La sociedad civil y el debate

Si la gresca protagonizada por la sociedad civil enviada desde La Habana y la sociedad civil fletada desde Miami mostró el pasado, la civilidad del encuentro entre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama nos está indicando el presente y el futuro.

Parece ser que los mandatarios son quienes mejor representaron a las sociedades civiles de sus países, las que quieren terminar con un enfrentamiento que se prolonga por más de medio siglo, como residuo tóxico de la Guerra Fría.

La alegría en las calles de Cuba el 17 de diciembre fue inocultable pero también las encuestas entre los estadounidenses y los cubanoamericanos muestran un amplio apoyo a la normalización de las relaciones y al debate civilizado de las diferencias.

¿Entonces a quién representan esos dos grupos que aparecieron en Panamá a nombre de la “sociedad civil cubana” y terminaron dando un lamentable espectáculo de provocaciones, insultos y golpes, el cual recorrió el mundo empañando la imagen de la nación?

Por parte de Cuba fueron dirigentes de organizaciones de la sociedad civil, los cuales desconozco cómo se escogieron. Lo que sí quedó muy claro es que no representan el espíritu mayoritario de la sociedad, aunque sean representantes institucionales.

Cuando la prensa cubana honró esa actitud, pensé que tal vez yo no los entendía por no ser de aquí. Sin embargo, en los días posteriores no encontré ningún cubano, ni siquiera entre importantes intelectuales comunistas, que apoyara el intercambio de patadas.

La retirada de la delegación de Cuba del debate chocó a muchos. El periodista de Trabajadores, Francisco Rodríguez, sintetizó en las redes sociales un sentir compartido: “Si yo considero que tengo derecho a estar en un lugar, nada ni nadie me haría renunciar a estar allí”.

Las únicas personas que vi apoyar la gresca fueron las que aparecieron en el noticiero de la TV y el intento fue contraproducente. En mi barrio una vecina me comentó que “por culpa de esa perrera de solar nos dejaron ese día sin telenovela”.

Los presidentes fueron los que mejor representaron el espíritu de las sociedad civil de sus respectivos países.
Los presidentes fueron los que mejor representaron el espíritu de las sociedad civil de sus respectivos países.

Han llegado a comparar el altercado de Panamá con la batalla de Playa Girón. Si la prensa necesita héroes debería buscarlos entre los guerrilleros de la salud, los que recorren, mochila al hombro, las montañas de Pakistán, las selvas de Guatemala o se juegan la vida en África.

Del lado de Miami tampoco estuvieron muy pulcros, llevaron como representante de la “sociedad civil” a Félix Rodríguez, a un señor que vivió la mayor parte de su vida fuera de la isla, trabajando para los servicios de inteligencia de una potencia extranjera.

Pero el colmo fue aparecerse en Panamá con fotos abrazados a Luis Posada Carriles, quien había sido detenido y condenado en ese mismo país cuando planeaba un atentado dinamitero contra otra Cumbre de Presidentes, la Iberoamericana del 2002.

Me cuesta entender cómo los disidentes cubanos, los mismos que proclaman utilizar solo formas de lucha pacífica, pueden aparecer en un encuentro internacional acompañados de personas que han apostado durante toda su vida por la violencia.

Si lo que intentaban era caldear los ánimos de su contraparte tuvieron éxito, a pesar de lo evidente de la jugada. De todas formas, ninguno salió muy beneficiado, al final la imagen que recorrió el mundo fue la de la una trifulca entre cubanos.

Para mayor contraste, en la misma Cumbre de Panamá, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro se presentaron ante el mundo como personas capaces de intercambiar opiniones, incluso en los temas en que saben de antemano que están en desacuerdo.

Obama sigue creyendo que su democracia es la garantía de las libertades y Raúl Castro continúa considerando que la justicia solo llega con el socialismo. Seguramente, ninguno renunciará a su ideología, pero ambos apuestan por la negociación.

