Los que llegan

En Cuba viven más de 1,8 millones de personas menores de 14 años. Son los hijos, nietos, sobrinos de los adultos que hoy, incluso más allá de nuestra propia conciencia, hacemos un país para legárselo a los nuevos cubanos. Un regalo que regocija tanto como pesa.

A estos niños les tocará vivir como adultos en una sociedad con una población envejecida –cerca del 30 por ciento de los cubanos tendrán más de 60 años en 2030. En solo doce años los niños de hoy estarán obligados a buscar soluciones para poder crear la riqueza necesaria que garantice el cuidado de “los viejos”; para proveerles de toda la dignidad durante el último tramo de sus vidas.

Estos niños que han sido bienvenidos y amados, –la inmensa mayoría de ellos tiene esa suerte–, en familias concentradas en su felicidad, serán –quizás ellos sí– los encargados de traer prosperidad a la Isla.

Acaso no tendrán otra alternativa: la prosperidad anhelada, la que el pueblo cubano merece y necesita después de décadas de sacrificio.

Y quizás serán ellos, que hoy corren, juegan, estudian, fantasean, los que construyan esa prosperidad de un modo que sea perdurable y que no se convierta en la excusa para el privilegio de unos pocos en detrimento de la mayoría.

Ellos serán, quizás, los que con lucidez martiana se encarguen de reparar las rupturas que queden (o las que vendrán) entre cubanos de aquí, de allá, de acullá. Cubanos dispersos en cuerpo y vocación.

De ellos, quizás, se hablará con orgullo, por generaciones.

Medias blancas. Foto: Otmaro Rodríguez.
De uniforme y medias blancas. Foto: Otmaro Rodríguez.
Aunque era polaco y vivió en Francia, Federico Chopin también está en La Habana. En un banco de la Plaza de San Francisco, donde confluyen las calles Oficios y Amargura, el virtuoso pianista y compositor parece conversar con quien se siente a su lado, gracias a la obra del escultor Adam Myjak. Foto: Otmaro Rodríguez.
Con Chopin en La Habana. Foto: Otmaro Rodríguez.
La playita del barrio. Foto: Otmaro Rodríguez.
La playita del barrio. Foto: Otmaro Rodríguez.
"Todos los juegos no son tan viejos como las bolas, ni como las muñecas, ni como el cricket, ni como la pelota, ni como el columpio, ni como los saltos", escribió Martí. Foto: Otmaro Rodríguez.
“Todos los juegos no son tan viejos como las bolas”, escribió Martí. Foto: Otmaro Rodríguez.
Una Oshún de menos de un metro. Foto: Otmaro Rodríguez.
Una Oshún de menos de un metro. Foto: Otmaro Rodríguez.
Músculos y decisión. Foto: Otmaro Rodríguez.
Músculos y decisión. Foto: Otmaro Rodríguez.
Atravesando obstáculos. Foto: Otmaro Rodríguez.
Atravesando obstáculos. Foto: Otmaro Rodríguez.
Foto: Otmaro Rodríguez
El 1ro de mayo. Foto: Otmaro Rodríguez
Ligas Superiores de fútbol callejero. Foto: Otmaro Rodríguez.
Liga Superior de fútbol callejero. Foto: Otmaro Rodríguez.
22 Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos. Niños hicieron gala de su talento. Foto: Otmaro Rodríguez.
Niñas bailarinas en el Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos. Foto: Otmaro Rodríguez.
El tirapiedras. Foto: Otmaro Rodríguez.
El tirapiedras. Foto: Otmaro Rodríguez.
Los "leones" del Prado. Foto: Otmaro Rodríguez.
Los “leones” del Prado habanero. Foto: Otmaro Rodríguez.
Nadando con delfines. Foto: Otmaro Rodríguez.
Con delfines. Foto: Otmaro Rodríguez.
Una joven aspirante a jugadora de baseball realiza un swing ante un equipo que mide la intensidad de este. Foto: Otmaro Rodríguez.
Las niñas, también al bate. Foto: Otmaro Rodríguez.
Adolescentes en una zona Wifi en Cuba. Foto: Otmaro Rodríguez.
En una zona Wifi. Foto: Otmaro Rodríguez.
Los niños prefieren las opciones recreativas fuera del recinto ferial. Foto: Otmaro Rodríguez.
Navegando. Foto: Otmaro Rodríguez.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica