Un Guajirito en La Habana

La palabra guajiro, dicen, viene de la pronunciación inglesa de war heroe (héroe de guerra), como los estadounidenses llamaron a los mambises en la Guerra Hispano Cubano Norteamericana. El guajiro, hombre de la tierra, resulta una mezcla de las raíces españolas y africanas que devino el típico campesino cubano, con su cultura reflejada en las costumbres, arquitectura, música y comida criollas.

Justo en medio de La Habana, el Grupo El Guajirito propone al visitante una acuarela de opciones para disfrutar de esa cultura y cocina auténtica guajiras, que no desdeña la exquisita comida italiana o la internacional. Nadie imagina que el edificio de Zulueta No.658 entre Gloria y Apodaca, incluya en su interior un bohío gigante -tradicional y moderno a la vez.

Por eso, si algún día pasa frente a la puerta de este lugar y dos guajiros vestidos con guayaberas lo invitan a subir, no dude en pasar al local que las Sociedades Artística Gallega y Concepción Arenal destinaron desde los años noventa al Grupo El Guajirito, un proyecto que brinda valor añadido a su servicio gastronómico de comida cubana, italiana e internacional.

Al entrar, aparece una decoración interior basada en la piedra, la madera y el cuero. La mueblería artesanal, taburetes, troncos de árboles que funcionan como cavas de vino, luminarias que imitan ruedas de carreta, monturas y botas se mezclan con las últimas tendencias de la culinaria mundial. Una cocina panorámica en el Tablao de Pancho, el primero de sus restaurantes, brinda el show de los cocineros en plena elaboración de pizzas o pastas frescas, una mariscada o cualquiera de los platos de la carta.

El Guajirito
Las cocinas panorámicas ofrecen el espectáculo de la elaboración de los platos / Foto: Roberto Ruiz.

En su segundo salón, El Guajirito, el otro de los restaurantes del Grupo, invita a degustar el entrante cortesía de la casa en forma de sombrero de yarey, con el ala llena de diferentes tipos de panecillos de la casa y una salsa al ajillo especialidad del chef. Pero esto es solo el comienzo.

Las dependientas y bartenders -todas mujeres y vestidas como modernas guajiritas- sugieren el trago principal: el Coctel Guajirito, una refrescante bebida confeccionada a partir de guarapo, zumo de piña, limón, aguardiente y hielo; el guarapo, una exquisita bebida dulce se extrae manualmente en una típica moledora tradicional de caña. El resto de los jugos también se preparan de forma natural con las frutas de estación.

El Guajirito
Panecillos recién horneados, cortesía de la casa, en una atractiva decoración guajira / Foto: Roberto Ruiz.

El GuajiritoEl GuajiritoEl GuajiritoEl Guajirito

 

 

 

 

 

Como platos centrales tientan los que llevan el nombre del Guajirito, una especie de representación de todo tipo de comida, desde paella y pizza hasta carnero, confeccionados a partir de ingredientes o materias primas abundantes en vegetales que permiten elaborar una mezcla de aromas y sabores con el toque de la cocina cubana. Nada como el postre de propia elaboración, desde mermelada con queso hasta pastelería fina. Variedad de colores y recetas que muchas veces comparten con sus seguidores en Facebook en Grupo El Guajirito.

Un pintor hace cuadros en el sitio y ameniza el salón Legendarios, mientras el cliente puede pedir un café Cubita, molido al instante y preparado por personas que acumulan años de experiencia en su elaboración. En el mismo lugar resalta la oferta de cena y un espectáculo exclusivo con estrellas del Buena Vista Social Club y del Afro-Cuban All Starts, acompañados por músicos del Conjunto Sierra Maestra y del Grupo Caña Santa. El espectáculo forma parte del Proyecto Legendarios del Guajirito, que además se presenta martes y viernes en el Hotel Parque Central de La Habana, el mejor hotel de ciudad en Cuba según Trip Advisor.

“Hasta un esquimal conocería a los del Buena Vista”, dice Lázaro Villa, uno de sus fundadores, quien asegura complementar el servicio de El Guajirito con lo más auténtico y reconocido a nivel internacional de la música tradicional cubana. Todo conjugado en un show dinámico que obliga a los visitantes a ponerse de pie y a bailar con las canciones de los artistas cubanos.

El Guajirito
Durante de Show de los Legendarios, Caña Santa y Sierra Maestra, nadie queda indiferente ante el sabor cubano de la música / Foto: Roberto Ruiz.

La Guantanamera, casi un segundo himno cubano, despide al cliente que de salida se encuentra un pequeño salón, cuyas paredes de cristal permiten ver todo el espectáculo que se ofrece a los visitantes en las noches o la privacidad necesaria en las tardes para una conversación de negocios. Se trata del Salón del Habano, un servicio exclusivo para fumadores de habanos que ofrece las 27 variedades del puro cubano, humidores excepcionales, revistas y bolsas de Café. Jóvenes vestidos con guayaberas esperan a los clientes para consumar el ritual del habano, una experiencia que cada vez gana más adeptos. El cliente puede disfrutar el área para fumadores, conocer el espacio con la bibliografía más actualizada sobre el mundo del habano y vivir una aventura típicamente guajira y tradicional.

El Guajirito
El Salón del Habano ofrece un servicio exclusivo para fumadores de puros cubanos / Foto: Roberto Ruiz.

Si al finalizar el viaje al interior de la cultura guajira en el medio de La Habana el cliente no tiene alojamiento o quiere seguir disfrutando de una experiencia genuina, existe la posibilidad de que un taxi siempre disponible lo lleve al Hostal de Guanabo, una extensión del Grupo El Guajirito a orillas de la playa. La sofisticación y el confort invitan al descanso en sus cinco habitaciones climatizadas, con jacuzzi o bañera, con mueblería de estilo rústico, televisión por cable, teléfono y mini bar, entre otros servicios. Allí se descansará en las camas decoradas al estilo campesino, confeccionadas con madera y bambú, y luego, al despertar, podrá tener un amanecer guajiro a la orilla del mar.

El Guajirito
Una casa entre lo guajiro y lo moderno a orillas del mar / Foto: Roberto Ruiz.

El GuajiritoEl GuajiritoEl GuajiritoEl Guajirito

 

 

 

 

 

Entrar al edificio de Zulueta No.658 resulta la mejor vía para conocer en La Habana la esencia de la cultura guajira de Cuba. El secreto está en no desviarse hasta llegar a las instalaciones del Grupo El Guajirito. Porque como aconseja una de las canciones de los Legendarios, herederos de la música del Buena Vista Social Club: “¡Óigame, compay! No deje el camino por coger la vereda”.

El Guajirito
Los platos centrales llevan el nombre del Guajirito / Foto: Roberto Ruiz.
El Guajirito
En El Guajirito se presenta lo más auténtico y reconocido a nivel internacional de la música tradicional cubana / Foto: Roberto Ruiz.
El Guajirito
El Coctel Guajirito, una refrescante bebida confeccionada a partir de guarapo, zumo de piña, limón, aguardiente y hielo / Foto: Roberto Ruiz.
El Guajirito
El arte del chef pone un toque de cubanía a los platos / Foto: Roberto Ruiz.

Artículos Relacionados

Comentarios

No es cierto que la palabra guajiro provenga del inglés y con esa historia de héros de guerra cubanos, cómo se explicaría pues que en Colombia también se use para designar uno de sus departamentos? La palabra proviene de un vocablo arhuaco, nada que ver con los yankis. Está buena la historia como leyenda pero no la pongan como realidad etimológica.

El Filólogo

30 agosto, 2014

Qué barbaridad !!! con tantos platos esquicitos, y con esa buena presentación que invita a comer, siempre aparece una polilla intelectual a explicar el origen “etimológico” de una palabra, por favor Stella, lea nuevamente el artículo que seguramente le despierta el apetito y los deseos de pasarla bien en el Guajirito, si lo visita, no pierda la oportunidad de pedir una sopa de palabras, seguramente saldras complacida.

Marita Pérez Díaz

30 agosto, 2014

Stella: La intención no fue realizar un análisis etimológico del origen de la palabra guajiro (bastante polémico por cierto, los académicos presentan diversas variantes), sino brindar, como bien dices, una parte de la leyenda cubana alrededor de la palabra con que se nombra a los campesinos cubanos. Creo que El Filólogo tiene razón, de todas formas si vas al Guajirito seguramente saldrás complacida. Gracias por comentar y sigue leyendo OnCuba. Saludos!

rootcause

7 octubre, 2014

Para el autopromulgado “Filólogo”
Creo que te queda grande el seudónimo, porque cualquier “filólogo” debería conocer que exquisito se escribe con s, no con c.
Este Guajirito denota que al parecer la creatividad y la cultura del detalle no se han ido por completo de la Isla que tanto amo, aunque hay momentos en que me desanima nuestra desidia, como la foto del artículo encima sobre “El círculo virtuoso”.

YO SOY UN CUBANO SOY QUE AHORA VIVO EN ITALIA Y ESTUVE ESTE VERANO EN CUBA , POR CASUALIDAD LLEGUE AL RESTAURANTE EL GUAGIRITO EL IMPACTO FUE POSITIVO CON TODA LA ESENOGRAFIA DEL LUGAR , PERO AL DIRLES LA VERDAD SE COME MALISIMO Y TE HACEN PAGAR MUCHISIMO DE TODOS LOS RESTAURANTES QUE VISITE ESE FUE UNO DE LOS QUE YO NO LE RECOMENDARIA A NADIE SIN PALABRAS MI MUJER ORDENO UNA PAELLA Y EL ARROZ NO ERA BIEN COSINADO AL FINAL NOS SENTIMOS MAL DEL ESTOMAGO UNA PESIMA EXPERIENCIA .

YO SOY UN CUBANO QUE AHORA VIVO EN ITALIA Y ESTUVE ESTE VERANO EN CUBA , POR CASUALIDAD LLEGUE AL RESTAURANTE EL GUAJIRITO EL IMPACTO FUE POSITIVO CON TODA LA ESENOGRAFIA DEL LUGAR , PERO AL DIRLES LA VERDAD SE COME MALISIMO Y TE HACEN PAGAR MUCHISIMO DE TODOS LOS RESTAURANTES QUE VISITE ESE FUE UNO DE LOS QUE YO NO LE RECOMENDARIA A NADIE SIN PALABRAS ,MI MUJER ORDENO UNA PAELLA Y EL ARROZ NO ERA BIEN COCINADO AL FINAL NOS SENTIMOS MAL DEL ESTOMAGO UNA PESIMA EXPERIENCIA .

ALEJANRA

23 marzo, 2016

ESPECTACULAR EL LUGAR, IMPRESIONANTE EL SHOW,ESTUVE EN FEBRERO DE 2016 CON MIS HIJOS Y SALIMOS SATISFECHOS, QUIERO VOLVER……LAMENTO NO HABER TENIDO LA OPORTUNIDAD DE CONSEGUIR EL DVD….LO QUIEROOOOOO

BUENAS TARDES , QUISIERA SABER SI TIENEN ALGUNA BEBIDA INCLUIDA CON EL PRECIO DE SOLO COVER

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica