Estadounidenses a Cuba: Yes, you may come!

La explosión de visitantes estadounidenses a Cuba en los dos últimos años como consecuencia del deshielo entre los dos países, estaba en la mira del actual presidente de los Estados Unidos y sus asesores cubano-americanos, ansiosos por apretar el lazo al gobierno de la Isla.

Trump lo había adelantado el 16 de junio en el teatro Manuel Artime de Miami: las categorías autorizadas para viajar a Cuba serían revisadas, los viajes individuales “pueblo a pueblo” quedarían prohibidos y se aplicaría una mayor fiscalización a otras categorías.

Los más de 346,000 estadounidenses –ninguno como turista– que viajaron a Cuba en el primer semestre de 2017 –un 149 por ciento más respecto a igual fecha del año pasado, según un reciente artículo de The Hill– y el más de medio millón que debe registrarse al cierre del año, eran más de lo que Trump parecía dispuesto a permitir.

Cinco meses después, al cabo de no pocos debates, tensiones y cabildeos, las sanciones entraron finalmente en vigor y cumplieron –al menos en la letra– lo anunciado, con la denuncia de supuestos ataques acústicos a diplomáticos estadounidenses en La Habana y la advertencia del Departamento de Estado a sus ciudadanos de no viajar a la Isla como telón de fondo.

El resultado, en principio, ha sido de preocupación e incertidumbre. El alcance real de las restricciones aprobadas ha generado por el momento más preguntas que respuestas entre los posibles visitantes.

Trump crea “ansiedad” entre viajeros de EEUU

Hace solo unos días, John Kavulich, quien preside el Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba, dijo a la agencia EFE que las nuevas regulaciones estaban diseñadas “para crear ansiedad entre los viajeros y las empresas, y eso es exactamente lo que consiguen”.

Para Kavulich, la posible reducción de los visitantes estadounidenses a Cuba será el principal efecto negativo de las medidas de Trump, una opinión compartida por otros empresarios y analistas.

Las categorías de la discordia

Uno de los principales focos de atención es la –anunciada y cumplida por Trump– prohibición de los viajes individuales “pueblo a pueblo” y el mantenimiento de la categoría “apoyo al pueblo cubano”.

Michael Zuccato, gerente general de Cuba Travel Services, en Cypress, California, estima que “no todos [los estadounidenses] están familiarizados con estos términos. Se van a confundir”.

Zuccato recordó al sitio Travel Market Report que la categoría “pueblo a pueblo” –fruto de la flexibilización de los viajes a Cuba por parte de la administración Obama– era la más popular antes de las nuevas regulaciones porque les daba a los viajeros individuales “mayor libertad para realizar sus actividades”.

Su eliminación supone un cambio real en la política de Obama. No obstante, en opinión de Zuccato, “si las personas quieren viajar a la Isla, pueden hacerlo. El verdadero impacto es la confusión y la histeria, y la apariencia de que viajar a Cuba está prohibido”.

Como alternativa para viajar de manera individual a la Isla, quedó en pie la categoría “apoyo al pueblo cubano”, y tampoco fueron afectadas otras categorías como las visitas familiares, religiosas, humanitarias y profesionales.

También se mantiene la autorización de viajar a Cuba para las aerolíneas y las empresas de cruceros estadounidenses, aunque en el caso de las primeras algunas han anunciado recortes y suspensiones ante el nuevo escenario.

Para John McAuliff, director ejecutivo del Fondo para la Reconciliación y el Desarrollo de la Alianza Pueblo a Pueblo de Cuba y Estados Unidos, se trata de un “cambio en la nomenclatura” que no cierra las puertas de la Isla a los visitantes de su país.

Sin embargo, no todo es tan sencillo.

El gobierno de Trump no quiere estadounidenses en Cuba

William LeoGrande, profesor de la American University, explica que la categoría “apoyo al pueblo cubano” exige “una agenda completa de actos que están, en efecto, diseñados para socavar la autoridad del gobierno cubano”. En su criterio, este requerimiento “ciertamente disuadirá a algunos viajeros, porque hacer eso podría suponerles problemas legales en Cuba”.

Las propias autoridades cubanas, tras el anuncio de las medidas, mostraron su inconformidad con este acápite, al que atribuyen una intención “política” y “subversiva”.

Según el Departamento del Tesoro, la categoría de “apoyo al pueblo cubano” busca “fortalecer la sociedad civil en Cuba”. Cualquier persona que viaje bajo esta debe cumplir un cronograma de actividades a tiempo completo que resulte en “una interacción significativa con el pueblo cubano”, un concepto ambiguo que, de acuerdo con Chad Olin, CEO y fundador de la empresa Cuba Candela con sede en Miami y dedicada a tours personalizados a la Isla, “podría dificultar que un viajero medio se sienta cómodo solicitando esta licencia”.

Aunque viajar bajo esa categoría implica solo señalar una casilla en un formulario en el avión, y no exige –de momento– presentar ningún itinerario previo al Departamento del Tesoro, Olin agrega otro aspecto a considerar: el hecho de que los viajeros deban guardar todos los recibos de su visita a Cuba durante 5 años, ante la posibilidad de que el Departamento del Tesoro les realice una auditoría que puede implicar multas por incumplimiento.

Olin cree que este motivo puede inclinar a muchos a los viajes en grupo. “Siempre existe la posibilidad de una auditoría o de que la aduana de los Estados Unidos te pregunte al regresar. Pero si viajas con un grupo autorizado no debes preocuparte. Sus organizadores se encargan de eso por ti”, asegura.

Optimismo, a pesar de todo

Pese a sus ambigüedades y restricciones, las nuevas medidas de Trump contra Cuba no son el portazo que muchos temían y otros deseaban.

“La realidad es que más allá de la prohibición de hoteles y otros sitios turísticos, la situación no ha cambiado mucho más allá de renombrar la categoría de viajes independientes”, dijo John McAuliff a Travel Market Report.

La plataforma Airbnb, en la que desde su entrada en Cuba se registraron más de 22,000 habitaciones de renta, fue una de las primeras empresas estadounidenses en reaccionar a las medidas de Trump.

“Apreciamos que los anfitriones sigan teniendo la oportunidad de compartir su espacio y que los invitados puedan continuar visitando la Isla. Los anfitriones en Cuba han recibido invitados de todo el mundo y estas regulaciones permitirán a Airbnb seguir apoyando a los cubanos individuales que comparten sus hogares”, señaló la compañía en un comunicado.

Airbnb y las medidas de Trump contra Cuba

Tom Popper, presidente de la agencia insightCuba, opina que el hecho de que los estadounidenses todavía puedan viajar a Cuba es una buena noticia.

“Cuando el presidente Trump anunció el verano pasado que iba a derogar las políticas de Obama de apertura comercial y relaciones de viaje con Cuba, no sabíamos lo que iba a suceder –explica Popper. Pero aquí estamos en noviembre y la gente todavía puede viajar (…) La mayoría de los cambios de política de Obama aún están vigentes.”

Su punto de vista parece respaldado por agencias de viaje y turoperadores estadounidenses que, tras la entrada en vigor de las medidas, refirieron el escaso impacto de las mismas en su negocio.

La agencia Globus dijo a Travel Market Report que las nuevas reglas no tienen “ningún efecto negativo” en sus programas y que estos están “en completo cumplimiento” con dichas regulaciones.

Por su parte, Tauck anticipó un “cero impacto” para sus operaciones en la Isla, y dijo que esperaba operar el 100 por ciento de sus salidas programadas para 2017 y 2018. Incluso, fue más allá: “la prohibición del viaje individual a Cuba (y el requisito renovado de que los ciudadanos estadounidenses visiten solo como parte de un grupo autorizado) es probable que impulse negocios adicionales a nuestra manera”.

Esta posición también es compartida por Chad Olin, de la compañía Cuba Candela, quien insiste en los viajes en grupo como una alternativa viable para los estadounidenses: “Las personas que buscan ir solas a Cuba ahora se están uniendo a grupos. Y estamos escuchando a gente con viajes reservados que buscan una aclaración”.

Sanciones de EEUU dañan a emprendedores cubanos

“Debido a la falta de claridad, el viajero promedio tendrá dificultades para depender de la licencia de viaje individual, pero de lo que la mayoría de los estadounidenses no se da cuenta es de que aún pueden cumplir con las normas del gobierno con grupo de tan solo dos personas. Podría hacer su propio grupo con amigos, familia, y aún cumpliría con los requisitos”, afirma Olin.

Y podría haber otros resquicios en las nuevas regulaciones.

Peter Hakim, presidente emérito del Centro de Estudios Diálogo Interamericano, estima que “la dificultad de entender la regulación” impulsaría “a algunos viajeros a llegar a Cuba de otras formas, como desde México y Canadá”, un método habitual en el pasado.

Y Michael Zuccato recuerda que “Cuba ha sido un destino exitoso sin Estados Unidos. Y si seguirlo siendo significa cambiar hoteles a diferentes ministerios, hacer mercadeo a diferentes grupos entrantes, entonces harán los ajustes necesarios”.

¿Más por venir?

Las regulaciones aprobadas hasta el momento impiden a los visitantes estadounidenses hospedarse en Cuba en unos ochenta hoteles estatales, utilizar dos agencias de viaje, visitar cinco marinas así como diferentes tiendas y otras entidades cubanas vinculadas a las fuerzas armadas de la Isla.

De acuerdo a a Travel Market Report “estas restricciones podrían afectar el deseo de un turista de experimentar la auténtica cultura cubana, ya que se supone que los viajeros estadounidenses rastrearán sus actividades mientras se encuentren en Cuba, y presentarán un registro de los mismos a los funcionarios estadounidenses a su regreso si así lo solicitan”.

Frank Reno, presidente de Cuba Executive Travel Inc. en Apollo Beach, Florida, lamentó la prohibición de ciertos hoteles que considera “fundamentales” que los viajes de los estadounidenses a Cuba tengan “las comodidades que podrían esperar en otros destinos”.

También lo hizo la compañía Ya’lla Tours, que utilizaba en Baracoa, en el extremo oriental de Cuba, hoteles “propiedad de los militares”.

“A menos que algo cambie, ya no podremos incluir esa área en nuestros programas”, señaló la empresa en un comunicado. Sin embargo, reconoció que el impacto general de las sanciones sobre sus negocios en Cuba sería mínimo y comentó que “muchos de los hoteles prohibidos son balnearios, lo que no afecta a Ya’lla Tours ni a ningún otro operador estadounidense, ya que las vacaciones en la playa nunca se han permitido en virtud de las restricciones de viaje entre Estados Unidos y Cuba”.

No obstante, lo normado hasta la fecha no es definitivo. Diferentes analistas opinan que, tal como lo anunció Trump en junio, podría haber actualizaciones de las entidades y servicios restringidos. Factores como la posible reacción del gobierno cubano a las medidas –que hasta el momento se han limitado a declaraciones oficiales– y la presión del lobby cubano-americano en el Congreso, podrían tensar más la cuerda.

El senador de Florida Marco Rubio, por ejemplo, mostró su insatisfacción con las medidas y pidió más restricciones al gobierno de Trump. Que, por ejemplo, prohíba los tratos con otras empresas turísticas cubanas, como las cadenas hoteleras Gran Caribe y Cubanacán.

Rubio lamentó que “los burócratas en el Departamento de Estado que se oponen a la política cubana del presidente se negaron a implementarla completamente”. Su opinión es compartida por otros congresistas y políticos republicanos, quienes exigen mayor presión al gobierno de La Habana.

A pesar de esto, para turoperadores y empresarios como Michael Zuccato y Tom Popper, la entrada en vigor de las medidas al menos terminó con el misterio previo, y con no poca incertidumbre.

Sanciones contra Cuba: Morderse la cola

Los estadounidenses, reafirma Travel Market Report, “todavía pueden viajar a Cuba, con mayor libertad que en cualquier otro momento en décadas, excepto por el breve período en que se permitía el viaje individual a Cuba”.

