien va a pasear, a caminar La Cabaña o a un picnic sobre la yerba de la edificación militar más grande que España construyó en América.

Bocinas portátiles en la Feria del Libro. Foto: Otmaro Rodríguez.
El señor del chaleco azul le dice a los jóvenes que no pueden entrar con las bocinas con un volumen excesivo. Foto: Otmaro Rodríguez.

Naturalmente, lo que ya se ha hecho costumbre en la ciudad, no fue diferente en la Cabaña: Decenas de bocinas portátiles.

Bailando con la música de una bocina. Foto: Otmaro Rodríguez.
A La Cabaña con las bocinas. Foto: Otmaro Rodríguez.
Foto: Otmaro Rodríguez.

Es una escena que ya se ve con frecuencia en las calles cubanas. A la entrada de la Feria, un supervisor indicaba que bajaran el volumen de los aparatos. Pero adentro, la música volvía a sonar a muchos decibles, desde las mochilas o en el centro de un grupo de amigos, que amplificaron la música de su preferencia.

Grupo de amigos con bocinas en la Feria del Libro. Foto: Otmaro Rodríguez.
Bocinas en La Cabaña. Foto: Otmaro Rodríguez.

Lo mismo con estos dispositivos que con celulares emitiendo música, cada vez se convive con más dificultad. Un evento dedicado a la lectura ha resultado ser muy poco silencioso.

Artículos Relacionados

Comentarios

Atanasio

10 febrero, 2018

Hace rato que la feria se ha convertido en cualquier cosa menos un lugar para instruirse. Comida, musica bailoteo es muy comun en el lugar. Pero la culpa es de las autoridades que son incapaces de imponer disciplina en el lugar. En otros paises, a nadie se le ocurriria ir con esos gigantescos equipos de musica a una feria. Y todavia hay gente que se pregunta por que la sociedad cubana ha llegado a donde ha llegado.
Quejas de ruidos dondequiera, bebedera en la calle, niños paseando a medianoche…todo es aceptado siempre y cuando no salgan vestidos de blanco con una flor en la mano

el problema es que la gran paradoja de la masividad que es lo que distingue a la feria de cuba del resto del mundo, es que al mismo tiempo que van muchas personas, van tambien los que no les interesan los libros sino a ver que hay, a joder, a divertirse y a resolver.

El pais de la belleza , la cultura y de intelectuales y artistas prestigiosos se ha convertido (o lo han convertido) en el pais de la incultura, la cochambre, el chancleteo, la vulgaridad y el mal gusto y no hay ninguna feria del libro que lo salve.

vamos por la mitad del recorrido que están haciendo los cubanos hacia el fin de la sociedad en que viven.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

#FuerzaCuba

La caricatura