Es más, durante la Cumbre Barack Obama se reunió con los disidentes cubanos y Raúl Castro brindó todo su apoyo a Maduro en rechazo al decreto de Washington contra Venezuela. Y, sin embargo, eso no les impidió reunirse en privado y darse la mano en público.

Los acompañan la mayoría de los estadounidenses, los emigrados y los cubanos que viven en la isla. La gente común, los que no pretenden inculcar sus ideas a nadie, los que son capaces de convivir con quienes piensan diferente, los que no se creen dueños de la verdad.

Esa es la gente que ha construido un continente capaz de negociar conflictos tan antiguos como la guerra civil de Colombia y el diferendo entre Cuba y EEUU. En ese contexto regional es un suicidio político proclamar: “nosotros no dialogamos con nuestros enemigos”.

Y si de dignidad se tratase, nadie mostró más que la viuda de uno de los asesinados por las guarimbas de Venezuela, debatiendo ante las cámaras con la esposa del político que organizó esas asonadas violentas. Supo exponer sus razones con la pasión del dolor pero desde la decencia y el respeto.

CCMdhEmW4AAhkok.jpg-large

Artículos Relacionados

Comentarios

José D

16 abril, 2015

Sin embargo un amigo me dijo: “los de Cuba demostraron que defienden su tierra con ideas con gritos y con los puños cuando hace falta”, así que habría que ver… ?

Espero que este texto lo lean Iroel Sanchez y Raúl Capote, quienes ya usan frases como ” Si un miembro del ISIS o Al Qaeda se acerca a menos de un kilómetro de una embajada de Estados Unidos en cualquier capital del mundo no creo sea recibido con flores” o ” nosotros no fuimos a Panamá a bajar la cabeza, fuimos a empinarla más alto que los rascacielos, vacíos, donde no vive nadie, porque el pueblo de Panamá vive en la más absoluta miseria lejos de los edificios acristalados y los grandes Hoteles”. Hacemos lo mismo que hace “el enemigo” y gritamos y ofendemos porque los panameños viven en la miseria, y eso no les va a importar! Todo sea por justificar lo injustificable. Y en sus recientes textos, ambos, afirman que que son “plattistas”, “genuflexos”, “desinformados” y otras linduras, quienes exponen su criterio como lo hacen los jóvenes periodistas cubanos Arnaldo Mirabal Hernández o Jose Jassan Nieves.

Pavel Ernesto

16 abril, 2015

Excelente artículo. Estas dos facciones no representan al verdadero pueblo de Cuba, al pueblo trabajador, tanto fuera, como dentro de la isla. No importa la ideología: socialista o capitalista, el cubano común solo desea paz y prosperidad. Estos dos grupos son muy parecidos entre sí y se mueven por motivos comunes: dinero e intereses políticos. Lo que hacen es avergonzar a Cuba ante el mundo. Por suerte, no son la mayoría.

Ruslán

16 abril, 2015

Excelente.

Aristides

16 abril, 2015

Buen articulo… confieso que no lo iba a leer, no me arrepiento de haberme tomado el tiempo

Roberto

16 abril, 2015

Excelente y enjundioso texto. Con la maestría de siempre, Fernando Ravsberg ha abordado un tema polémico que nuestra prensa no trata ni siquiera entre líneas.
¡Gracias, Ravsberg!

Muy bien Fernando!! Creo que este es el sentir del cubano de verdad, aqui y alla. Lo de Panama solo es muestra de quien realmente tiene el poder en la sociedad cubana. Pero el pueblo sigue…

Maribel Arrieta valdes

16 abril, 2015

Magnífico artículo, yo personalmente sentí vergüenza al ver ese espectáculo dado entre cubano, cuando en realidad se deberían de respetar las ideas ideológicas de cada persona, sin agresiones, ya que para eso tenemos demasiada cultura y el pueblo cubano solo quiere paz y trabajo retribuido con los tiempos que corren de desarrollo.

Longina seductora

16 abril, 2015

Concuerdo con todo lo expuesto, yo también me quedé estupefacta cuando vi la entradera de piñazos por la TV Cubana, incluso lo transmitieron con el tema “Me dicen Cuba” de Habana de Primera, la verdad, sentí verguenza. Lo otro serio fue al día siguiente, cuando comenté el tema con mis compañeros de trabajo y algunos (sobre todo los mayores) justificaron la reacción de los cubanos, con esto ratifiqué que todavía esta sociedad no entiende de diálogo, nos falta civilización.

Elier A. ÁLvarez Arcia "El Brujo"

16 abril, 2015

Genial me acaba de sacar las lágrimas, ser cooncecuente con nosotros con nuestra historia, dialogar para entender y comprender sin si quiera pensar que tenemos la razón, la violencia hagamosla a un lado, los partidismos también, pero eso sí, ten presente siempre TÚ POCISIÓN como sujeto que vive.
Elier
El Brujo

Yoe Suárez

16 abril, 2015

Concuerdo contigo Fernando.Comentaba el ejemplo de las dos venezolanas con que terminas e texto, me parece buenísimo para ilustrar lo que “debe ser” el verdadero intercambio entre dos visiones dispares.

Nelson Mandela nos enseñó que es posible la reconciliación. Nos enseñó aun más: que todos podemos superar un pasado de confrontaciones y odio y arrimar el hombro al hombro de un antiguo enemigo para construir una nueva realidad. El enorme mérito de Mandela ha sido conducir a un país maltrecho por años de injusticia a través de un proceso democrático difícil pero envidiable, que supone un ejemplo no sólo para África sino para todo el mundo.
El legado de Mandela se puede ver en esta Sudáfrica del siglo XXI, pero también es la base de una forma diferente y universal de estar en el mundo. Su capacidad para convertir una herencia de dolor y odio en la realidad de una convivencia sana y la promesa de futuro mejor debe enseñarnos que sólo el diálogo, el respeto, el intercambio y el conocimiento del otro trazan el camino para la paz y el crecimiento.
En una ocasión escuche a alguien decir en Cuba que los comunistas no se podían reunir con “desafectos a la revolución” pues podía amellarse el filo del machete (entendámoslo corromperse)….por tanto si eso era así de probable el acero no estaba bien forjado o el temple era muy superficial.
Decia Nelson Mandela:”Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen, o su religión. La gente aprende a odiar, y si pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, porque el amor viene más naturalmente al corazón humano que su contrario”.No puedo olvidar, pero sí puedo perdonar”.

Muy buen articulo, pienso que tal vez no se escojieron bien los representantes de ambas sociedades de ninguno de los dos lados. En este caso solo Obama y Raul se manifestaron con la actiud correcta. Sin embargo, debemos anotar que los cubanos de Cuba no tenian acreditación y eso habla por si solo, también hay que criticar a la organización, fue a propósito?.

philipa ganger

16 abril, 2015

Me parece excelente el artículo. Creoq ue l adelegación cubana perdió la compostura. No estamos viviendo los años 80. Ese escándalo fue lamentable y no menos lamentable fue la entrevista hecha a la segunda secretaria de la UJC, graduada de Psicología, po rsu maner ahistérica de responder preguntas y sobre todo por mentir. El mundo sabe que un profesional cubano no tiene dinero para pagarse un viaje al exteriro auqneu ahorre años de su vida.

roberto

16 abril, 2015

LO penoso es que sea un periodista uruguayo el que nos hable y nos convoque a reflexionar. Todo fue vergonzoso, es lo que la mayor{ia del mundo pensó. Para qué fueron a Panamá, ¿solamente para dar esos shows?; no era mejor entrar en el debate culto con esa otra falsa sociedad civil.
Mire usted estoy convencido que para que se metieran esos espectáculos alguien bien alto en Cuba les dio la orden, y esa orden no se da sin el consentimiento de Raúl

Mercedes Julia Torres Garcia

16 abril, 2015

No soy partidaria de la violencia,de hecho evito todo lo que genere un acto violento,porque nunca se sabe como termina cuando comienza,lo acontecido entre cubanos como dijeron por ahi fue lamentable,no debio pasar,pero los que provocaron el incidente fueron los que segun ellos representan la sociedad civil cubana,que desde miami y en nuestro propio pais,constantemente estan alentando a que ocurran cosas como estas,eso estaba mas que pensado,ellos sabian que la respuesta seria energica claro que no calcularon la magnitud de la respuesta,fue una provocacion,y recibieron lo que todo el mundo vio,ellos estan obedeciendo ordenes de personas que odian visceralmente,a la revolucion cubana,y a sus lideres historicos,reconozco y admiro las palabras del inolvidable Nelson Mandela,lo que pasa es que el sentimiento de reconciliacion,no esta en la agenda de estos dicidentes,a ellos no les importa,su principal,interes se llama dinero,si se lo quitan veran la reaccion.Cuba necesita cubanos de buena voluntad para que la cuiden,luchen por ella,y la defiendan,de este elemento que entorpece el avance del restablecimiento de las relaciones,y que estan buscando un motivo,para que no haya reconciliacion ni paz de eso estamos claros los cubanos que realmente defendemos y dariamos lo que sea por el futuro hermoso del pueblo cubano.

rodrigo garcía

16 abril, 2015

Muy noble el pueblo de Cuba y sus dirigentes, al perdonar a un enemigo que los torturó y quizo aniquilarlos de hambre durante 50 años….

oye aquí todas las opiniones son favorables a la delegación del régimen cubano,Desgraciadamente esa delegación mostró lo que verdaderamente somos los cubanos,unos chusmas.

El mejor articulo que he leido en los ultimos anos, gracias a usted por esta gran verdad

SANTOS@SANTOS

16 abril, 2015

Definitivamente… En cada orilla… 2 DOLORES CUBANOS…
Y pensar que si los colombianos son capaces de hablar de PAZ sentados en la misma Habana con tantos cadaveres de ambos lados de por medio… Como es posible que los EXTREMISTAS cubanos de ambos lados se ataquen con peligrosa VIOLENCIA sobre el territorio de un PAIS al que fueron invitados NEGANDOSE a reconocer el derecho de uno y otro bando.? DESCONCERTANTE.

En verdad no me interesa la politica, pienso que discutir de ello es tiempo prrdido, pero el articulo publicado me parece que aborda ese bochornoso insidente de la manera mas imparcial posible. Lejos de tratar a unos de hėroes y a otros de villanos quienes aman a Cuba debieron pensar mas en ella y no en sus falsos orgullos que son alimentados oportunistamente por quienes en verdad gobiernan como un mecanismo mas de control.
Lo cierto de todo es que como cubanos de dentro o de fuera de la isla, estos que protagonizaron esas lamentables escenas que medio mundo vio solo consiguieron ofrecer una horrible imagen a modo de deplorable show de telebasura. Sinceramente esos no puden ser quienes representen a Cuba, ni lo unos ni los otros. Podian haberse ahorrado el espectaculo y de paso el dinero.

Maria Luisa

16 abril, 2015

Gracias por exponer la diferencias de valores ideologicos de los cubanos que estuvieron en la cumbre de panama en estes articulos ,que fue la mas penosa sombras en una cumbre de oportunidades , a mi lo que me pareces es que algunos cubanos de miami tienen el derecho de decidir de que manera deben vivir millones de cubanos no se si estoy equivocada pero da la impresion de que este cambio socio economico llevaria a algunos empresarios cubanos americanos de miami a la quiebra , por esa razon es que boicotean con uña y dientes las relaciones bilaterales ,cuando en realidad debemos sentirnos felices de que los cubanos de la islas tenga la misma oportunidades que tenemos todos los demas paisanos que vivimos regado por el mundo yo si deceos de corazon que tengan las mismas oportunidades que yo tengo y mas todavias que puedan decidir su futuro y el de sus hijos sin estar a espensas de remesas monetarias de nadie , esas trifulca la promovio el creerse con derecho sobre el destino de otros,siento mucho si mi opinion hieres sensibilidades pero es lo que pienso y veo , no se puede arponear el derecho a la libertad de personas que si se la merecen

!Que buen articulo Fernando!
No tiene otro nombre amigo: FALTA DE TOLERANCIA Y COMPRENSIÓN de muchos sectores en ambos lados de la orilla.
Panamá no es el único escenario donde suceden hechos de este tipo.
En otro blog ponía el ejemplo que aquí en el corazón de Miami, en el restorant Versailles, a cada rato hay muestras de violencia y ofensas – por parte de extremistas – dirigidas contra otros que piensan diferente. Me entere allí mismo de un muchacho que tenía un pullover del Che y por poco se lo comen.
En Cuba sucede otro tanto en ocasiones, pero me inclino a pensar que muchos de los llamados “actos de repudio” SON ORGANIZADOS. ¿Por qué?
En Youtube hay un video de una familia haciendo un acto de protesta en plena calle Galiano frente al parque. ¿Los motivos? Llevaban meses haciendo trámites, pues no tenían vivienda y no había respuesta por parte de las autoridades. ¿Saben lo que hicieron los transeúntes? Se limitaron a observarlos. NO HUBO AGRESION, NO HUBO OFENSAS, NI MALAS PALABRAS. Cuando más, le cuestionaron el que sus hijos estaban vestidos de pioneros en el medio de la calle en dicha protesta, poniendo en riesgo sus vidas.
Eso me dio la medida que EL PUEBLO CUBANO de a pie y genuino ESTÁ HARTO DE ACCIONES DE PROTESTAS FABRICADAS.
Creo sinceramente que el hecho vergonzoso en el parque Belisario Porras en Panamá, se habría evitado de muchas formas.
Ante la desvergüenza y el oportunismo, la vergüenza y el dolor verdadero.
Ante el mercenarismo despiadado, las voces de aquellos que han sufrido en carne propia los efectos del bloqueo o actos de terrorismo orquestados desde EUA.
Habría tenido mucho más impacto el llevar familiares de víctimas por hechos terroristas en suelo cubano (Creo que suman alrededor de 3 000 personas). Eso deja marcada una huella mucha más profunda que 4 patadas y gritos lanzados al aire.
Ahí está el ejemplo de Fernando: la viuda de uno de los asesinados por las guarimbas de Venezuela, se le encara a la esposa del político que organizó esas acciones violentas. Supo exponer sus razones CON LA PASIÓN DEL DOLOR, PERO DESDE LA DECENCIA Y EL RESPETO.
Ambas señoras tienen sus motivos y lo defienden con pasión: Uno está PRESO, el otro BAJO TIERRA. ¿Cual tiene más peso? Difícil de juzgar.
La prensa amarillista hoy en día inunda las noticias con el encarcelamiento de Leopoldo Sánchez, pero se CALLAN INTENSIONALMENTE las víctimas que provocaron las guarimbas VIOLENTAS.
Otro tanto sucede con estos hechos. Abundan los videos y las fotos, pero pocos se arriesgan a analizar con seriedad como surgieron verdaderamente. ¿Espontáneos o intencionales? ¿Hechos patrióticos o actos fabricados con detenimiento?
Y por sobre todo, reflexionar y TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO PARA QUE NO SE REPITAN JAMÁS.

Por suerte para todos los cubanos creo que se avecinan otros tiempos en los que primará el AMOR, la BUENA FE, la COMPRENSION, el DIALOGO y la TOLERANCIA.

rafaelhidalgo

17 abril, 2015

Si señor con cuba

Leila Ma.

17 abril, 2015

Dios me libre de la sociedad civil!!!!!!!!!!!!! Me niego a que me represente una horda setentera de histéricos e intolerantes. Ese no es el espíritu de los cubanos, no es lo que queremos ni necesitamos….no viví los excesos patrioteros del quinquenio gris y la época del Mariel, pero supongo las imágenes que le dieron la vuelta al mundo sean una especie de remake. Gracias a Dios nuestro presidente estuvo a la altura del momento y primaron el diálogo civilizado, el respeto y el sincero interés por que las cosas fluyan entre ambas naciones. Ojalá esto le sirva de lección al gobierno y nuestros **aguerridos** representantes no carguen con tanta intolerancia e incivilidad….cubanos contra cubanos….no esperé verlo nunca en ese escenario. Gracias Ravsberg!!!!!!!

rafaelhidalgo

18 abril, 2015

Penoso, bochornoso tanto de los de aquí como los de allá. No tenía ni tiene sentido fajarse como se fajaron. Espero sirva para reflexionar y que no suceda más.

Fernando Ravsberg

18 abril, 2015

Conozcan también lo que piensan los que fueron a Panamá
http://cartasdesdecuba.com/critican-articulo-sobre-la-sociedad-civil-y-el-debate/

Carlos_

18 abril, 2015

Me dio mucha verguenza ver el video de la psicologa “rica” y las tonterias que dice… Creo que la actuación de la delegacion oficial de Cuba fue muy cuestionable.

Fernando Ravsberg

18 abril, 2015

Conozcamos tambien la opinión de Silvio Rodriguez en su página Segunda Cita

Silvio dijo…

Carmina, te garantizo que no tengo un plan contigo, mucho menos de acusarte reiteradamente de simple. Me ha sorprendido cuando lo has dicho. De todo corazón te pido disculpas si te hirió lo que dije. Desde mi gran simpleza te garantizo que comparto lo que escribió Ravsberg, y pienso incluso que es algo que debiera haber escrito algún cubano y lamentablemente no se hizo. No me parece que diga ni una sola mentira, ni siquiera algo sesgado. Desde Panamá publiqué mi opinión, está en una o dos entradas atrás. Entiendo el derecho de cualquiera a no compartir un espacio con lo indeseable (mucho más si entre lo indeseable está uno de los asesinos del Che y amigos del terrorista Posada Carriles). Lo que no comparto es el insulto y la agresión. Mucho más cuando sé que en otras circunstancias los mismos que se dieron golpes se limitarían a ignorarse (o a hacer que se ignoraban). Como Ravsberg, todavía no me he encontrado a alguien que esté de acuerdo con la piñacera y la gritería. Creo que fue un momento en que tuvimos demasiada consciencia de que éramos noticia y quizá creímos que con esa actitud subíamos de nivel, pero no era así. Esa contradicción nuestra entre la realidad y lo imaginado es compleja, y espero que tenga solución. te reitero mis disculpas.
17 de abril de 2015, 15:38

Volvamos con Silvio Rodriguez y veamos su Sincera Opinion publicada hoy domingo 19 de Abril de 2015 en su blog “Segunda cita” la cual comparto en su totalidad.

Mi sincera opinión
¿Cómo podemos quejarnos de la falta de un periodismo más crítico y autocrítico, como tantos han hecho, y ahora caerle en pandilla a Fernando Ravsberg que, con su visión personal y comprometida de décadas viviendo en Cuba, desbarata constantemente la distorsión que comete buena parte de la prensa mundial con nuestra realidad? Considero un error enorme enfilarle los cañones a Ravsberg, por contar lo que ve desde su percepción personal.
Si la Revolución ha sido capaz de reconocer sus fallas, si revolucionarios de la talla de Fidel y el Che nos dieron innumerables veces la lección de volverse contra nuestros errores ¿qué significa el linchamiento de un periodista crítico?
Señores, volvamos a leer, asimilemos los discursos de nuestro Presidente, Raúl Castro.
Con perdón de los abnegados compañeros que puedan justificar los gritos de ¡a por él!; quitándome el sombrero ante los insignes académicos que a lo mejor sin darse cuenta inflan la guillotina; respetando muchísimo a intelectuales de grandes méritos y similares responsabilidades, me parece que este ataque simultáneo contra Ravsberg puede parecer campaña, reminiscencias de quinquenios grises y parametraciones, acto de repudio innecesario y contraproducente, además de injusto.
¿Realmente se hizo una divulgación correcta de las actividades colaterales de la Cumbre de Panamá? ¿Todos los aspectos de lo sucedido fueron bien mostrados y debidamente analizados? Yo estuve allí y sinceramente no me creo con toda la información. Ese bendito elegido que la tiene, que la organice y la publique, por favor.
Más allá de las imprecisiones que pueda haber en el escrito sobre la confrontación de la sociedad civil enviada por La Habana y la fletada por Miami, el compañero Ravsberg ha dicho lo que muchos piensan. No caigamos en la simpleza de creer que todo lo que se dice desde afuera es falso, automáticamente. Lo falso, lo artero es la razón que mueve a algunos a decir, los matices que a veces se subrayan, pero alguna que otra vez se pueden escuchar cosas que nos pican, sobre todo si están basadas en evidencias.
En tales circunstancias, demasiado a menudo aparecen injurias y chirridos, cuando lo que más falta hace es serenidad, lucidez para no caer en actitudes que son trampas a la inteligencia, y que los fabricantes de obtusos saben convertir en banderolas a imitar, incluso en otros ámbitos, para complicarlo todo más.
Otra cosa que quiero señalar es que demasiado a menudo, para ponerle correctivos a Ravsberg, clara o veladamente se señala su nacionalidad, como si tal cosa fuera una impedimenta. Ojo con el nacionalismo a ultranza. Espero que nunca olvidemos que Nuestra América no es una frase retórica, sino sangre de un mismo cuerpo que corre por nuestro continente, por nuestra Historia, con la hermandad como fundamento y destino.

El articulo Fernando de tan centrista que quiere ser no rebela toda la realidad y deja con dudas a mucha gente!
En el parque solo habian 4 personas de la delegacion oficial cubana que fueron a poner flores al busto de Marti. Los mercenarios de la sociedad civil miamense en mayoria amplia quisieron coger cajitas y se encontraron con un grupo importante de panamenños dispuestos a defender a los cubanos de esos 4 cubanos 2 mayores de edad! Si los mercenarios fueron a provocar, pero como siempre pensaron que seria facil! Fernando y Cia, tu bien sabes que estos mercenarios pagados por Miami no quieren que se acabe el bloqueo y menos que haya relacciones entre EEUU y Cuba, porque se le acaba el negocio! entonces Fernando no es correcto poner a los dos grupos al mismo nivel. No seria etico ni realista!

Muy bueno su articulo, acompa

Jorge Luis diaz

20 abril, 2015

Lamentable primer parrafo que anuncia desde un principio por donde van los tiros en este articulo. Fernando miente, tergiversa pero sobre todo oculta informacion. Intenta hacer aparecer a la sociedad civil NO enviada por la dictadura bajo el rotulo de “fletada desde miami”, “comandada por personas que han apostado toda su vida por la violencia” pero sobre todo como “provocadores de la otra parte enviada desde la habana”. Falso. Mientras que la parte preparada, financiada y esta vez si fletada por Raul Castro con un avion gubernamental para su traslado a panama, mostraba su “uniformidad” de criterio (no dialogamos con mercenarios) y de accion (orquestando mitines de repudio donde quiera que iban), la otra parte mostraba todo un abanico de organizaciones disidentes que nunca han ocultado sus diferencias, dispuestas a dialogar y exponer civilizadamente su version de la realidad cubana. Fernando no dice por ejemplo que a disidentes como Antonio Rodiles les fue retirado el pasaporte para que no pudieran asistir a la cumbre violando como acostumbra el gobierno cubano el derecho de sus ciudadanos a entrar y salir del pais donde uno nace. Fernando no dice que personas como Rosa Maria paya y Eliecer Avila querian en todo momento dialogar, conversar civilizadamente (por ahi andan los videos que no dejan mentir) y que fueron silenciados con gritos y violencia por las brigadas de respuesta rapida enviadas desde la habana. Al parecer a Fernado le parece bien que raul castro prefiera dialogar con un presidente extranjero y no con sus ciudadanos, se atreve a poner el ejemplo de que mientras obama se reunia con los disidentes cubanos raul mostraba todo su apoyo a maduro (al presidente otra vez de un pais extranjero) cuando deberia ser todo lo contrario. Dice para terminar que a raul y a obama “Los acompañan la mayoría de los estadounidenses, los emigrados y los cubanos que viven en la isla. La gente común, los que no pretenden inculcar sus ideas a nadie, los que son capaces de convivir con quienes piensan diferente, los que no se creen dueños de la verdad” entonces no se refiere para nada a “la sociedad civil enviada desde la habana” por el mismo raul castro, que mostro en todo momento su intransigencia con la otra parte y sus intensiones de inculcar sus ideas a patadas y gritos.

Qué bueno que se siga hablando de la sociedad civil.
Por cierto, estaba leyendo estadísticas vinculadas a PARTICIPACION CIUDADANA EN ELECCIONES. Me dio por comparar Florida, Miami Dade (dada la cantidad de cubanos residentes en este estado) y Cuba. Miren que cifras tan interesantes:
PRIMARIAS AGOSTO DEL 2014. (Voto real. Total de electores inscritos)
Florida: Menos del 20%. Miami Dade: Alrededor del 14.7%
ELECCIÓN PARCIAL DE 2010. (Voto real. Total de electores inscritos)
Florida: Alrededor del 49%. Miami Dade: Alrededor del 41.5%
EN CUBA. En estas últimas elecciones municipales, donde se suponen existen muchos más problemas económicos, sociales, políticos, etc, etc, etc hay mayor participación ciudadana en los comicios. Hasta la fecha ha participado alrededor del 85.1% de los electores en los sufragios.
¿ALGUIEN PUEDE FACILITARME UNA RESPUESTA LÓGICA?
Yo tengo una idea, pero después me van a tildar de apoyar al gobierno cubano y unas cuantas sandeces.

Desde el artículo hasta las opiniones son muy interesantes. Todas argumentadas y cuando uno las lee y reflexiona se da cuenta que así somos, un mundo diverso. La Cumbre de las Américas fue historia. Lo ocurrido allí es una historia de la que podrán hablar y escribir objetivamente quienes la vivieron intensamente en ese lugar. En ocasiones me pregunto: No será mejor hacer un periodismo objetivo, veraz… Claro, comprometido, pero con estos tiempos que nos llaman al diálogo, a una tolerancia sin perder principios, algo que aprendí desde muy joven cuando en la escuela nos enseñaban el verdadero Marxismo-leninismo… El cubano tiene ideas, sabe pensar… En lo particular no se lo que hubiera hecho en una oportunidad en que me quieren imponer la presencia del asesino del che y de quienes viajaban en el avión que estalló en Barbados. Esas agresiones no se olvidan. Tampoco se olvidan aquellos quwe manipularon aquella bomba que mató al joven de Copacabana, Es una prueba muy dura… Pero en esos eventos donde debe imperar el diálogo hubiera sido de un enorme impacto escuchar argumentos de asesinos, terroristas y disidentes para nosotros, y también a los cubanos que estamaos aquí, y que llegaron a Panamá a defender ideas, principios, a nuestra sociedad, esta que se ha forjado con Bloqueo, amenaza, período especial… Nos quedamos con el sabor de no haber tenido una verdadera confrontación ideológica, en la que uno desde aquí hubiera dicho, eso es verdad, aquí tenemos muchos ejemplos, esos que tocamos todos los días y son tan cotidianos, que parecen insignigficantes como que los niños vayan todos losdías a las escuelas uniformados y tenagan seguridad, coger un avión sin temor, llevar a cabo un tratamiento médico sin el miedo de un engaño, arguimentos muy sencillos, pero que hoy por hoy, pueden asombrar a un mundo donde la crisis y la economía de la familia agoaaabaia. Este artículo cuando lo leo junto con la respuesta de Silvio me hacen pensar que estamos urgidos de hacer un buen periodismo, talentos hay para que se logre, lo que se necesita es confianza y tambien respeto a la opinión. No digo con ello que no haya repercusión de lo dicho, en bien y en mal, sino hacerlo con respeto como la mayoría de las opiniones vertidas aquí.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

Incontenible

Opinión Gráfica