Para la publicación especializada, es cierto que “nadie puede predecir qué hará el presidente Trump en un momento dado. Pero parece que tiene otras cosas en mente durante mucho tiempo por venir. Su proclamación original de que iba a derogar las políticas cubanas de Obama introdujo la incertidumbre en el mercado y los operadores turísticos vieron que la lentitud se convertía en demanda. Ahora, después de un año, esa incertidumbre se ha levantado”.

De momento.

Artículos Relacionados

Comentarios

Otra vez con la cantaleta. Es evidente que el Sr. Cancio con su compañía de viajes y el resto de todas las otras compañías de viajes que operan desde EEUU, son los mas preocupados por este asunto, porque ganarían quizás menos millones de lo planeado. Y los cubanos de a pie? bien jodíos, gracias.

Quien dijo? usted no se entera de que en Cuba el dinero del turismo se usa para comprar alimentos, insumos y medicinas para los cubanos. No como en tu país que el dinero del turismo para las arcas de los dueños de los hoteles que cada vez pagan menos impuestos y pagan menores salarios. Entérese de algo, alguna vez, jajajaja

Dany
Se lo olvido mencionar los 200 pesos de los jubilados después de mas de 30 años de trabajo.

Dany, Qué alimentos? Qué medicinas? Qué insumos? Será para el turismo porque Cuba, las calles de Cuba los mercados y las farmacias están peladas. La ciudad esta sucia y destruida, los salarios son de risa, dime por favor para donde van los millones.

En efecto Rosa, la misma cantaleta porque lo unico que les importa es el dinero y no la libertad de los cubanos dentro de la carcel. Y despues estos “izquierdistas” de pacotilla hablan de los capitalistas pero se comportan peor que ellos. De hecho en Cuba hay un capitalismo de estado salvaje, puro y duro. Por cierto tenemos un agente de choque del DOR, el G2 o de la UCI pernoctando por aqui.

En efecto Rufino, parece que como no pudieron cerrar la revista, tienen a 2 o 3 en el frente de batalla. Ah Dany, en EEUU se pagan bastantes impuestos, por eso se pueden dar el lujo de pagarles medicina, salud y educación de calidad a los mas pobres. A que llamas bajos salarios a $8.50 la hora? por ahí anda el mínimo en EEUU. si en Cuba en 1 mes no llegas ni a $30. Lo que gana un medico en Cuba en un mes lo gana un repartidor de pizza en medio día. La ignorancia es lo mas dañino que hay.

Después de la confusión inicial mas bien creada por artículos como los que salen en este medio, el agua cogerá su nivel. Es hasta posible que hasta suba el numero de norteamericanos a Cuba. Si hay alguien perjudicado serian las 180 compañías del Ejercito y los beneficiados serán el sector privado y los norteamericanos que vayan a Cuba. Los viajes en grupo son mas baratos y habrá menos abusos. Muchos de estos “especialistas” de viajes a Cuba junto con las agencias “culturales” en la isla han llegado hasta cobrarles $5,000 por 5 días en Cuba para ver un concierto de jazz. Un poco de conciencia social no les vendría mal tanto a ellos como a los mismo viajeros norteamericanos. Cuba no es Hawaii.

Dany, no cojas lucha, que hay gente que no tiene remedio. Lo mejor es que están allá, en su “paraíso” de “democracia” donde a cada rato un loco coge un rifle y mata a unos cuantos, para no hablar de las tragedias internacionales que patrocinan. Déjalos con su muela, que se consuman en su bilis de tanta impotencia. Chau, fracasados

Karel cuando diras algo bueno de la sociedad cubana? deja de refugiarte en los americanos. Por alguna razón muchos quieren vivir allí, sobre todo los cubanos que viven en Cuba, prueba son todos los que han muerto cruzando el estrecho de la florida. Hay que tener muchos deseos de irte de un lugar cuando no te importa morir en el intento. El turismo sigue en Cuba y al gobierno le seguirán entrando los millones, por ellos y por las remesas de los “fracasados gusanos”, sin los cuales el pueblo cubano se hubiera muerto de hambre y necesidad.

