Matrimonio igualitario, primera polémica de la reforma constitucional

Cinco iglesias protestantes se declararon el pasado 28 de junio, fecha en que millones de personas celebran el Día del Orgullo LGBTI, contra el probable reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo en Cuba, anunciado por la diputada Mariela Castro en una conferencia de prensa realizada en mayo.

“Cuando sea el cambio constitucional podemos presentar todas estas propuestas… la idea principal es no demorarlas en ley nueva e incorporarlas en las que ya existen para que sea más expedito”, dijo la legisladora y directora Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Manuel Vázquez Seijido, subdirector del Centro, añadió que “los activistas por los derechos de la comunidad LGBTI en Cuba aprovecharán la capacidad de iniciativa de la diputada”.

Este anuncio, realizado ante la proximidad de la reforma constitucional que se emprende en Cuba, generó la polémica reacción de cinco de las denominaciones cristianas con membresía más numerosa.

La declaración suscrita por los líderes de la Liga Evangélica de Cuba, las convenciones bautistas de occidente y oriente, la Iglesia Evangélica Asambleas de Dios y la Iglesia Metodista en Cuba, plantea que “el matrimonio es exclusivamente la unión de un hombre y una mujer”.

En su segundo punto añade que “la ideología de género no tiene relación alguna con nuestra cultura, nuestras luchas de independencia, ni con los líderes históricos de la Revolución”, descartando así no solo demandas de la comunidad sexodiversa, sino reclamos de las mujeres.

“De igual manera, tampoco guarda ningún vínculo con los países comunistas, dígase la antigua Unión Soviética, China, Vietnam y menos aún Corea del Norte”, continúa diciendo la declaración.

Este discurso con implicaciones políticas ha provocado polémica, al menos en las redes sociales.

“Apelan a la supuesta contradicción entre la ideología de género y los regímenes comunistas que tanto han criticado”, dijo el activista Yadiel Cepero en el grupo público de Facebook Construyendo una agenda de la diversidad sexual en Cuba.

“Por mucho tiempo la presión religiosa se ha tenido como un mal menor”, comentó Ulises Padrón, especialista del Cenesex. “Ahora llega este documento que deslegitima las luchas de activistas”.

Hasta el momento estas reacciones no han sido respaldadas públicamente por las instituciones estatales y organizaciones religiosas comprometidas con la defensa de los derechos LGBTI, como el propio Cenesex y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), única denominación cristiana que promueve la inclusión de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Esta iglesia cuenta con el apoyo de Mariela Castro, quien asistió a varias ceremonias religiosas (algunas públicas) durante las jornadas contra la homofobia y la transfobia que organiza Cenesex.

Elaine Saralegui, la única pastora autorizada por ICM en el país, dijo a OnCuba que compartiría este domingo en sus redes sociales una reacción a la carta de las iglesias evangélicas. Sin embargo, aún no ha sido publicada.

Otros líderes religiosos con posiciones respetuosas hacia las minorías sexuales no respondieron a las solicitudes de entrevista.

Este 29 de junio, un día después de la polémica declaración de las iglesias evangélicas, ICM consagraba en Matanzas su primer templo en una celebración que reunió a decenas de cristianos LGBTI.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), organización que reúne a numerosas denominaciones cristianas del país, a su turno rehusó declarar sobre la carta contra el matrimonio igualitario y las familias homoparentales.

“Dentro de ese organismo no hay consenso respecto al tema de los derechos LGBT y la facción conservadora es dominante allí”, comentó Adiel González Maimó, estudiante de teología.

Las iglesias evangélicas, mientras tanto, solicitaron sin éxito la autorización del Partido Comunista de Cuba para marchar por las calles de La Habana “en defensa de la familia tradicional”.

“La marcha no fue autorizada, pero haremos un ‘clamor’ en todos nuestros templos este 14 de julio”, confirmó la presidencia de la Iglesia Metodista en Cuba.

Los metodistas figuran entre los principales impulsores de la campaña con el lema “Estoy a favor del diseño original”, en referencia al matrimonio exclusivamente heterosexual. Esta iglesia cuenta con más de 40 mil feligreses, según estadísticas recientes.

Parte de la campaña contra el matrimonio igualitario llevada adelante por un grupo de iglesias cubanas. Foto: Iglesia Metodista de Cuba en Facebook.
Parte de la campaña contra el matrimonio igualitario llevada adelante por un grupo de iglesias cubanas. Foto: Iglesia Metodista de Cuba en Facebook.

La Constitución cubana vigente, en su artículo 36, reconoce como matrimonio “la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común”. Hasta el momento 26 países del mundo contemplan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En medio de este debate, el VII Pleno del Comité Central de Partido Comunista de Cuba analizó la semana pasada el anteproyecto de nueva Constitución que preocupa a una parte de la comunidad cristiana.

Del texto solo ha trascendido que contiene “importantes modificaciones”, sin renunciar a “los preceptos fundamentales del sistema socialista”.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), única denominación cristiana que promueve la inclusión de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, publicó hoy una declaración oficial.

“A nuestros hermanas, hermanos con identidades sexuales y de género no heteronormativas, gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros, transexuales, queer, a las personas heterosexuales que defienden estas causas, a las familias diversas, a quienes han perdido la fe por causa de teologías medievales, queremos decirles: ¡Dios existe y les ama! Es poliamoroso y radicalmente inclusivo”, afirma ICM.

Artículos Relacionados

Comentarios

Super bueno compartir esto. Estoy a favor del matrimonio igualitario. Creo que por primera vez la sociedad cubana tendrá un debate público y legítimo con varios actores y posiciones.

Roberto Ramos Mori

9 julio, 2018

Gracias Maykel, Gracias OnCuba!

Con darle igualdad de derechos legales y ponerle otro nombre ser resuelve el asunto de igualdad de derechos y se evita el problema del vínculo social histórico de la palabra ‘matrimonio’ a la unión de un hombre y una mujer. Al final lo que cuenta son los derechos efectivos, no el nombre… creo yo.

Con perdon de los creyentes de esas Iglesias pero utilizar como justificante en contra del matrimonio gay a una ideologia que por si es anti religiosa (el comunismo) es aberrante y les quita cualquier tipo de credibilidad. Mencionar a los “lideres historicos” como justificacion es querer ignorar todo el daño que la revolucion, ideologicamente comunista, le hizo a las Iglesias en Cuba en los años 60 y 70. Se veran horrores.

Lidia M. Romero Moreno

9 julio, 2018

¡Excelente Maikel! Muy convincente. Un abrazo

Juan po

9 julio, 2018

No hay razón alguna para privar de libertad…solo hay derechos, obligación ,deber..con el respeto a la integridad humana…

Juan R.Oro

9 julio, 2018

Toda la vida el gobierno cubano ha sido homofóbico,ahora por decreto quieren imponer el matrimonio homosexual,en contra de la mayoría del pueblo cubano?

Ernesto

10 julio, 2018

Cambiar una ley es fácil. Prever sus consecuencias es algo más difícil. La autorización festinada de los matrimonios y, por ende de las familias Contranatura, traerá múltiples problemas que afectarán, indudablemente, el desarrollo de la sociedad y del individuo. Quién está autorizado a entregar en adopción un menor a una familia así? Podría un menor una vez arribado a la edad adulta, demandar al Estado por tener 2 padres o 2 madres, siendo así diferente sin haber sido su decisión? Mientras los LGTB……. no sean considerados como lo que realmente son: personas enfermas, como lo es un díabético por malfuncionamiento de glándulas o sistemas, seguirán operando personas para fabricarles penes y vaginas ficticios, que a nada sirven. Basta de politiqueria Sra. Mariela

Debería darles vergüenza a los representantes de estas Iglesias (y a todo el que los apoye) el hecho de querer imponer su ideología y puntos de vista al resto de la sociedad aún cuando la misma no forma parte de sus congregaciones ni comparte su forma de pensar. Si ellos no permiten en sus espacios el matrimonio igualitario porque es su creencia, que así sea, nadie se los impide.

¿Les gustaría a ellos que el resto de la sociedad les impusiera puntos de vista a ellos y los obligara a hacer cosas en las que no creen ni ven correcto? Estoy seguro de que no.

Las leyes deben estar diseñadas para permitir que todas las personas sean felices y hagan lo que quieran mientras no molesten a nadie más en el proceso.

“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo” (atribuida a Voltaire, pero realmente escrita por Evelyn Beatrice Hall).

Es que hay tantos derechos que reclamar en nuestro país y que solo porque Mariela Castro sea quien es, sea este tema es el que más suena en la agenda pública. Tal parece que lo único que nos falta para ser un país plural y justo es que se apruebe el matrimonio igualitario. La sociedad humana no está conformada por islas de derecho que funcionen independientes unas de otras. Hay que crear una base, un precedente, un suelo firme que además de preparar a la sociedad para intentos más ambiciosos brinde un pedestal sobre el que erigirnos a la hora de que querer mirar más allá del horizonte que limita a la realidad.

“la unión voluntariamente concertada entre personas con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común”

Gabriel

10 julio, 2018

Se ha caído en lo que quería el gobierno, que la atención al problema de los derechos de los homosexuales desviara la atención de temas más puntuales sobre los cuales el país necesita discutir. No me malinterpreten, los gays DEBEN tener el derecho de contraer matrimonio, pero que esa lucha no nos desvìe de problemas con igual o mayor magnitud: libertad expresión, de prensa, de reunión, estrategias para que el país salga de la miseria

tony 80

10 julio, 2018

Juan R. Oro, entonces quien es o era homofobico el gobierno o el pueblo? te contradices

Javier el otro

11 julio, 2018

Una consulta popular o un referendo (como ha sucedido en muchos paises) sobre este tema daria una idea de como la sociedad cubana se proyecta sobre este delicado tema.

Ernesto
Estoy de acuerdo con usted. Además, no creo sea necesario cambiar la constitución para permitir el casamiento entre dos personas del mismo sexo, hay cuestiones mas importantes que esas. En mi criterio no hay que discriminar a estas persona, ni que sean maltratados, pero de ahí a cambiar la constitución para permitir el matrimonio…. Por otra parte, el hombre viene al mundo primero como ser biológico a perpetuar la especie, y después es ser social.
Es criticable que se promueva tanto este asunto, al extremo que entonces a los que se están discriminando es a los heterosexuales.

jorgealejandro1

11 julio, 2018

Creo que este video de los que está pasando en Perú da una explicación al fenómeno, que va mucho más allá de defender que los gays no sean discriminados:
https://www.youtube.com/watch?v=pFbqI1gxV50

Una decisión de este tipo que tiene grandes consecuencias sociales y de todo tipo no puede ser tomada a espaldas del pueblo. Es antidemocrática, como todas las decisiones que toma el gobierno cubano. Tampoco es una cuestión de iglesias a favor e iglesias en contra. Muchas personas no necesariamente religiosas se oponen a la agenda política de los gays sin tener necesidad de citar la biblia o algo parecido.
El propósito del gobierno si es que van a dictar algo a favor sobre el tema es limpiarse de su mala imagen en este asunto y venderse como defensores de los “derechos humanos”. Después de todo, no les afecta en nada.

Yoalbert

12 julio, 2018

Y para todos esos que se dicen cristianos que no se atormenten tanto y que recuerden que en nombre de Dios y de sus iglesias mueren año tras años miles de niños en el mundo, mujeres y hombres de bien, al final cuantos de sus sucios sacerdotes no han hecho daño a niños inocentes. Espero que todas sus iglesias dejen de jugar a Dios porque nuestra constitución tiene la obligación de escuchar a todos los ciudadanos por igual, que viva el matrimonio igualitario. y si quieren respondan que tambien tengo para responderles a todos los supuestos hijos de dios

opinión:

Pienso que en la nueva Constitución no se va a aprobar el matrimonio igualitario. Sería una medida muy revolucionaria para un gobierno que hace rato dejó de serlo.

Es una pena que pocas personas en Cuba no tengan Internet barata, rápida y no sepan Ingles. No hay casi nada en Español. De ahí la falta de información sobre el tema de la agenda política de los homosexuales, sus estrategias y tácticas. Pero existe un libro escrito por dos homosexuales de la Universidad de Harvard: Marshall Kirk, un investigador en psiquiatría, y Hunter Madsen, un experto en las tácticas de persuasión pública y en marketing social. Su titulo en Ingles es: After the Ball: How America Will Conquer Its Fear & Hatred of Gays in the 90s. Ambos sin discusion personas muy inteligente. En el libro se instruye a los militantes de la Agenda política sobre las estrategias a seguir para promover la Agenda Gay. Es una especie de “Manual del militante Gay”. Estas estrategias se ven en todas partes, aunque por supuesto ocultando la fuente. El cambio de la opinión publica en Estados Unidos sobre este tema se debe en gran parte a ellos. Sobre el tema de las Iglesias dicen:

“Cuando las iglesias conservadoras condenan a los homosexuales, solo podemos hacer dos cosas para confundir la homofobia de los verdaderos creyentes. Primero, podemos usar la charla para confundir las aguas morales. Esto significa divulgar el apoyo a los homosexuales por iglesias más moderadas, planteando objeciones teológicas de la nuestra sobre las interpretaciones conservadoras de las enseñanzas bíblicas y la exposición del odio y la inconsistencia “.

Orland, difiero de ti. No veo nada “revolucionario” en el matrimonio homosexual. Mas bien todo lo contrario. Lo que puede suceder es que tanto el gobierno a pesar de políticas pasadas, como lo homosexuales, se necesiten mutuamente hoy en día. Unos por la constante perdida de apoyo en la ciudadanía y los otros por la imposibilidad de lograr sus objetivos por vías democráticas o por medio de un referendo nacional. El gobierno se apuntaría un tanto a nivel internacional sobre todo en la opinión publica norteamericana. A nivel nacional un cierto apoyo de la población homosexual seria por lo menos un aumento en la aceptación del sistema y demostrar que cambios sociales, por conflictivos que sean, se pueden hacer “desde arriba” dentro del marco del sistema comunista. La cuestión es, “como se le da la vuelta” al asunto. Ambos se necesitan y algo harán. Se puede esperar que incorporen en la constitución algo referente a la no discriminaron también por “orientación sexual”. Seria el primer paso para lograr una alianza con la Agenda Política Homosexual tanto a nivel local como en los otros países que la favorecen. .

jorgealejandro1

13 julio, 2018

No hace falta absolutamente ninguna fundamentación religiosa para no acceder a lo que es un absurdo por la propia naturaleza del matrimonio. Y esto no tiene nada que ver con discriminación. Todos los ciudadanos deben ser iguales ante la ley. Punto. Vuelvo a preguntar ¿Cuál es el objetivo real de tanta insistencia con una unión que no cumple con lo que sustenta el matrimonio desde el punto de vista jurídico, que es la protección de loas futuras generaciones? No se trata de “aceptar la diversidad”, puesto que una relación gay no es nada diverso , sino entre iguales. Esto es solo parte de un problema que se llama “ideología de género”. Hoy es el matrimonio, mañana la imposición a los niños en los currículos escolares (En Perú ahora hay una verdadera batalla entre estos ideólogos y los padres, que han creado un movimiento llamado “Con mis hijos no te metas” ); pasado que la gente diga que se percibe como un animal y haya que aceptárselo; después la retirada de la presunción de inocencia a los hombres; la ley del consentimiento sexual que tratan de pasar ahora en España; después la no aceptación de la evidencia empírica o científica que se cambia por una ideología que se va a tratar de imponer desde el estado. Es una escalada progresiva de ingeniería social deconstructora de nuestra civilización y nuestros valores que esá utilizando a las minorías conflictuadas como sujeto del cambio. Se llama “marxismo cultural o neomarxismo”. No se dejen engañar. Vayan a youtube y miren los videos de lo que pasa en España, Argentina y Perú.

Henry Domínguez Barrios

13 julio, 2018

La iglesia no es homofóbica, la iglesia es Bíblica, cada persona tiene un criterio particular y su propia definición de lo que es bueno o malo, pero la Biblia contiene la norma de Dios y la definición de Dios por la cual todo ser humano será medido y juzgado. Los cristianos nos acogemos al criterio de Dios, ese criterio está declarado en la Biblia, en ella están las reglas de moral, conducta y virtud más sublimes y ciertas de la humanidad. Si se quiere acusar la iglesia seria de pecadorfóbica, porque lo que rechazamos es el pecado, y el homosexualismo como conducta es pecado, de la misma forma que la mentira, el hurto, el odio, etc., las consecuencias del pecado son malas y en este caso constituye un ataque a la familia en su diseño original; una sociedad es tan fuerte como las familias que la constituyen, familias saludables, sociedad saludable. Quisiera proponer un dialogo respetuoso entre ambas posturas, para que tanto la iglesia como el movimiento LGBTI presenten sus argumentos cientifico, médico, social, historico, etc. a modo de debate, algo asi ocurrió en La República Dominicana, aqui les dejo el link del debate: https://www.youtube.com/watch?v=BoXeKMwp0sU

lo peor de la sociedad son los tranx .bien por la iglesia .el cenesex .es una crupcion

No creo que el gobierno incluya el tema del matrimonio gay en su modificacion, seria arriesgar la desaprobacion de la reforma en el plebiscito, pues es un tema álgido y ya la gente, que está acostumbrada a estar excluida de muchos derechos, reaccionaria a que le impongan esto que conspira con la familia tradicional. Realmente me asombra que hay personas que consientan con aprobar un matrimonio entre ambos sexos y con derechos a adopcion, esto va contra natura. No digo nada de persecución, pero todo tiene un limite. Tambien veo inadecuado que en el documento de las iglesias se invoque al pensamiento de regimenes y filosofias ya derrotadas por la historia, aunque algunos se obstinen en preconizarlas e imponerlas por decreto.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Diario

Semanal

Breaking News

Publicidad

El sueño del emigrante

Opinión Gráfica