Gibara: guía básica para principiantes en el pueblo más hermoso de Cuba

Hace varios meses fui a Gibara, Holguín, y me encontré con un extraño rincón de Cuba a la entrada de una bahía rodeada de montañas. Aunque nunca descubrí la razón, le dicen La Villa Blanca, aunque todo indica que tiene que ver con las comidas típicas del pueblo: los mariscos.

Fui sin tener idea de dónde comer, dormir, cómo moverme. En La Habana, quedaron muchos amigos deseosos de mi regreso para contarles y facilitarles su viaje al Festival de Cine Pobre en abril. Así que me dediqué a preguntar por todo, no solo por complacer el bichito de chismoso que tenemos los periodistas, sino para poder contarle a mis amigos.

Para llegar hasta la ciudad de Holguín hay varias opciones, desde avión, ómnibus o tren. Una vez ahí, preguntamos por el Parque Infantil de donde salen los carros hacia Gibara y, por 20 MN por persona, llegamos en media hora sentados en un almendrón.

En esta villa, fundada en 1817, el mar y el aire se unen y ningún otro elemento es más importante. “Aquí casi todo el año hay oleaje, así como ahora ¿ve´?”. Esa brisa constante proveniente del mar mantiene un fresco difícil de encontrar en otro lugar de Cuba. El salitre, no obstante, hace de las suyas y corroe cuanto metal se encuentre en su camino.

“Aquí casi todo el año hay oleaje, así como ahora ¿ve´?” Foto: KMVL/OnCuba
“Aquí casi todo el año hay oleaje, así como ahora ¿ve´?” Foto: KMVL/OnCuba

Los pobladores son, en su mayoría, gente hospitalaria. Por momentos sientes miradas que te escudriñan y al acercarte a preguntar  los rostros cambian y las personas se vuelven las más amables del mundo. Aunque, eso sí, puede que no sean buenos midiendo distancias, como cuando nos dijeron que el parque eólico quedaba solo a un kilómetro y en realidad caminamos casi 10 hasta llegar.

El parque eólico son esas grandes turbinas generadoras de electricidad que se ven a lo lejos casi desde cualquier lugar del pueblo y que por momentos te recuerdan a las fotos de países muy desarrollados, como Holanda o Alemania. Son tan grandes y tan imponentes que parece que se encuentran cerca. Las paletas gigantes giran, giran y giran todo el año, pocas veces se detienen.

Las paletas gigantes giran, giran y giran todo el año, pocas veces se detienen. Foto: KMLV/OnCuba
Las paletas gigantes giran, giran y giran todo el año, pocas veces se detienen. Foto: KMLV/OnCuba

Hospedaje:

Al bajarnos del almendrón no tuvimos más remedio que caminar y preguntar por un casa barata donde alquilarnos. Así, dimos con el Hostal El Balcón a dos cuadras del centro del pueblo. La habitación tenía las condiciones necesarias: aire acondicionado, agua caliente, baño y entrada independiente para los huéspedes. Por 250 MN la noche pudimos alquilarnos a pocas cuadras de –prácticamente- cualquier lugar en Gibara.

Al principio suponíamos que la suerte nos acompañaba pero, al pasar de los días, descubrimos que hay varias casas de alquiler en Moneda Nacional. Tantos que no pudimos visitarlos todos y preguntar por precios y ofertas. No obstante, los lugares varían entre 200 y 250 MN y tienen las mismas condiciones con excelente confort.

En el alquiler nuestro, además, ofertaban por 50 MN por persona un desayuno que era más que suficiente para no comer nada más en el resto de la mañana. Leche, frutas, tortillas, tostadas con mayonesa, jugo, pan y dulces, todos cocinados y servidos con la misma amabilidad que encontramos en cada habitante del pueblo.

Comida:

La comida está al alcance de todos también. Te encuentras desde pizzas, dulces deliciosos o panes con carne, todo por menos de 20 MN, hasta hermosas paladares que sirven verdaderos manjares. Yo no soy de buen comer, lo admito, ni conozco de comidas exóticas. Pero ahora cada vez que tengo hambre pienso en la paladar Vista Azul. Situada en la punta de una loma y con una vista espectacular de la ciudad, esta paladar se precia de ser de las mejores de Gibara.