Julian Arozarena

17 noviembre, 2017

Rosa, si usted vive en Miami, como parece ser el caso, mire alrededor…. no se puede escupir para arriba, como doce el dicho. Y despues de vivir casi 10 abriles en este pais, la idea de paraiso resulta inostenible.

Julian no se de que hablas, si, vivo en Miami y miro a mi alrededor y veo todas las variantes, todas las opciones. Pero aquí si hay que estudiar y trabajar. Si miras a tu alrededor en Cuba lo único que ves es desencanto, desesperanza y frustración porque todo es un problema y una limitación!

Los “fracasados” mantienen a un pais parasito que es Cuba, sino se mueren de hambre.

Duélale al que le duela, en Cuba no hay hambrientos, ni homeless, ni desnutrición infantil como en el resto de Ame´érica incluyendo los EEUU.
Ahí va el dinero, solo no lo ve quien no quiere verlo

Dany ve al oculista urgentemente. o sal de tu casa.

Rosa, evidencia, no hablar por hablar. Ahí están millones de muertos de hambre en los EEUU y en América Latina (Países capitalistas) ¿Donde están los de Cuba?

Dany, estan en los portales de la habana, en los pisos en las entradas de las tiendas, en el campo vivendo en condiciones de miseria total. en los barrios mas pobres como el fanguito ,la corbata, etc.. Si, la educación (pésima) es gratis, la salud (pésima) es gratuita, pero la gente no tiene dinero y no los dejan producir dinero, esta hasta prohibido tener mucho dinero (en eso Cuba es única). Hasta a los ciegos que vendían espejuelos para sobrevivir al lado del Gran teatro de la Habana los han recogido. La policia persigue todo el tiempo al que quiera vender alguna cosa para sobrevivir. Los ancianos esos pobres que tratan de vender su cuota, algun cigarro o cualquier porquería, es todo una vergüenza!!! Un poco de arroz y frijoles con 4 huevos por la libreta no es la solución porque persisten los problemas. La solución es darle la libertad a la gente para que produzca, haga negocios libremente y por ende reciban salarios justos, porque los de ahora no alcanzan para tener una vida digna. Y dejar sobre todo de envilecer al dinero, cuando ademas la cúpula del gobierno se da la mejor vida capitalista! Y deja de hablar de un pais (EEUU) que no conoces, estas haciendo el papel de ignorante. Pobreza hay todos lados, pero pobreza impuesta por ley, solo en Cuba.

¡¡¡YANKEES GO HOME!!!

Pandiame, o te peinas o te haces papelillos, las dos cosas no se pueden.

Cuba es un paraiso pero en Cuba y buena parte del mundo quieren salir corriendo para el infierno norteamericano, y los demas paises se molestan cuando los “malos” no los dejan entrar y llorando el comercio y los productos del “infierno” Todos los izquierdistas son unos hipocritas oportunistas.

Rosa, que tu lo digas no quiere decir que sea cierto. Pruebas ¿Donde están? Por más que te empeñes, en México y EEUU hay millones de indigentes y muertos de hambre y en Cuba no hay ni indigentes ni muertos de hambre. Borrachos si hay en Cuba, y se recogen y se llevan a refugios. En México yo creo que no hay ni refugios y en EEUU de tantos indigentes ya ni alcanzan los refugios. Y esos son países capitalistas y nadie dice que el capitalismo es una basura por eso. Se van por millones de los países capitalistas menos desarrollados hacia los más desarrollados y nadie dice que el capitalismo fracasó en esos países. Eso es doble moral, no, triple moral

Es una ironía mi estimada Rosa y en definitiva una respuesta al título del artículo. Es que ahora todos quieren entenderse con el monstruo, con sus entrañas y con lo que haga falta. Nada contra el pueblo norteamericano, sino contra los que lo utilizan de uno y otro lado del charco. Por el interés te quiero Andres, reza un viejo dicho español y casa perfectamente con este escrito. Mis saludos para tí.

Juan Carlos

22 noviembre, 2017

Dany millones de muertos de hambre en USA, quien te dijo eso ?, por favor ten un poco de seriedad en EU nadie se muere de hambre, en USA si quieres comer solo tienes que ir a un Charity Center y comes mejor que en Cuba. En Mexico existe una cultura de la limosna de la epoca de colonia, la gente acostumbra a dar limosna por caridad religiosa, pero muchas de esas personas que piden ganan el triple de lo que gana un universitario en Cuba, se han hecho reportajes que muestran que tienen hasta una especie de sindicato. En cuanto a los que piden limosna en USA mira este video de lo que pasa en realidad:
https://www.youtube.com/watch?v=IHoiVnID8vY

Si, Juanca, nadie muere de hambre y frío en EEUU, eso me lo inventé yo, la ONU, y el resto del mundo, menos tu, jajajaja.
Socio mira el link:
https://www.google.com.cu/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=9&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwiEgP60w9XXAhUwUd8KHTnjBDkQFghGMAg&url=http%3A%2F%2Fwww.20minutos.com%2Fnoticia%2F15208%2F0%2Fmuertes%2Fcondiciones-clima%2Festados-unidos%2F&usg=AOvVaw1N0ENZjv_G9PqEEK8HkptK

Más de 2000 personas se mueren por el clima en EEUU cada año, la mayoría por el frío. Pero eso es un cuento mío y de los medios, jajaja.
Y en México los mendigos ganarán lo que ganarán pero pasan más hambre que cualquiera en Cuba porque si ganan 200 dólares se lo tienen que gastar en medicinas, seguros, alquiler de cualquier cosa, etc. No se lo gastan solo en comida que con eso solo no se vive. Así que no tergiverses papo.
Siguen sin aparecer los hambrientos en Cuba y siguen los millones en México y EEUU.
Cuba, único país de América sin desnutrición infantil. Duélale al que le duela caballeros.

Juan Carlos

23 noviembre, 2017

Dany, mijo por favor razona, morirse de frió tu te refieres a como se murieron los 30 ancianos de Mazorra en Cuba aun siendo un pais tropical donde el frio es muy poco ?. es de ese frio que hablas o es de otro.
http://www.bbc.com/mundo/america_latina/2010/01/100115_2151_cuba_enfermos_gm
Veo que te pusite a escarbar en internet durante horas y no encontraste a nadie muriéndose de hambre en USA asi que tuviste que conformarte con el frio, Dejame decirte algo morirse de frio es algo que le puede pasar a cualquiera en los paises mas al norte del hemisferio o de una ola de calor por ejemplo, hay países donde el clima tiene comportamientos extremos no es Cuba donde el clima es bastante estable y si en Cuba hubiera ese clima extremo te garantizo que las muertes serian decenas de veces mas que en esos países y aun así en Cuba se mueren personas de frio eso es inconcebible con el calor que hace en cuba el año entero. Por otro lado hay una población 323 millones donde no faltan los homeless que no quieren irse a los refugios, para que sepas en USA depende del estado pero en general no se obliga a los homeless a irse para los refugios a diferencian de Cuba que los recogen para que los turistas no los vean.
Si lees el articulo los muertos por frio son debido a desamparados y alcohólicos como los que hay en Cuba y que yo he visto un montón en cada pueblo de Cuba siempre hay dos o tres al menos, también mueren personas que hacen ejercicios de invierno o personas sin calefacción en sus casas. No se de donde sacas eso de que pasan hambre mas que en Cuba, yo creo que deberías darte una vueltecita por los barrios bravos de la Habana o de cualquier provincia, en Cuba hay muchos viviendo de la caridad voluntaria de los vecinas y muchísimos que le deben no pasar hambre a los de miami. Yo diría que la comida es un elemento fundamental para vivir y tener salud si en Cuba no se manipularan tanto los datos se tendría una idea mas realista de lo que pasa, aquí te dejo algunos ejemplos de lo que sucede realmente en Cuba:
https://profesorcastro.jimdo.com/miseria-en-cuba/

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Armar la nación

Opinión Gráfica