Pelly complace al bichito de chismoso que tenemos todos los periodistas. Foto: KMVL/OnCuba
Pelly complace al bichito de chismoso que tenemos todos los periodistas. Foto: KMVL/OnCuba

“Puedes comer todo el arroz, ensalada y vianda que desees. Aunque difícilmente alguien pide más, la cantidad inicial es suficiente”, cuenta satisfecho Pedro Luis Roldán Galbán o como todos lo conocen: Pelly. Cualquier plato fuerte cuesta lo mismo: 100 MN. La ración es tanta que con un solo plato comen dos personas y quedan satisfechos. “Los filetes de castero de Pelly son de lo mejor en Gibara y, además, vienen acompañados de esta vista”, comentó Pedro Suárez, un cliente que vino desde la ciudad de Holguín con su familia solo para disfrutar de un buen almuerzo.

“Tenemos pollo y carne de puerco, pero lo que más les gusta a los clientes son los pescados o mariscos”, explica Pelly orgulloso de su negocio. “Abrí hace unos meses y me va bien. Ahora hay capacidad para 30 personas, pero para el Festival tendremos más y no cerraremos mientras tengamos clientes”.

Con capacidad para 30 personas pero sin perder la atención personalizada. Foto: KMVL/OnCuba
Con capacidad para 30 personas pero sin perder la atención personalizada. Foto: KMVL/OnCuba

En Gibara hay varias paladares de excelente calidad como La Cueva Taína, El Curujey o Las Terrazas, aunque el mejor, sin dudas, es Villa Azul, de Pelly. En todos estos lugares el precio del plato fuerte es el mismo (100MN) y el menú se basa en las comidas típicas del pueblo, fundamentalmente provenientes del mar. ¿Por qué para nosotros el mejor fue el de Pelly? Pues solo ahí encuentras el maridaje perfecto entre una excelente vista panorámica del pueblo, un espacio acogedor, un servicio de excelencia (y sin excesos) y el buen sabor de una auténtica comida criolla hecha en casa.

Gibara, “no es por na´, es el pueblo más lindo de Cuba”, tiene una magia que tatúa tus recuerdos para siempre. Nada volverá a ser igual después de caminar sus calles, disfrutar de la brisa del Atlántico y decirle a alguien “te quiero” a la orilla de la bahía.

Solo espero que mis recuerdos te sirvan de guía para este Festival de Cine Pobre.

Gibara, La Villa Blanca, se fundó en 1817 al norte de Holguín. Foto: KMVL/OnCuba
Gibara, La Villa Blanca, se fundó en 1817 al norte de Holguín. Foto: KMVL/OnCuba
La bahía, rodeada de montañas, lugar obligatorio para los visitantes. Foto: KMVL/OnCuba
La bahía, rodeada de montañas, lugar obligatorio para los visitantes. Foto: KMVL/OnCuba

 

 

Artículos Relacionados

Comentarios

muy buena idea estos articulos que tratan de pueblecitos caracteristicos de nuestra Cuba, espero sigan publicandolos, pero con mejor servicio fotografico, gracias

Escalona1819

22 abril, 2014

Excelente trabajo periodístico, excelentes fotos de la Villa Blanca de los cangrejos, según los pobladores se le conoce con ese nombre producto a la constante espuma blanca que brota del ancho mar.

Entonces porque todos no se van a gibara en vez de miami..???

Nancy Virelles Freyre

23 abril, 2014

Mi madre nacio en Gibara y cuando viviamos en Holguin, pasabamos las vacaciones de Verano en Gibara donde mi padre, Pepe Virelles alquilaba una casa para disfrutar de la playa.
Tengo MUY Buenos recuerdos de esta ciudad TAN encantadora … Viva Gibara!

A mí me sorprendió ese pueblo, me enamoró. No hay otro igual en Cuba. La diferencia fundamental está en la luz, es algo difícil de explicar (al menos para mí). Si van les recomiendo las pocetas azules que están a unos kms de la ciudad(cuando fui había un camión que te llevaba por 10MN). Una vez que se queden en la playa hay que caminar un poco pero es entre árboles y cuando llegas a las pocetas de agua salobre realmente vale la pena.

Sabes que cuando mencionas la diferencia de la
luz puedo entenderlo, pues cuando fui a Baracoa, me maravilló la luz particular que había allí, una luminosidad tal que no había percibido en algún otro lugar y es ese el recuerdo más intenso que tengo de la ciudad

El davi…muy buen artículo solo actualizar un par de cosas de mi reciente incursión fotográfica por esos lares:
los taxis después del mediodía cuestan 25 MN
y en cuanto a los paladares…jaja el secreto está en ir sin que te lleve nadie..entonces el precio baja a 80 MN por plato (esto lo comprobé en el Vista Azul de Pelly ya que los 20 MN de diferencia eran la comisión para el que te lleva…un abrazo.

Yeyo…q bueno q te cuadró la pincha. Efectivamente los precios suben un poco cuando te lleva alguien. En nuestro caso solo me llevaron hasta el alquiler, lo demás lo descubrimos nosotros solos. De todas formas, la comida era tanta y tan rica y por solo 100MN q aquello nos parecía lo mejor del mundo. Por eso empezamos a pedir solo un plato fuerte y compartirlo entre dos. Es cierto lo que puse en el trabajo, cdp tengo hambre pienso en Pelly y sus filetes de Casteros, jejejejje. No sabía lo del carro a 25MN después del medio día. Yo llegué como a las 11am y me cobraron 20MN por persona y llegamos súper rápido a Gibara. Un abz

Ana T. Valdes

27 abril, 2014

Me gusto mucho conocer algo mas de mi CUBA

A mí este artículo se me hace tan sólo una promoción a los “paladares” gibareños. No creo que haya nacido de la inspiración. Soy gibareño y aunque ahora no vivo allí, sí voy todos los años a ver a mi familia (eso, para que no me tilden de inflador).

En la ciudad mas acojedora de holguin

Maggie Smith

7 junio, 2014

HOLLA ES UN LUGAR HERMOSO LA FAMILIA DE MI ESPOSO VIVEN MAYARI HOLGUIEN ESPERO K PRONTE IRE A VISITARLOS

MAGGIE SMITH

7 junio, 2014

PERDON NO LES PREGUNTE A CUANTO ESTA EL DOLAR POR ALLA

Recuerdo que estuve alli cuando era nino y vivia en la ciudad de Holguin. Me encantaria regresar. Muchas gracias por su reportaje.

mirtha aguilera

14 junio, 2014

Lo que no saben ustedes es que ese pueblo ,a parte de ser bonito natural por lo que Dios le hizo ,tiene historia tambien.Comenzando desde el descubrimiento de America y el primer pueblo libre de Cuba cuando Cuba dejo de ser colonia de España,por eso es la razon que hay una pequeña replica de la Estatua De La Libertad en el parque Calixto Garcia de Gibara ,tambien nacio el famoso e intelectual periodista cubano Guillermo Cabrera Infante, Premio Cervante de Literatura

EDIR PEREZ MAYO

16 septiembre, 2014

Amigo, conoces y fuiste a Gibara. Oiste que Cristobal Colon Dijo ” Esta es la tierra mas hermosa que ojos humanos vieron” bueno, llamate dichoso que conoces la tierra mas hermosa . Gibara y su gente.

Adislenis Castro Ruiz

11 noviembre, 2015

Saludos a todos, soy orgullosamente gibareña y admiro mucho la naturaleza con sus paisajes. Tengo un blog en adisgib.cubava.cu. Todo el que quiera conocer más sobre Gibara lléguese por allí. Muy lindo reportaje, gracias a su autor.

Wendy Rosa

8 junio, 2016

Gracias!!!! Inspirador para conocer más de mi país.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica